El rol del Colegio Médico en la defensa de los Derechos Humanos

404

Detenciones violentas, golpizas, heridas por perdigones, torturas, abusos sexuales y el triste récord de más de 200 personas con trauma ocular severo, fueron parte de las denuncias y de los casos que recibió el Gremio durante las manifestaciones. Durante los días de movilizaciones en Chile, el Colegio Médico procuró, a través de diversas instancias, la protección y respeto de los DDHH de la ciudadanía.

Por D. Zúñiga Ríos

—¡No más balines, ni perdigones. Queremos justicia para los luchadores! —grita un grupo de jóvenes. Es 13 de noviembre, y en el frontis de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte se manifiestan amigos y compañeros de universidad de Gustavo Gatica, el estudiante de psicología de 21 años que fue herido con balines en ambos ojos el 8 de noviembre, mientras participaba de una manifestación en Plaza Italia. La Dra. Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico de Chile, y el Dr. Enrique Morales, presidente del Departamento de DDHH del Colmed, también asisten al lugar, porque acompañan al ex Fiscal Carlos Gajardo, abogado de la familia, a presentar una querella criminal en contra de quienes resulten responsable por las lesiones de Gustavo.

El 8 de noviembre, día del incidente, el estudiante fue inmediatamente internado en la Clínica Santa María de Providencia. Al día siguiente, el Dr. Patricio Meza, vicepresidente de la Orden y oftalmólogo, fue a visitarlo y a conocer su diagnóstico: por el impacto de los balines quedó ciego del ojo izquierdo y con altas probabilidades de perder la visión en el derecho. Para ese día, Chile alcanzaba el triste récord mundial de más de 200 personas con traumas oculares severos en contexto de manifestaciones sociales. Por ese motivo, el Dr. Meza reiteró el llamado que se hizo a la autoridad desde el primer balance, cuando aún no se superaba la treintena de heridos: eliminar el uso de balines para el mantenimiento del orden público en el marco de protestas.

Según el catastro del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) obtenido gracias a la fiscalización de observadores en manifestaciones, recintos hospitalarios y comisarías, tras 26 días de manifestación (al cierre de esta edición) se había registrado en Chile:  2.365 heridos, de los cuales 217 correspondían a trauma ocular, 774 por disparo, 400 por arma de fuego no identificada y 1.104 por golpes y gases; y se habían presentado 335 acciones judiciales, que incluían querellas por homicidio, violencia sexual, lesiones y tortura, entre otros.

Desde el inicio de las protestas callejeras, el 19 de octubre, el Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico, liderado por el doctor Enrique Morales, trabajó sin descanso para prestar ayuda a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos. A través de redes sociales, se viralizó rápidamente una información que invitaba a quienes sufrieran vulneraciones de derechos por parte de agentes del estado, a realizar constatación de lesiones a través del Dpto. de DDHH del Colmed. Sin embargo, tuvo que ser aclarado, debido a que los organismos oficiales para constatar lesiones son los servicios de urgencia de la red asistencial de salud y en el caso de agresiones sexuales, el Servicio Médico Legal, que cuenta con un sistema de atención de urgencia. En dicha oportunidad -y ante las numerosas consultas recibidas por distintas vías-, se aclaró que el apoyo que brinda esta instancia es el de hacer informes médicos de denuncias de vulneración de derechos humanos de personas que relatan haber sufrido tratos crueles, inhumanos, degradantes o tortura, por agentes del Estado. Para facilitar este proceso, se dispuso de un formulario web para denuncias en el sitio web del Colegio y de un protocolo para médicos y miembros del equipo de salud que quisieran apoyar con estos informes o hacer llegar la información para registro.

A pesar de la gran cantidad de solicitud de informes médicos de lesiones, las cifras entregadas por la autoridad durante los primeros días hablaban de un número bajísimo de civiles heridos, generando ruido entre los peritos del departamento, pues no coincidía con la demanda que ellos estaban recibiendo. Ante este escenario, el Colegio Médico comenzó a denunciar un “cerco informativo” y se hizo un llamado a que el levantamiento de información por parte de los servicios de salud fuera lo más transparente posible, lo que mejoró notablemente con los días.

“Los lesionados difieren de los totales entregados por el Gobierno con respecto a lo que podemos observar en una pequeña muestra que hemos tomado en la Región Metropolitana. Establecer un cerco informativo y no tener la transparencia debida, es ser cómplice de la vulneración de DDHH generalizada que está ocurriendo en el país”, denunció el 23 de octubre el Dr. Enrique Morales ante la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

El caso de Josué

El Colegio Médico de Chile condenó también la violencia sexual y tortura que sufrió Josué Maureira, estudiante de medicina de la Universidad Católica, por parte de Carabineros de Chile, quienes lo detuvieron el día 21 de octubre en la 51° Comisaría de Pedro Aguirre Cerda, y luego lo trasladaron a la Cárcel Santiago 1. El joven se encontraba realizando primeros auxilios, en el contexto de las manifestaciones.

En la tarde del Lunes 28 de octubre se realizó una concentración a las afueras de la Fiscalía Metropolitana Sur en San Miguel, en apoyo del joven. Colmed se hizo presente en la instancia a través de los Departamentos de Género y Salud y de Derechos Humanos, junto a la agrupación Médicos Generales de Zona.

El compromiso del Colmed por los DDHH

A menos de una semana del inicio de las manifestaciones, el Departamento de Derechos Humanos fue requerido por las comisiones de la materia del Senado y la Cámara de Diputados. El día 23 de octubre, presentó un balance que, de acuerdo a la experiencia en estas situaciones, evidenciaba que “no hay respeto a las normas de procedimientos de las policías y normas militares. Están vulnerando derechos”.

El Colegio también unió fuerzas con la Sociedad Chilena de Oftalmología para solicitar suspender uso de balines por parte de Carabineros y FF.AA., a raíz de las preocupantes cifras de trauma ocular severo. El presidente del gremio oftalmológico, el Dr. Dennis Cortés, señaló que estos casos, en su mayoría irreparables, “constituyen una emergencia sanitaria que debemos enfrentar” y que se debían cambiar los protocolos.

Colmed también entregó antecedentes sobre vulneraciones de Derechos Humanos en reunión con Amnistía Internacional, organización representada por Ana Piquer y Pilar San Martín, investigadora del equipo de crisis, quien valoró la información entregada, pues “viene directamente de personal médico, de peritos que están enfrentando cada día esta situación y que ven directamente a los pacientes”. En cuanto a las cifras, afirmó que “son bastante impactantes. Nos han explicado cómo han registrado que la mayoría de las localizaciones de las lesiones están en zonas letales, como en la cabeza y la parte del tórax, eso es muy preocupante, porque significa que tenemos una fuerza pública que está disparando a dañar. Eso es de suma gravedad”.

Igualmente, los primeros días de noviembre, el Dpto. de DDHH del Colegio Médico de Chile, participó de una reunión con misión de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos para entregar información a los observadores del organismo sobre los casos de vulneración durante las manifestaciones por parte de agentes del Estado. Más de 100 organizaciones no gubernamentales y representantes de la sociedad civil participaron del encuentro.

Finalmente, el Departamento de Derechos Humanos trabajará en la elaboración de un informe que sirva de insumo para que estos actos sean reparados por parte del Estado y que contribuyan a que no se vuelvan a repetir hechos de este tipo.