En sector Hualpén: Médicos pensionados de Concepción dirigen ayuda a caleta de pescadores

113

Comunidad de Caleta Perone recibe ayuda de médicos pensionados de Concepción.

A unos 20 kilómetros de la ciudad de Concepción, en la península de Hualpén, se encuentra la Caleta de Pescadores Perone. Allí viven 26 familias en un lugar emplazado en un entorno natural rodeado de abundante vegetación y acantilados lo que hace del paisaje una hermosa postal.

No obstante, estas familias habitan un predio particular por lo que su constitución legal de caleta no la poseen. Esta situación, mantiene a sus cerca de 125 habitantes, adultos, niños y lactantes, en una situación de desmedro, ya que no cuentan, entre otras cosas, con los servicios básicos para su mantención y desarrollo. Tampoco tienen acceso a locomoción colectiva por lo que su desplazamiento es a pie o a “dedo” hasta la comuna de Hualpén y sólo en algunos casos en algún vehículo particular. Durante la época de invierno esta situación agrava aún más el panorama.

A partir del año 2013, el Capítulo de Médicos Pensionados de Concepción, CAMEPCO, decidió comenzar un programa de apadrinamiento de estas familias, siendo los primeros acercamientos para levantar información con fines diagnósticos. A dos años de esta tarea, CAMEPCO ha logrado una vinculación cercana y afectiva con los habitantes de la caleta y ha desarrollado diferentes intervenciones con el propósito de contribuir al mejoramiento de su calidad de vida.

Entre las actividades educativas y asistenciales realizadas en todo este tiempo y para las cuales se ha contado con el apoyo de médicos voluntarios, el apoyo financiero del H. Consejo Regional Concepción, el Fondo de Solidaridad Gremial y aportes de algunas instituciones privadas, destacan campañas de entrega de alimentos por grupo familiar, vestuario para diversos grupos etarios y acciones de prevención, educación y entrega de bloqueadores solares para el cuidado de la piel por exposición prolongada de pescadores a la luz solar. Esta intervención estuvo a cargo de la Dra. Lidia Medina, dermatóloga, quien fuera la primera presidenta del capítulo de médicos pensionados. Asimismo, la médico pediatra, Dra. Lilian Malig ha participado en la realización de cuidados y controles pediátricos.

En los últimos cuatro meses y con la colaboración de las odontólogas Karen Candia y Carla Urrutia, se realizó una intervención de higiene personal, salud bucal, técnicas de cepillado y orientación sobre las políticas públicas y beneficios de atención dental a las que pueden acceder en la red pública de salud.

Lo recreativo y lúdico no ha quedado fuera en este proceso de apadrinamiento. Celebración de Navidad y entrega de balones a los grupos deportivos, además de donación de elementos para la sede vecinal como un televisor, mobiliario y un botiquín de primeros auxilios también han sido parte de los apoyos entregados.

Durante 2016, el grupo de médicos pensionados, actualmente presidido por el Dr. Carlos Pérez, espera poder seguir contribuyendo con nuevas acciones al mejoramiento de la calidad de vida de estas personas que insertas a pocos minutos de la urbe se encuentran en una situación de aislamiento y escasa ayuda social.