Crisis de las Isapres: Con el foco en los pacientes y prestadores

472

Sin duda que el fallo de la Tercera Sala de la Corte Suprema, que obliga a las Isapres a hacer uso de la tabla de factores de riesgo elaborada por la Superintendencia de Salud el 2019 y que generaría excedentes que debieran ser devueltos a los afiliados al aplicarse las nuevas condiciones, ha generado gran incertidumbre para quienes dependen o tienen un grado de relación importante con las aseguradoras privadas de salud, ya sea como beneficiarios o como prestadores  institucionales e individuales, entre los cuales hay un número importante de médicos y médicas.

Es por ello que este tema ha sido de gran relevancia para nuestro Colegio y ha estado en el centro del debate y de nuestra labor gremial, tanto de la Mesa Directiva como del Consejo Nacional, entendiendo que si bien el sistema de financiamiento a la salud, tanto público como privado, ha mostrado falencias que requieren ser corregidas, este escenario de crisis no es el más idóneo para aplicar una reforma profunda al sistema.

Y es que un eventual colapso de las Isapres no solo pone en riesgo a quienes cotizan en este sistema, sino también a quienes están en FONASA y, especialmente, a clínicas y centros médicos que pudieran verse arrastrados por esta situación. Y en un momento en que tenemos largas listas de espera, que han aumentado por la gran cantidad de atenciones que se vieron desplazadas por la pandemia y con pacientes que, por esta falta de detección precoz o tratamiento oportuno, ven agravadas sus patologías, no podemos prescindir de ningún prestador, si no, por el contrario, debemos trabajar en conjunto y de manera integrada para poder dar las respuestas en salud que las y los habitantes de nuestro país necesitan.

Por eso, desde el comienzo de esta crisis, nuestro principal llamado ha sido que el foco debe estar en salvaguardar a los beneficiarios de las Isapres, entendiendo que muchos de ellos y ellas pueden estar recibiendo tratamientos por enfermedades crónicas o de alto costo, y que, por ningún motivo, lo pueden ver interrumpido o perjudicado. Y también en los prestadores institucionales e individuales, donde están muchos de nuestros colegiados y colegiadas, a quienes nos interesa sobremanera proteger.

En este sentido, como Mesa Directiva Nacional nos hemos apegado a las definiciones de nuestro H. Consejo Nacional y Asamblea General, que entre sus principales consensos ha definido que hay que evitar el colapso de los prestadores privados asociado al problema actual de las aseguradoras, junto con proteger a los pacientes. Además, nuestras propuestas han sido sobre la base que se debe dar cumplimiento al fallo, entendiendo que, al haber sido emitido por un poder del Estado, corresponde ser acatado, pues consideramos que en este país nadie puede estar sobre la Ley.

Y para construir estas propuestas, hemos intentado escuchar al mayor número de actores, desde ex y actuales autoridades de la Superintendencia y Ministerio de Salud, académicos, Clínicas de Chile, parlamentarios y médicos del sector privado.

Además, junto con referirnos a la ejecución del fallo, hemos solicitado expresamente que se incorpore en la Ley Corta el establecimiento de plazos máximos de pago a los prestadores privados, y fortalecer la capacidad de fiscalización de la Superintendencia de Salud para su cumplimiento. Para ello, creemos fundamental que se transparente la deuda que mantienen las Isapres con los prestadores y también acelerar los tiempos en los pagos desde Fonasa y los Servicios de Salud. Nuestros departamentos de Medicina Privada, Trabajo Médico y Políticas de Salud y Estudios, han trabajado arduamente en dar forma e ir profundizando estas propuestas.

Desde la Mesa Directiva Nacional quiero transmitirles a todos nuestros colegiados y colegiadas que este tema nos ocupa y nos preocupa y que seguiremos realizando todas las gestiones necesarias para que se consideren las demandas y aprensiones de nuestros representados en esta contingencia, con el fin de salvaguardar a quienes ya hemos mencionado anteriormente: pacientes y prestadores.

Dr. Patricio Meza Rodríguez

Presidente

Colegio Médico de Chile