Agresiones a médicos: Una realidad preocupante

424

NOTA-MGZ-PAG-32Luego de brutal agresión en el Hospital de Quintero, la Agrupación de Médicos Generales de Zona realizó un sondeo para determinar la frecuencia con que ocurren estos incidentes.

 

Mientras ejercía sus funciones en el recinto de Quintero, posterior a un turno de 24 horas, un Médico General de Zona (MGZ) fue encerrado por dos familiares de un paciente, propinándole múltiples golpes y generando lesiones faciales, y heridas que llegaron a requerir sutura. Lamentablemente, no era la primera vez que un funcionario de este establecimiento sufría situaciones como la descrita.

Este hecho, ocurrido el 17 de febrero, es un caso más que se suma al 70% de los Médicos Generales de Zona que consideran haber sido violentados por un paciente o familiares de pacientes, según un sondeo realizado por la Agrupación de MGZ.

El Dr. Felipe Cayupi, presidente de la Agrupación de Médicos Generales de Zona, señaló que “la gran mayoría manifestó haber recibido estos dos tipos de ataques, tanto en lo físico, como el verbal”.

Asimismo, agregó que “las falencias del sistema, como la falta de medicamentos, la falta de camas y la necesidad de contar con más especialistas, genera una molestia que revela un sistema colapsado. Además se debe tomar en cuenta también que los trabajadores no se sienten seguros y eso los desmotiva para continuar en la red”, indicó.

En la actualidad, existen en Chile 1025 Médicos en Etapa de Destinación (ex Médicos Generales de Zona), quienes se desempeñan en postas, consultorios, hospitales de baja y mediana complejidad. La mayor proporción de Médicos EDF se concentra en los Hospitales de Baja complejidad, donde cumplen múltiples labores, tanto clínicas como administrativas, además de dar continuidad a rotativas de turnos de urgencia 24 horas al día, los 7 días de la semana.

Según los datos recogidos en el Censo realizado el 2015 por la Agrupación de MGZ, las consultas de urgencia en hospitales de baja complejidad alcanzan un promedio de 96 por turno, detectándose centros que superan las 200 consultas diarias, que en la mayoría de los casos son atendidas por sólo un médico.

Tomando el pulso a las agresiones.

La actual directiva de la agrupación de MGZ que encabeza el Dr. Cayupi realizó un sondeo electrónico con el objetivo de determinar qué tan frecuentes son las situaciones de agresiones a Médicos Generales de Zona, de acuerdo al centro en donde se desempeñan y además de la sensación de seguridad que es percibida por los mismos MGZ.

Esta consulta, se envío a la totalidad de facultativos del país (más de 1.000 médicos), la cual recogió información de 305 profesionales sobre percepción de seguridad, si habían sido víctima de agresiones, medidas de seguridad y tipo de establecimiento de desempeño.

 

Un complejo diagnóstico y tratamiento

 

Estos incidentes representan sólo una parte del total de agresiones, las que en su mayor parte las recibe el resto del personal de salud y generalmente son verbales.

Las causas del estado actual en la seguridad en este tipo de establecimientos merecen un análisis profundo, que busque de manera seria erradicar cualquier situación de violencia. Para ello se debe resguardar al personal que se desempeña en recintos de baja complejidad, especialmente en aquellos en que funcionan servicios de urgencia. Actualmente sólo un 64% cuenta con algún tipo de medida de seguridad.

Además se debe aumentar el personal que trabaja en aquellos lugares donde la dotación actual es insuficiente, dado la alta demanda de usuarios, entendiendo que la sobrecarga laboral y los mayores tiempos de espera contribuyen a este tipo de agresiones. El 2013 la agrupación elaboró una propuesta que establece un compromiso de aumento de dotación que busca mejorar la presencia médica en los Servicios de Urgencia y una propuesta de aumentar el número de médicos donde existe mayor demanda asistencial.

 

Resultados de la encuesta:

 

Del total de encuestados, 99 (30%) se desempeña en Consultorios, mientras que 197 (59%) y 38 (11%) los hacen en hospitales de baja y mediana complejidad, respectivamente.

Del total, un 64%% declaró haber sido víctima de agresiones verbales, un 2% de agresiones físicas, mientras que un 10% declaro ambos tipos de agresiones (porcentajes se sobreponen). Un 23% declaró no haber sido víctima de agresiones.

Respecto a las agresiones en el resto del personal de salud en el establecimiento, un 35% declaró que éste habría sido víctima de agresiones verbales, mientras que un 8% declaró que en algún momento lo fue de violencia física. Un 54% declaro que su personal habría sido víctima de agresiones tanto físicas como verbales. Un 4% declaró que su personal no habría recibido agresiones.

 En relación al análisis por tipo de centro, nos encontramos con lo siguiente:

 

  1. Agresiones a médicos según tipo de establecimiento:

 

  1. Consultorios: Un 5% declaró haber sido víctima de violencia física y verbal, un 60% de agresiones verbales, mientras un 36% declaró no haber recibido agresiones.
  2. Hospitales de Baja Complejidad: Un 64% declaró haber sido víctima de violencia verbal, un 4% de agresiones físicas, mientras un 13% declaró haber recibido agresiones tanto físicas como verbales. Un 19% declaró no haber sido víctima de agresiones.
  3. Hospitales de Mediana Complejidad Un 79% declaró haber sido víctima de agresiones verbales y un 11% declaró haber recibido agresiones tanto físicas como verbales. Un 11% declaró no haber sido víctima de agresiones.

 

  1. Percepción de seguridad según tipo de establecimiento:

Un 64% de los médicos señalaron que se sienten seguros en los consultorios; un 45% en Hospitales de Mediana Complejidad y un 44% en Hospitales de Baja Complejidad.

[fancygallery id=»1″ album=»32″]