Reportaje Médicos Mayores: La conferencia Zapata Díaz (1999)

68

Dr. Fernando Lanas Z., Profesor titular Facultad de Medicina – Universidad de la Frontera, Temuco.

Nota de la redacción: Continuando con el recuerdo de figuras de la medicina nacional, pero al contrario de lo acontecido con la mayoría de las “semblanzas” realizadas por esta publicación, que han sido de médicos de gran trayectoria y meritoria figuración, vamos a presentar figuras más jóvenes y menos conocidas, pero dignas también de un reconocimiento justo. Es el caso del Dr. Jorge Zapata Díaz (QEPD).

En Abril de 1954, el Directorio de la entonces “Sociedad Chilena de Cardiología” -todavía sin el apellido de “y Cirugía Cardiovascular”-, decidió crear una Conferencia anual llamada “Jorge Zapata Díaz”, en homenaje y recuerdo a la persona y obra de este destacado cardiólogo chileno que había fallecido en Enero de ese año, a los 31 años de edad. ¿Qué había hecho Jorge Zapata para merecer este reconocimiento pese a su corta existencia?

Estudió en la Facultad de Medicina de la U. de Chile y fue seleccionado para realizar un internado de cuatro meses en el Hospital Broussais de Paris en 1948. Allí, se relacionó con cardiólogos franceses y en el Servicio de Cardiología del Profesor Lenégre logró adiestrase en la técnica del sondeo cardíaco.

A su regreso a Chile, desarrolló esta técnica en el Servicio de Medicina del Profesor Garretón Silva, en el Hospital J.J. Aguirre. Antes de intentar esta técnica en pacientes, se insertó personalmente una sonda de cateterismo y caminando con ella al Servicio de Radiología, pudo comprobar su presencia en las cavidades derechas del corazón.

Recibió su título de médico en 1949 y entre ese año y 1952 realizó una formación en el Instituto de Cardiología de México, además de una estadía en la Clínica Mayo antes de regresar a Chile. Una vez de regreso, se dedicó a trabajar intensamente  en el estudio hemodinámico de pacientes cardiológicos y a fines del año 1953 presentó un cuadro hemorrágico y febril, diagnosticándosele una Leucemia aguda, probablemente consecutiva de su actividad laboral, de la cual falleció en Enero de 1954.

La Conferencia Zapata Díaz ha iniciado o culminado los Congresos de la Sociedad Chilena de Cardiología desde la década de los cincuenta. Los conferencistas han sido siempre destacados profesionales del ambiente nacional y han reflejado el interés de la Sociedad por temas diversos. Así, el abogado y profesor Alfredo Etcheverry habló en 1984 de los “Aspectos clínicos y legales de la práctica médica en Chile”, y en 1987, el Dr. Ennio Vivaldi dictó una conferencia sobre “Aplicaciones  de la Computación en Medicina. Estado actual y perspectivas”.

Durante los últimos años, el perfil del conferencista ha sido más identificable: destacados cardiólogos que han hecho una contribución importante al desarrollo de la Cardiología chilena a través de un trabajo como clínico o investigador.

 

Adenda del Dr. Oscar Román A.

Tuve la oportunidad de conocer personalmente a Jorge Zapata mientras realizaba mi internado y memoria de título en Electrocardiograma en el Hospital de la Universidad de Chile. Allí, el Dr. Zapata Díaz era un recién llegado, pero estaba trabajando intensamente en Hemodinamia, en un recinto dependiente de Rayos X, que no tenía nada de los últimos avances en Cardiología. Yo desconocía que se había realizado por sí mismo un sondeo cardíaco en su persona, emulando al iniciador de esta técnica, el alemán Dr. Forssmann, que lo había realizado en 1929. Pero en ese entonces, pasaron más de 15 años hasta que el Cateterismo cardíaco alcanzara ribetes científicos definidos con Cournand y otros a finales de la década del 40.

Zapata Díaz, viendo mi intrusión en su trabajo, me invitó a acompañarlo en un procedimiento rutinario. Comprobé, por un lado, su experticia y su entusiasmo, pero por el otro (sin que yo lo supiera entonces claramente), que utilizaba un antiguo y peligroso equipo radiológico, casi sin protecciones hacia el operador, lo que casi con seguridad determinó su enfermedad letal.