25 de años de Falmed: La historia y su importancia para los médicos de Chile

432

Por Bárbara Puga Larraín.

La salud en 1995: nace Falmed

Es importante retrotraerse en el tiempo. Veinticinco años atrás, Chile mantenía indicadores económicos que lo clasificaban como un país en vías de desarrollo. Con un per cápita de US$ 5000 y un 4% del PIB asignado a salud, las deficiencias en los diferentes niveles de esta área eran notablemente mayores a las actuales. No existían estándares ni políticas de calidad asistencial en ningún nivel de atención, ni tipo de establecimiento. La atención primaria transfería parte importante de la labor a los servicios de urgencia, con enormes falencias de recursos médicos, elementos diagnósticos y terapéuticos. Lo mismo sucedía en la atención hospitalaria, con servicios públicos sin los medios necesarios que garantizaran una atención de calidad, oportuna y segura. En esa época no existían estándares de profesionales y técnicos por cantidad de camas, y se contaba con mucho menos recurso humano calificado en salud que hoy, especialmente médicos y enfermeras, aun francamente falentes en el sector público.

En el ámbito privado, orientado a responder la demanda del 20% de la población de mayores ingresos económicos, probablemente no se carecía de posibilidades terapéuticas, pero sí de procesos requeridos para garantizar una atención con la mayor seguridad para el paciente. Todo lo anterior traía como consecuencia que la atención médica, realizada en un ambiente de precariedad y vulnerabilidad, fuera más insegura para el paciente y para el médico.

Por su parte, la población de Chile comenzó a tener un mayor acceso a la información y a la educación, que fue empoderando y cambiando el marco de la relación médico paciente, tornándola mas deliberante, participativa y exigente. La judicialización progresiva de la medicina debe ser entendida como parte inherente de este empoderamiento y mayor nivel de desarrollo del país. Me gustaría decir desde ya que la judicialización induce a una medicina defensiva, que exige un número exagerado de elementos diagnósticos y terapéuticos, con un consecuente encarecimiento que todos pagamos. Sin embargo, la progresiva judicialización ha sido también un potente promotor de mejoría en los estándares de atención de la salud en nuestro país. Nuestro compromiso institucional, además de garantizar una defensa de calidad a nuestros afiliados, pretende aportar los conocimientos necesarios que orienten el desarrollo de los adecuados estándares y buenas prácticas médicas para una atención en salud segura y de calidad.

¿Cómo fue el camino en la implementación de la Fundación?

Los resultados adversos se insertan mayoritariamente en una compleja interrelación de factores que se van sumando, condenando los resultados de la atención de salud. Haber entendido este contexto multifactorial, altamente específico, con una responsabilidad legal que recae únicamente en el médico, hacía necesario contar con una institución que diera una defensa correcta al médico y pusiera en marcha la educación médica continúa orientada a promover la lex artis. Esto fue lo que entendió tan claramente el Dr. Monlezun en su tiempo. Tener un organismo colegiado a cargo de una defensa justa, conocedora y bien fundamentada, y la educación en las buenas prácticas médicas, reduce de forma importante la judicialización y el estrés que ésta genera sobre los profesionales médicos, dándoles una mayor seguridad en su desempeño profesional y reduciendo el riesgo del error médico.

Sobre la Fundación

Lo primordial y lo que le da sentido a Falmed es garantizar una defensa justa a médicos en hechos de presunta mal praxis y promover el acto médico en el marco de la lex artis. Con posterioridad, se van sumando servicios que dan cuenta de la asistencia médica legal y educacional en otras materias vinculadas al quehacer médico y sus particularidades. Destaco la creación de la Unidad de Asistencia Laboral (UDELAM) que orienta, cuida y promueve las buenas prácticas laborales del quehacer profesional, la defensa a facultativos que han sido agredidos, y la creación de un seguro de responsabilidad profesional, que en su esencia es solidario, ya que no discrimina por especialidad ni por siniestralidad.

Defensa, protección y prevención

Nuestra Fundación es una de las instituciones que participan en un espiral virtuoso orientado a entregar una mejor atención en salud. Da una mayor seguridad a los equipos médicos y capacita para una atención médica más segura y de respeto por el paciente y su familia. Este efecto lo ejerce a través de la atención directa al médico afiliado, dándole contención y seguridad en momentos de importante vulnerabilidad, con una defensa legal de excelencia en el ámbito civil, legal, administrativo y laboral. Además, Falmed promueve los elementos que deben formar parte de una buena práctica médica a internos de medicina y médicos en general a través de diversos medios: cursos Por Una Medicina de Excelencia, charlas educativas, entrega del Manual del Ejercicio Profesional Médico, Pre Falmed como una mirada de educación y defensa hacia las nuevas generaciones. Es sabido que a mayor actividad preventiva la calidad asistencial mejora, dado que el ejercicio de la medicina se realiza con mayores resguardos y mejor manejo de los riesgos que le son propios. También es importante destacar que nuestra Fundación levanta jurisprudencia, participa en la elaboración de protocolos de buenas prácticas, define procesos para resolución adecuada de conflictos que sirven al Colegio Médico y al Ministerio de Salud en el desarrollo de políticas públicas, y junto a Colmed, ha participado activamente en la generación de leyes. El protocolo frente a agresiones a los equipos de salud, la ley “Consultorio Seguro”, y el protocolo frente a temas de acoso y abuso laboral y sexual, son ejemplos de esta labor. Falmed, además, aporta a la justicia chilena mediante una racionalización de la judicialización de la medicina, y del mismo modo podría ayudar en la contención del gasto asociado a salud.

“Quiero invitar a los médicos a no responder a la judicialización de la medicina con la medicina defensiva. La judicialización es la expresión formal de la desconfianza del paciente en el médico y en equipos de salud. La medicina defensiva es la expresión formal de la desconfianza del médico y los equipos de salud en el paciente y su familia. Un acto médico exitoso exige confianzas mutuas que deben ser promovidas por nosotros. Los invito a ejercer la profesión médica en el marco del amor. Sólo el amor en lo que hacemos nos dará el mejor marco ético y técnico para actuar.”


Colegio Médico: alma mater

La relación de Falmed con su alma mater, el Colegio Médico de Chile, es innegable y necesaria. Lo importante es que ésta se realice de forma clara, desde los roles que cada una de ellas tiene encomendados. Nuestra Fundación es parte del Colegio Médico y se debe a él, mantener esta relación de colaboración en el marco de nuestros estatutos y de las prácticas éticas sólo puede sumar.

La ética como valor transversal

Toda institución que se desempeñe dentro del marco irrestricto de la ética, del bien común, de la excelencia, es respetable y es un aporte para la sociedad. La Fundación de Asistencia Legal del Colegio Médico lo es. Su existencia aporta a la seguridad y a la calidad en la atención de salud de nuestro país. Me parece importante destacar que el directorio que me toca dirigir haya aportado con nuevos hitos a la institución: la modernización, la institucionalización con estándares de calidad y de transparencia en su gestión, la responsabilidad y compromiso frente a cada uno de nuestros afiliados, entre otros. Falmed hoy goza de mayor prestigio y entrega un mejor servicio a sus afiliados y a los médicos de Chile.

¿Cómo llega Falmed a estos 25 años?

Llega bien, fortalecido. Con una estructura organizacional y gestión robustecidas. Tengo la confianza de que en esta celebración de los 25 años de Falmed, le rendimos nuevamente tributo al Dr. Monlezun, con una Fundación que ha reforzado la atención a sus afiliados a través de un trato más personalizado y responsable, y de una educación con mayores estándares de calidad y proactiva. Nuestro apego a la ética, a la probidad, a la transparencia son los regalos que venimos a ofrecerles hoy. Muchas gracias a cada uno de los colaboradores que conforman esta institución y que le dan este prestigio…

¡¡¡Feliz Cumpleaños Falmed!!!

Foto: ECIF 2019.