Un programa ciudadano para la salud de Chile

115
Dr. Cristóbal Cuadrado. Presidente. Dr. Cristián Rebolledo. Secretario Técnico. Departamento de Salud y Estudios

El Colegio Médico de Chile A.G. se ha posicionado como un referente de opinión respecto de las políticas de salud y las necesarias reformas requeridas por nuestro sistema de salud. Esto resulta coherente con el objetivo de nuestra orden que persigue el perfeccionamiento, la protección económica y social y la supervigilancia de la profesión. Así, tener una postura y una propuesta respecto a aspectos estructurales y funcionales del sistema de salud es parte importante del quehacer del Colegio Médico, y nuestro departamento cumple un rol fundamental en la consecución de dichos objetivos.

Los desafíos son múltiples, algunos históricos como las largas listas de espera y las inequidades en el acceso al sistema de salud. Otros son nuevos, como la pandemia COVID-19. En época electoral, siendo la salud uno de los temas fundamentales, el Colegio debe jugar un rol clave en la opinión pública aportando con propuestas técnicas robustas que se haga cargo de los principales desafíos sanitarios.

Los problemas de salud se han vuelto cada vez más urgentes para la ciudadanía y los candidatos así lo han recogido. Por ejemplo, no deja de ser llamativo que candidaturas de todo el espectro político han manifestado su interés por avanzar hacía un Seguro Nacional de Salud de carácter universal, algo impensado hace un tiempo. Esta propuesta, surge como respuesta a legítimas demandas y a la influencia de actores relevantes, en la cual el Colegio ha jugado un rol clave, con una sólida propuesta presentada el año 2018 y difundida ampliamente desde entonces. Esto demuestra que independiente de los resultados electorales es fundamental que el Colegio Médico participe de manera activa de la discusión pública para impulsar el mejoramiento de nuestro sistema de salud. Resulta importante estimular una propuesta programática transversal para la salud de Chile, que pueda ser adoptada en el futuro gobierno, siguiendo de esta manera una larga tradición contribuyendo al debate público sanitario. Esta propuesta, sobre todo en un contexto de discusión Constituyente en curso, debe incluir aspectos como la materialización del derecho a la salud, el mejoramiento del modelo de atención, perfeccionar el financiamiento del sistema, asegurar los recursos humanos y tecnológicos para la modernización del sector, entre otros temas críticos.

Estos últimos años le dan un matiz particular a la discusión de las propuestas de salud, porque si bien el manejo de la pandemia demuestra la necesidad de liderazgos técnicos que puedan organizar una propuesta inicial, dotarla de contenido técnico y respaldarla con evidencia científica, también se deben incorporar la mayor cantidad de visiones de mundo, tanto a las problemáticas como a la respuesta organizada a dichos problemas. Así, se debe considerar por una parte la diversidad de experiencias que se dan a lo largo del territorio, las visiones de actores sanitarios que se desempeñen en distintos dispositivos asistenciales y la experiencia innegable de los propios usuarios, de manera de avanzar hacia un resultado amplio que constituya una verdadera contribución del Colegio Médico a quien deba dirigir la Salud del país en los próximos 4 años.