Adoptar compromisos para un futuro saludable

347
Dr. Mauricio Ilabaca Marileo,
Pdte. Depto. de Medio Ambiente

El pasado 9 de agosto, el Panel de Expertos Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, IPCC, presentó su sexto Informe el que da cuenta de cambios en el clima en todas las regiones del planeta, que no tienen precedentes en cientos de miles de años, y algunos de ellos como el aumento del nivel del mar, no se podrán revertir hasta dentro de varios siglos o milenios.

En nuestro país esto se ha visto reflejado en eventos climáticos extremos, como la drástica sequía que afecta desde Coquimbo hasta Los Lagos, que obligó al gobierno a declarar Emergencia Agrícola a 218 comunas del país; además del crecimiento de los incendios forestales, cuya temporada se anticipa año a año.

Por otra parte, estamos enfrentando una crisis climática cuyos efectos se incrementan en forma exponencial, con el aumento progresivo de los niveles de gases de efecto invernadero y con el aumento de la temperatura promedio del planeta (que ya supera 1°C respecto de la era preindustrial). Esta será a todas luces mucho más catastrófica y duradera que la actual pandemia de COVID-19.

Es así que la ONU declaró antes del inicio de la Conferencia de las Partes por el Cambio Climático, COP26 Glasgow, que las “Contribuciones Nacionales Determinadas” de los países generarían un incremento de 2,7°C de la temperatura promedio, muy por sobre los 1,5°C que la vida en el planeta puede resistir.

Por otra parte, en nuestro país la encuesta Criteria, difundida en octubre pasado, concluyó que uno de cada tres chilenos piensa que ya no hay nada que hacer contra el cambio climático, el 37% dice que el fenómeno ya llegó y solo queda adaptarse, mientras que el 31% declara sentirse impotente.

Como médicos/as no podemos quedar impávidos y observar con resignación, sino que debemos pasar a la acción, porque esta crisis climática se expresa en mayores riesgos para la salud de las comunidades y de las personas. Tenemos la obligación ética de informarnos y actuar.

En este contexto, la Alianza Global por el Clima y la Salud, de la que somos miembros, llamó a suscribir la carta abierta “Receta por un clima saludable”, pidiendo a los líderes del mundo y a los representantes que participan de la COP26, que cumplan con sus responsabilidades protegiendo a sus ciudadanos, vecinos y generaciones futuras de la crisis climática.

Esta fue suscrita por nuestra Presidenta Dra. Izkia Siches, por Colmed y por el Dr. Yuri Carvajal, Editor Jefe de Cuadernos Médico Sociales, junto a otras 5 organizaciones nacionales; además de otros 325 profesionales de la salud chilen@s que la suscribieron en forma individual.

El pasado 8 de noviembre, en Glasgow, la Alianza Global difundió que más de 500 organizaciones de la salud en el mundo, que representan a más de 46 millones de profesionales, suscribieron esta carta. Al día siguiente se difundió que 50 países se comprometieron a desarrollar sistemas de salud resilientes al clima y con bajas emisiones de carbón, entre ellos 10 países de la región de Latinoamérica y el Caribe, Chile uno de ellos.

Por todo esto hacemos un llamado a la acción de parte de los médicos y médicas de Chile, para que la niñez tenga un futuro saludable.