Homenaje al Dr. Horacio Croxatto

623

La Orden efectuó, en su sede central, una solemne celebración a la que asistieron, familiares, colegas y amigos del destacado investigador, quien obtuvo esta distinción en el mes de agosto.

“Para el Colegio Médico es un honor que el Dr. Croxatto recibiera el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2016, ya que la Mesa Directiva Nacional apoyó firmemente su postulación. Es un reconocimiento para una de las ramas de desarrollo que tiene la medicina”, manifestó el Presidente del Colegio Médico, Dr. Enrique Paris, en la ceremonia efectuada el viernes 25 de noviembre en el auditorio Dr. Salvador Allende, donde el Gremio efectuó un homenaje al Dr. Horacio Croxatto por su premio y a la que también asistieron el tesorero de la Orden, Dr. Sergio Rojas, el prosecretario, Dr. Nelson Díaz y la presidenta del Consejo Regional Santiago, Dra. Izkia Siches, entre las autoridades del Colmed.
El Dr. Paris señaló que la docencia y la investigación son muy relevantes, y que el trabajo clínico va asociado a esta última. “La experiencia o investigación del Dr. Croxatto tiene una aplicación en la salud pública, y eso es lo maravilloso también, sobre todo lo que tiene que ver con la prevención en el embarazo”.
El directivo afirmó que lo que mantiene al investigador es la capacidad de asombro. También destacó la importancia de las familias, ya que “son quienes nos apoyan, sobre todo por nuestra intensa actividad laboral”.
En tanto el Dr. Croxatto expresó que sentía una gran emoción por este acontecimiento y agradeció al Colegio Médico y a sus colegas. “Destacó la pasión por el conocimiento que es el motor de mi vida y que fue heredado de mi padre”.
Además indicó que no basta con la pasión y el asombro, y que la ciencia requiere de espacio, tiempo, recursos, y sobre todo libertad. “La reproducción humana involucra lo más profundo, lo más íntimo, lo más frágil de la vida humana, la sexualidad, el amor, el dolor de la infertilidad, las creencias religiosas y la dignidad”, dijo el homenajeado.
Destacó que su trabajo y la influencia de la tecnología que ha desarrollado, ha ayudado y mejorado la calidad de vida a muchas personas porque, por ejemplo, uno de los anticonceptivos que desarrolló en los años 60 en Estados Unidos junto al Dr. Seldon Shegal, es un implante que se coloca debajo de la piel del brazo, que reemplaza el consumo de pastillas. “Dura cinco años y no hay que preocuparse más”, indicó.
El homenaje comenzó con las palabras del Dr. Omar Nazall, presidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología quien presentó el libro “Selección de Temas en Ginecoobstetricia Tomo III” y del Dr. Eghon Guzmán, editor del texto, quienes también destacaron esta designación del Dr. Croxatto.
Durante su carrera, el Dr. Croxatto ha sido autor de más de 300 publicaciones, 60 capítulos de libros y poseedor de 76 patentes internacionales en el campo de la reproducción y anticoncepción humana.

Destacada trayectoria
El Dr. Croxatto es profesor honorario de la Universidad de Chile y de la Universidad de Valparaíso, académico de la Universidad Nacional Andrés Bello y cofundador del Instituto Chileno de Medicina Reproductiva (ICMER).
En 1961 obtuvo el título de doctor en medicina en la Universidad Católica de Chile y realizó estudios posdoctorales en neuroendocrinología con el profesor Charles H. Sawyer, en el National Institute of Health de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), durante los años 1964 a 1966.
Entre los años 1966 y 1967 trabajó con el doctor Sheldon J. Segal, investigando en endocrinología reproductiva en el Population Council de la Universidad Rockefeller, de Nueva York. Ambos son considerados los creadores del anticonceptivo subdérmico o implante subcutáneo, método anticonceptivo del que puede considerarse el mayor especialista del mundo. Croxatto fue el primero en el mundo en diseñar, fabricar y probar clínicamente un implante femenino y concibió la idea de usar una hormona natural como anticonceptivo durante la lactancia.
Desde 1985 hasta 2008 fue presidente del Instituto Chileno de Medicina Reproductiva (ICMER), fundación benéfica sin fines de lucro. Sus investigaciones antes y durante la existencia ICMER han estado subvencionadas por el Population Council de Nueva York, IDRC de Canadá, HRP-WHO (Programas de Salud de la Organización Mundial de la Salud), la Fundación Rockefeller, CONRAD, FHI, CONICYT, Ernst Schering Research Foundation (ERSF), Fundación Bill & Melinda Gates y William & Flora Hewlett Foundation.
Desarrolló importantes métodos anticonceptivos que han revolucionado el campo de la reproducción humana y sus productos son utilizados en gran parte del mundo. Dos de estos forman parte del arsenal de métodos anticonceptivos que ofrece el Ministerio de Salud a la población femenina de nuestro país.
En 1999, el Gobierno le otorgó la Cátedra Presidencial en Ciencias, por su productividad científica. Ha recibido 22 distinciones en Chile y el mundo, siendo la más reciente la otorgada en 2014 por la Society of Family Planning (SFPP) de los Estados Unidos, que lleva el nombre “Premio a los Logros de una Vida”.