Capítulo de médicos científicos: Promoviendo la investigación en salud

487

803

La entidad agrupa a académicos y estudiantes doctorales para reivindicar la investigación en biomedicina traslacional como especialización médica.

El viernes 20 de mayo el Capítulo de Médicos Científicos del Colegio Médico realizó una declaración pública ante a la precaria situación en la que se encuentra la actividad científica y médico investigadora, y que retrasará el desarrollo del país.

802En este contexto, el presidente del Capítulo de Médicos Científicos, Dr. Juvenal Ríos, señaló que existen dos factores que explicarían que el Estado no tenga una política clara sobre la investigación científica en primer lugar, hasta ahora resulta cómodo seguir dependiendo de la exportación de productos naturales como el cobre. “En este sentido no despertaremos hasta ver agotado el último átomo de cobre del norte chileno”, expresó el Dr. Ríos; y el otro problema es que el país no cuenta con una masa crítica de líderes  inmersos en el poder Ejecutivo y en el Legislativo que comprendan desde la experiencia, lo que es hacer ciencia fundamental y como escalarla a aplicaciones concretas que vayan en beneficio de la población.

El Dr. Ríos agregó que “es un hecho que si nosotros pudiéramos desarrollar nuestros propios tratamientos (medicamentos, vacunas, etc.) no solo reduciríamos costos, al evitarnos la importación, además y de manera mucho más importante, podríamos generarlos acordes a las necesidades y al fenotipo particular de nuestra población, algo así como una “medicina de sastrería”, hecha a la medida de los chilenos”.

801Respecto a la formación científico investigadora en las mallas de las carreras de medicina el Dr. Ríos reconoció que es limitada, ya que una especialización científica no es una ruta natural para el egresado de medicina, dado que constituye prácticamente un “suicidio” económico y es comparativamente inestable desde el punto de vista contractual respecto a cualquier otra del quehacer médico. Además existe escasez de programas de especialización en biomedicina e investigación clínica, hasta ahora representados por solo algunos programas de doctorados (PhD) en ciencias médicas, y a esto se suma que la carrera médico-científica no está reconocida por el ministerio de Salud ni por la Superintendencia de Salud. “Sin embargo, esta figura fue reconocida en el pasado en la historia de la Salud de nuestro país, y fue impulsada por un ministro de Salud del año 1952, Dr. Jorge Mardones Restat, quién además de salubrista, fue investigador y fundador el estudio de la farmacología en Chile”, expresó Ríos.

Asimismo el facultativo agrega que las sociedades científicas y médicas, realizan una labor impecable en cuanto a mantener actualizados a sus especialistas, respecto de los tratamientos y avances en la medicina mundial. “A pesar de esto, no potencian de manera sistemática la investigación, por ejemplo, dentro de la formación de especialidades clínicas”, concluyó el Dr. Ríos.