Conflictos éticos en medicina

657
foto01

Dr. Harold Mix de Pfizer, Dra. Sofía Salas de Colmed y Dr. Pablo Santa Cruz de Médicos sin Marca.

Más de 80 asistentes participaron del seminario organizado por el Departamento de Ética donde se destacó la irrenunciable postura del Colmed sobre recuperar la Tuición Ética para sancionar a quienes infringen el correcto ejercicio de la profesión.

Fue una jornada intensa de exposiciones y debates que cumplió con las expectativas que tenían los miembros del Departamento de Ética y su presidenta, Dra. Gladys Bórquez, tras organizar el seminario “Crisis de la Profesión Médica” y donde se discutieron y analizaron dos grandes temas; los conflictos de intereses con la industria farmacéutica; y la medicina, el servicio público y la empresa.

La Dra. Bórquez expresó que uno de los objetivos del seminario fue analizar aquellos conflictos de intereses que un médico en algún momento determinado puedan tener una influencia indebida, involuntaria o sesgo para recetar algún medicamento, “olvide lo que es mejor para el paciente”.

El Presidente del Colegio Médico, Dr. Enrique Paris, manifestó que se discutieron temas controversiales como la relación con los laboratorios y la prescripción, y los servicios que venden las sociedades médicas al Sistema Público de Salud.

“Esperamos sacar importantes conclusiones y que sirvan para el desarrollo del trabajo médico. Uno de los temas discutido es la formación bioética en las escuelas de medicina. Se debe reforzar el ramo de bioética para que los profesionales egresen con una sólida base en la ética médica”, indicó el directivo del Colmed.

Asimismo el Dr. Paris agregó que la Orden también busca la recuperación de la tuición ética para todos los colegios profesionales, “pues las sanciones serían mayores contra los médicos que cometan algún ilícito relacionado con la conducta ética”.



Autoridades y ex directivos del Colmed debatieron sobre los actuales conflictos éticos que afectan el ejercicio de la profesión.

Conflictos de intereses e industria farmacéutica

La actividad comenzó con las palabras de bienvenida del Paris, y posteriormente, el ex presidente del Colmed, Dr. Ricardo Vacarezza inició las presentaciones con el tema “El desprestigio de la Profesión”.

En su exposición el ex directivo señaló que le preocupaba las conductas de los médicos que se perciben como poco profesional. Si bien no son generalizadas son contundentes, como las frecuentes salidas desde los hospitales en horario de trabajo para ir a la consulta particular; las sociedades médicas al interior de los hospitales y el aprovechamiento de algunos equipos quirúrgicos sobre la necesidad de terminar las listas de espera, ya que son capaces de realizar en el mismo tiempo el doble de intervenciones en horario no funcionario.

En el ámbito de las clínicas privadas, aceptar que se solicite más exámenes de los necesarios con el objetivo de amortizar las inversiones de estos establecimientos; así como derivar pacientes a los especialistas, generalmente innecesario y con la excusa de proteger su seguridad; y la fijación de subespecialistas y sus honorarios desmedidos.

A continuación se desarrolló el panel sobre Conflictos de Intereses: ¿Existe un punto de encuentro entre los médicos y la industria? moderado por la Dra. Sofía Salas, miembro del Departamento de Ética, y donde participaron el Dr. Pablo Santa Cruz, cofundador de Médicos sin Marca con el tema: los conflictos de intereses en la práctica clínica: ¿Manejo médico o quirúrgico? y el Dr. Harold Mix, gerente médico de Pfizer, quien expuso sobre los conflictos de intereses entre los médicos y la industria.

En esta mesa se señaló que era necesaria la colaboración entre la profesión médica y la industria farmacéutica para el desarrollo de avances terapéuticos relevantes. Sin embargo, es perjudicial para el ejercicio de la profesión y para la comunidad, aumentar la prescripción de medicamentos bajo la influencia de la propaganda y no sobre la evidencia científica.

El Dr. Paris agregó que el médico es libre de recibir o no la presencia de la industria farmacéutica, pero el facultativo tiene la capacidad de discernir si el medicamento es útil o no. “Un médico no se va a dejar convencer sólo por la propaganda, sino por los estudios científicos, publicaciones y por la eficacia del medicamento”, dijo el Dr. Paris.

La Dra. Bórquez expresó que el Departamento está estudiando la forma de cómo controlar lo que parece legítimo hoy en día y que es que los laboratorios, como instituciones con fines de lucro, visitan a los médicos para realizar marketing de los nuevos medicamentos que producen.

“Cómo enfrentamos esta ética del marketing con una industria que tiene un fin de lucro, que es legítimo, con otro como la ética médica la cual es la supremacía del paciente. Aspiramos a tener el control ético de la profesión, porque hoy no tenemos mucha fuerza cuando podemos hacer algo con un médico colegiado y el que no lo está, no le pasa nada, o el que está colegiado y no le gusta la sanción, se puede retirar del Colmed y no ocurre nada porque sigue en el ejercicio de la profesión” mencionó la Dra. Bórquez.

El segundo panel fue dirigido por el Dr. Fernando Novoa, integrante del Departamento de Ética, y estuvieron presentes la Dra. Bárbara Puga, presidenta Capítulo Médico del Hospital del Salvador, y que se refirió a los orígenes del sistema mixto de salud, y particularmente al sector público; y cerrando las ponencias, el Dr. José Chávez del directorio Sociedad Servicios Médicos Vigilius Ltda., quien analizó la crisis ética en la profesión médica, ¿pública v/s privada?.