Un Colegio más ordenado que crece y se moderniza

234

Tras asumir la administración del Colegio Médico, una de las principales tareas de la nueva Mesa Directiva Nacional estuvo enfocada en resguardar la máxima probidad en el manejo del patrimonio y elevar los estándares de funcionamiento del Colegio.

Para ello, se ha llevado a cabo una política de austeridad, disminuyendo gastos en concepto de uso de taxis, hotelería y otros, además de usar los recursos estrictamente para el desarrollo de la actividad gremial, evitando financiar proyectos que tenían que ver más con el desarrollo y más personal que colectivo, como publicaciones de libros o donaciones a instituciones o actividades externas.

También, se ordenaron las contrataciones dentro de la institución, con definiciones de perfiles de cargo. Igualmente, se potenciaron áreas estratégicas para el trabajo gremial, con nuevas profesionales que robustecieron los departamentos de jurídica, contabilidad y comunicaciones. En vista de la gran diversidad entre los valores de la cuota social de los distintos Consejos Regionales, en la Asamblea de Coyhaique (2018) se decidió establecer rangos máximos de variación en las cuotas regionales que permitan transitar a un valor único, considerando los promedios de las cuotas existentes, sin perjudicar el financiamiento de los regionales. También, se definió la normalización de las cuotas sociales, que pasaron de cinco (Entera, 3-9 años, joven, becado y APS) a tres (Entera, joven y APS). La actual Mesa Directiva Nacional, en el año 2018, acordó unificar su sistema contable con el fin de mejorar su control, lo cual significó la digitación de todos los ingresos y gastos desde enero 2019 en adelante, e incorporó un módulo de control de tesorería, todo lo cual permitió detectar situaciones anómalas, como, por ejemplo, las deudas que los consejos regionales mantenían con el Consejo Nacional por las cuotas sociales que perciben directamente de los afiliados y que algunos regionales no enviaban oportunamente al Consejo Nacional. El software anterior no relevaba esta información.

El proceso de cambio fue fundamental para detectar el fraude dentro del Consejo Regional Valparaíso. Tras una reunión durante el primer semestre de 2019, para abordar la deuda por cuotas sociales hacia el Consejo Nacional, se acordó hacer una revisión exhaustiva de la cuenta corriente del Regional y de todos los pagos hechos, para cuantificar con exactitud el monto reconocido como deuda por dicho Consejo y que debía ser solventado, con lo que se reveló el fraude. Además, la profesionalización de la unidad de recaudación ha mejorado el análisis y control, lo que favoreció el proceso de detección.

Cabe señalar que apenas se tomó conocimiento de la situación, la Mesa Directiva Nacional procedió de forma inmediata a intervenir administrativamente el Regional y se despidió al administrador por incumplimiento grave de sus funciones. Además, se interpuso una querella criminal por apropiación indebida contra quienes resultaran responsables. A la fecha, la investigación realizada por el Ministerio Público da cuenta de que los cheques fraudulentos detectados se extienden desde, al menos, el año 2014.

Muy importante también fue el ordenamiento interno de los estamentos del Colegio Médico, como el caso de nuestra Fundación de Asistencia Legal, donde luego de constatar que se realizaron pagos a miembros del anterior directorio que no cumplían con los requisitos legales y estatutarios, se decidió actuar con total apego a la norma que prohíbe que los directores de una fundación reciban honorarios.

Actualmente, FALMED cuenta con una situación financiera sana y números azules. Al hacerse cargo el actual directorio, en julio de 2017, se realizaron una contraloría y auditorías externas que revelaron un desorden administrativo y contable, con problemas de registro y control, situaciones que ya han sido subsanadas.

En el caso del Fondo de Solidaridad Gremial, se realizó una revisión de los beneficios, estableciendo requisitos claros, para fijar un criterio común y parejo para la entrega de los mismos, terminando con la aplicación de juicios personales. Por su parte, los préstamos otorgados a las entidades que integran el COLMED, consejos regionales y Club Médico, han cumplido, estrictamente, con lo que la reglamentación interna plantea. Todos están constatados por escrito, indicándose el monto prestado, la forma de pago y los años de duración, quedando debidamente garantizados.

En el Club Médico, situaciones accidentales, como el fuerte nevazón del año 2017, que provocó el colapso de la estructura de la piscina temperada, y el lamentable accidente eléctrico con resultado de muerte de un funcionario en octubre de 2018, obligó a su directorio a hacerse cargo de desafiantes mejoras e importantes inversiones. Se construyó un nuevo edificio para la piscina temperada, el cual se importó desde Estados Unidos, y se cambió todo el sistema eléctrico del Club, para adecuarlo a la normativa vigente, exigida por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. Lo anterior, complejizó el funcionamiento del recinto durante 2019, pero ya se encuentra operativo al 100%.

A nivel de Consejos Regionales, se autorizaron inversiones para las adquisiciones de nuevos inmuebles por parte del Consejo Regional Valparaíso, Osorno, Maule, Valdivia, además de reparaciones en distintas sedes, a costa de los respectivos regionales.

Respecto a la construcción del nuevo Edificio Esmeralda, cabe mencionar que este proyecto nació como idea en 2012, siendo desarrollado durante la administración anterior. La actual Mesa Directiva Nacional, con el apoyo del Consejo Nacional, consideró una decisión de estado el mantener y llevar adelante la construcción del nuevo edificio, considerando que ya existía una inversión cercana a los $150 millones de pesos en el desarrollo del proyecto, además que el permiso de construcción, obtenido en 2017, vencía a fines de 2019, el cual, en caso de caducar, no permitiría generar el proyecto a futuro, por la normativa de Conservación Histórica.

En cuanto a su financiamiento, se desechó la modalidad propuesta en un inicio, de costear 1/3 del proyecto el Colegio, FALMED y el FSG, reemplazándolo por una solicitud de crédito, para el cual se estableció que la garantía es sólo la propiedad de calle Esmeralda, donde se ubicará el nuevo edificio. Finalmente, durante estos años, el número de colegiados ha aumentado constantemente, alcanzando un total de 29.213, a un ritmo promedio de 1.500 nuevos asociados por año.