Evacuación aeromédica en pandemia: La alianza SAMU-FACH para un traslado seguro de pacientes

54

Por Pedro Soto Palma, periodista de Falmed

El Dr. Julio Barreto, jefe Unidad de Evacuación SAMU Metropolitano, relata a FalmedEduca cuáles fueron los principales desafíos que presentó la pandemia para trasladar de forma aérea a pacientes críticos afectados por el Covid-19 y cómo se elaboraron nuevos protocolos para garantizar su seguridad.

¿Cuál era el estado de la evacuación aeromédica en Chile prepandemia?

La situación en el país en cuanto a evacuaciones aeromédicas, desde el punto de vista público, ha sido nula. Como SAMU, históricamente hemos realizado evacuaciones muy esporádicamente, y en situaciones puntuales de desastre. Mantenemos un convenio con la Prefectura Aérea de Carabineros para traslados de hospitales de la Región Metropolitana que están alejados del perímetro urbano. En la parte privada, han existido varias empresas que realizan traslados aeromédicos en forma regular, y prestan sus servicios hace algunas décadas.

¿Cuáles fueron los principales desafíos a los que debieron adaptarse para hacer traslados seguros?

Primero, la creación de un equipo permanente para Evacuación Aeromédica (EVACAM), la cual quedó representada por funcionarios de todos los estamentos de intervención (médico, reanimador, paramédicos, conductores). Luego, adaptarnos a cápsulas de aislamiento, sin que esto fuera en desmedro de nuestros pacientes. Todos nuestros equipos están certificados para traslados aeromédicos. También, preparamos a nuestro personal sobre temas de medicina aeroespacial. Tenemos cursos sobre el tema, y pudimos desarrollar un manual de procedimiento de pacientes encapsulados. Además, desarrollamos para todos los funcionarios un curso de traslados de pacientes altamente infecciosos. Además, desarrollamos el curso de logística de vuelo. Finalmente, debimos adaptarnos a las normas de la FACH, sus normas y códigos de conducta, por cuanto son aviones militares y debemos operar bajo sus normativas estrictas. También debemos coordinar con nuestros SAMUs regionales, quienes nos apoyan con sus móviles y su personal.

¿Cuáles son las decisiones más complejas, desde la perspectiva ética, que deben tomar para evacuar a un paciente Covid-19?

La priorización se hace en base a una lista de condiciones que deben cumplir los pacientes, y que son entregadas a las unidades UCI de los hospitales, quienes hacen su selección de acuerdo a lo solicitado. Hemos tenido que flexibilizar dichas condiciones para trasladar a ciertos pacientes que están al límite de lo solicitado, sin que esto afecte su estado crítico producto de su enfermedad.

“Se busca que esta alianza sea reconocida a nivel del Estado como una unidad estratégica para el traslado de pacientes críticos infecciosos”

Dr. Julio Barreto

Jefe Unidad de Evacuación

SAMU Metropolitano.

¿Cuál es la experiencia que puede transmitir a los médicos, en términos de seguridad médica y condiciones adversas, para enfrentar este tipo de labor?

La redacción y formalización de protocolos y procedimientos tiene, como finalidad, hacer que se respeten de manera estricta. La planificación de una operación, la realización del “briefing” o revisión de la operación antes de partir, son puntos cruciales que se deben realizar dentro de una misión o traslado aeromédico.

¿Qué aspectos son los más beneficiosos de la evacuación aeromédica y cómo podría mejorarse a futuro?

La única manera de ser mejores es manteniendo en el tiempo esta alianza estratégica SAMU-FACH, perfeccionarla más, con preparación de nuestro equipo SAMU en temas aeroespaciales, y de funcionarios FACH en temas prehospitalarios. Se busca que esta alianza sea reconocida a nivel del Estado como una unidad estratégica para el traslado de pacientes críticos infecciosos, y responder en caso de desastres y catástrofes de manera rápida y profesional, como hemos venido haciéndolo.