Editorial: ¿Qué esperamos de las nuevas autoridades de salud?

171

No es un misterio que quienes hoy lideran tanto el Ministerio de Salud como las Subsecretarías, son rostros conocidos dentro de nuestra institución. Hasta sus nombramientos, la Dra. Begoña Yarza, actual Ministra, presidía nuestro Departamento de Trabajo Médico; el Dr. Cristóbal Cuadrado, Subsecretario de Salud Pública, encabezaba el Departamento de Políticas de Salud y Estudios; y el Dr. Fernando Araos, Subsecretario de Redes Asistenciales, era Secretario Técnico del Departamento de Salud Pública del Consejo Regional Santiago.
Para los más optimistas, esto es un buen augurio respecto a las relaciones que podamos tener con las nuevas autoridades; pero, también, los más críticos o desconfiados, podrían pensar que mantendremos una actitud tolerante. Sin embargo, como Mesa Directiva Nacional, tenemos claros cuáles son nuestros objetivos, que apuntan a conseguir mejoras para nuestros colegiados y colegiadas, a través de las cuales podamos otorgar una mejor atención en salud a la comunidad y, tal como lo hemos hecho con autoridades anteriores, nos mantendremos disponibles para un trabajo conjunto en esa dirección. Pero, también, les podemos asegurar que alzaremos la voz cuando sea necesario.
Dicho esto, estamos convencidos que, para mejorar la salud del país, es fundamental mejorar las condiciones de sus trabajadores y trabajadoras, para lo cual creemos que es necesario dar cumplimiento a los compromisos que habíamos alcanzado como gremio con las antiguas autoridades ministeriales, pero que, lamentablemente, jamás se concretaron. Por ello, dentro de nuestras prioridades estarán conseguir que se otorgue el pago de asignaciones de estímulo de la ley 20.816 a todos los especialistas APS, de forma retroactiva; que se pague la asignación de la Ley 20.816 a los médicos de familia en cargos directivos en reparticiones municipales; y que se regulen las asignaciones de la Ley 19.664. Asimismo, volveremos a solicitar que se dé la calidad de funcionario a los médicos y médicas Residentes; el aumento de cargos para médicos EDF; el cumplimiento y mejora de los protocolos de Acoso Sexual; el apoyo para poder lograr la anhelada recuperación de la tuición ética; y que se retire el Proyecto de Ley de modificación del Libro V del Código Sanitario, que, en opinión nuestra, es un riesgo para la calidad de atención brindada a nuestros usuarios; entre otras materias.
En cuanto a la pandemia, que seguirá siendo uno de los principales focos de las nuevas autoridades, consideramos relevante consolidar algunas de las estrategias que ya han sido exitosas, como la de vacunación, y buscar estrategias que permitan llegar al grupo de rezagados, que alcanzan casi 1 millón de personas. Igualmente, creemos necesaria una nueva gobernanza, que sea inclusiva, tomando en cuenta la opinión de la comunidad, las sociedades científicas, los gremios, entre ellos el Colegio Médico, funcionarios de la salud y la academia, para la toma de decisiones; y con una mayor transparencia, que permita generar la necesaria confianza de la ciudadanía en las medidas que se implementan.
Valoramos los anuncios realizados en esta línea, pues hay muchos elementos que nos parecen interesantes y que hemos pedido hace mucho tiempo. Por eso, nos mantendremos expectantes y vigilantes, para ver de qué forma se llevan a la práctica y evaluar sus resultados.
Como Colegio, nos interesa alcanzar un adecuado control de la pandemia lo antes posible, puesto que estamos seguros que esto nos va a permitir dedicarnos con mayor énfasis a otro de los grandes problemas que tiene el país, que es la atención de las largas listas de espera que se han incrementado como consecuencia de los dos años de pandemia.
Asimismo, nos preocupa que se dé especial atención a los problemas del personal de salud, que debido a la crisis provocada por el covid-19 se ha visto claramente afectado. Debemos ver cómo mejorar sus condiciones de trabajo, aportarle los elementos de seguridad y un ambiente laboral adecuado, así como también abordar de forma muy especial los problemas de salud mental que hoy les aquejan.
Finalmente, creemos necesario y una medida de justicia, extender el descanso reparatorio en el contexto del COVID-19 a los funcionarios del sector privado, demanda que seguiremos impulsando con fuerza desde nuestra institución.
El Colegio Médico ha sido un actor relevante y participativo en las definiciones de las políticas públicas de salud del país durante sus más de 70 años de existencia y en honor a esta historia es que seguiremos manteniendo ese rol preponderante dentro de la sociedad, que nos permita ir en directo beneficio de nuestros asociados y asociadas.

Dr. Patricio Meza Rodríguez
Presidente
Colegio Médico de Chile