Falmed informa resultados jurídicos del año 2016

306

Un importante aumento en la demanda por asesoría en casos no relacionados con responsabilidad profesional, contención en la tasa de siniestralidad, y un aumento en la actividad educativa son los grandes indicadores de los resultados jurídicos de Falmed en 2016.

En promedio, cada día hábil del 2016 se iniciaron cinco nuevas carpetas con un caso Falmed. Sea en defensa y representación por casos de presunta mala praxis, sea en asesoría por temas laborales, sea en asistencia por temas de Falmed 3.0, el último año existió una demanda inédita por los servicios de la Fundación.
Según el abogado jefe de Falmed, Juan Carlos Bello, este aumento representa un crecimiento de un 38 % de casos nuevos respecto del año 2015. En su valoración de este aumento, el abogado comenta que “la creación de nuevos servicios jurídicos por parte del Directorio fue un acierto previsor y oportuno, que dio cuenta y se hizo cargo de una realidad oculta, arcana, soterrada y que ha demostrado ser de alta necesidad por parte de los médicos”, señala el líder jurídico de la Fundación.
La demanda por los nuevos servicios de Falmed creció enormemente durante el 2016. La asesoría y representación en temas laborales aumentó un 47% en comparación al 2015. Este servicio está disponible a todos los médicos de la Fundación, sea que trabajen en el sector público o privado. La asesoría está a cargo de la Unidad de Defensa Laboral Médica, UDELAM, la que se compone de médicos con reconocida trayectoria gremial, abogados especialistas en temas laborales y periodistas.
En tanto, Falmed 3.0 aumentó su demanda en un 66 %, considerándose aquí las defensas en casos de agresiones contra médicos, conformación de sociedades, cobranzas judiciales, problemas con contratos y, especialmente, materias familiares vinculadas a aspectos sucesorios (herencias). Según Bello, “Falmed 3.0 ha sido el ámbito en donde hemos probando estos servicios y que ha dado origen a UDELAM y FATMED”.

En materias de asesoría y representación por responsabilidad profesional médica, en 2016 se registró un aumento total de juicios de un 12%, lo que incrementó en 0,03 la tasa de siniestralidad en relación al 2015, lo que representa una contención de la tasa. De todas maneras, el dato contrasta con la siniestralidad en 2009, que se alzaba por sobre 3,6.

 

Según el análisis de Juan Carlos Bello, “la prevención ha significado una baja y contención en la tasa de siniestralidad importante. Esto se sitúa en el fin último de la Fundación, en el contexto de desjudicializar el acto médico, evitando que los médicos sean cuestionados judicialmente por el ejercicio de su profesión, y si es que lo son que se demuestre que actuaron conforme a la lex artis. Lo cierto es que las tasas de siniestralidad, a la baja constante, y la capacitación al alza, demuestran que prevenir es un mecanismo eficaz para desjudicializar. Entendemos que la judicialización tiene que ver con otros factores también, pero acá hay una tarea fundamental para nosotros”, explica el abogado jefe.
En términos preventivos y educativos, es preciso destacar que los profesionales de Falmed dictaron 173 charlas a lo largo del país en 2016, que la Fundación organizó cuatro ediciones del Curso “Por Una Medicina de Excelencia” (en Iquique, Valparaíso, Temuco y Santiago), además de 152 clases a estudiantes de pregrado a través de Pre Falmed.
En cuanto a las mediaciones, estas mantuvieron el crecimiento sostenido que traen desde 2005. Según describe el jurista jefe, “hemos apostado a la mediación, apuntando a que sea una instancia en la que se recompone la relación médico-paciente”.
Respecto de la defensa de los casos que sí llegaron a tribunales, se mantiene la proporción histórica entre juicios penales y civiles, ocurriendo en este último plano cinco condenas en los que el seguro de la Fundación se hizo cargo de la indemnización respectiva. Con esto, se mantiene el histórico 99 % de resultados favorables a los médicos, sumando veintitrés condenas (5 penales y 18 civiles), en los 2.685 casos Falmed terminados desde 1994. En tanto, se mantienen 1.962 juicios vigentes a cargo de los más de cincuenta abogados de la Fundación.

Evaluación del jefe jurídico
¿Qué percepción tiene de la satisfacción de los médicos?
Hay ciertas complejidades en lo de trabajar con los médicos: no son patrocinados simples, son opinantes, estudiosos y exigentes; como son en su vida profesional. En ese sentido buscamos anticiparnos a sus necesidades y responder con excelencia en tribunales. Entonces, no los tratamos con paternalismo, hay que hacer la pega y convencer. En ese ámbito el desafío es hacer entender que no todo pago es una buena solución y en que sean proactivos de llamarnos al momento que se produce el conflicto.
En otro ámbito, el de UDELAM, el tema es más complejo. Hemos visto que los médicos suelen llegar con una actitud más requiriente, más exigente, suponiendo derechos, plazos, respuestas que no necesariamente tienen. Tenemos que mejorar la promesa, lo que se puede hacer, en qué tiempos, y lo que es imprevisible.
Así y todo, yo diría que el nivel de satisfacción es alto. En general la cercanía que se produce con los abogados es bastante duradera y siento que los médicos agradecen que su Colegio haya creado la Fundación y le haya dado las herramientas para hacer su trabajo. Nosotros tenemos un sentimiento de gratitud hacia el Colegio Médico.