FALMED: MUCHO MÁS QUE UN SEGURO

953

A pocas semanas del cierre del período directivo de la actual gestión de la Fundación de Asistencia Legal, los dirigentes de Colegio Médico, que han asumido su conducción en estos años, revisan el plan de crecimiento de la institución y los resultados obtenidos.

Buscar mayor cercanía con los médicos; promover el antejuicio para prevenir la judicialización; apostar por las nuevas generaciones; fortalecer al Colegio Médico y ampliar nuestros servicios fidelizando a médicos y colaboradores. Estas son las líneas estratégicas en que los directores de la Fundación coinciden para explicar el crecimiento de Falmed durante el período directivo.
Las estrategias han tenido resultados. Al 31 de diciembre de 2016, un total de 21.045 médicos cuentan con el seguro y la asesoría de la Fundación de Asistencia Legal, lo que representa prácticamente el doble de médicos que hace seis años. De todos los facultativos inscritos en Falmed, un 35% cuenta con el beneficio de media cuota solidaria. Todos están protegidos por el seguro de responsabilidad profesional que se renueva trianualmente y todos pueden acceder a la asesoría en materias vinculadas al quehacer médico y a temas laborales, sea donde sea que trabaje.
Este crecimiento también ha implicado una estrategia de desarrollo nacional, la que se sustenta en siete zonales, que han creado equipos multidisciplinarios y en los que se ha invertido mejorando la infraestructura y la tecnología, además de la inversión en especialización de los profesionales. ¿Cómo se avanzó en todo esto? ¿Han sido fructíferos los resultados? Conversamos con los directores de Falmed para conocer sus balances.

 

Dr. Sergio Rojas C. Presidente de Falmed Tesorero del Colegio Médico de Chile


Balance del Presidente:

“Hoy el Colegio Médico es mucho más grande que ayer, pero más pequeño que mañana”
El Dr. Sergio Rojas Cornejo completa su segundo período como tesorero de la Mesa Directiva Nacional, cargo que por estatuto integra la Directiva de la Fundación de Asistencia Legal y el Fondo de Solidaridad Gremial. Para abordar la responsabilidad de conducir estas instituciones, aclara, ha sacado provecho de su experiencia como médico y directivo en instituciones de salud pública de especial complejidad, como jefe de Urgencias en el Hospital El Pino de San Bernardo y gestión en Hospital de Carabineros.
En Colegio Médico ha cultivado una trayectoria gremial, según su testimonio, en la que se involucró tras conocer algunas injusticias durante su período como Médico General de Zona en Copiapó. Tras unos años intensos en la promoción de proyectos de crecimiento y fortalecimiento del Colmed, el Dr. Rojas hace su balance:

¿Cuáles son los logros más importantes de las últimas dos directivas en relación al crecimiento del Colegio Médico?
Son varios. Quiero partir comentando que nuestro servicio menos valorado era el Fondo de Solidaridad Gremial y el Fondo ha hecho un trabajo consistente, sistemático, con autonomía financiera, lo que permitió abrir una serie de beneficios para los médicos. Por ejemplo, el retiro anticipado de la cuota mortuoria, el aumento de los beneficios, el aumento de las asignaciones, de las compensaciones que se dan cuando un médico se enferma. O el beneficio que se da pagando seguro, sorteando premios, de alguna forma estimular la solidaridad. Creo que el gran crecimiento que ha tenido el fondo nos tiene muy orgullosos.
Por el lado de Falmed hemos tenido un crecimiento sostenido. En un principio Falmed era un seguro que se preocupaba de darle defensa jurídica y seguro por presunta mal praxis a los médicos. Con nuestro plan de modernización hemos buscado cambiar el sentido hacia evitar el juicio, lo que llamamos el antejuicio. Más allá de seguir con la experticia de tener una buena defensa, tratamos de evitar el juicio con una educación consistente, se crearon revistas para educar a los médicos, se hacen más de 180 charlas al año, se crearon los cursos para prevenir la judicialización de la medicina. en eso hemos tenido un logro importante porque ha significado que hoy día tenemos la mitad de la tasa de riesgo que teníamos hace unos 5 o 6 años atrás. Ese es un logro objetivo, fortalecer el antejuicio, disminuir la judicialización en Chile. En esta misión, nuestro quehacer estrella ha sido Pre Falmed, donde tenemos más de mil internos inscritos, con seguro, con clases dictadas por nuestros especialistas, en trece universidades del país.
No contentos con eso, avanzamos a que Falmed tenga otro tipo de servicios, que no solamente nos ocupáramos de la mala praxis, sino que Falmed sea un defensor en todo ámbito del trabajo médico. Se creó el Falmed 3.0 que se dedica a toda la defensa del colegiado con respecto a los problemas que puedan tener los médicos en el ámbito laboral, de contrato, agresiones.
Además, frente a la importancia que el médico tiene en el tema tributario, se creó una nueva fundación que ha sido patrocinada y auspiciada por la Falmed, que es FATMED. Una Fundación de Asistencia Tributaria que está creciendo, que tiene una alta complejidad, que le hemos llevado y orientado respecto de los tributos de los médicos. Eso es un tema que ha ido mejorando y aumentando la satisfacción de los médicos.

¿Cómo se han aumentado estos servicios sin sacrificar la calidad que caracteriza al trabajo de Falmed?
Hemos construido equipos profesionales que se hacen cargo de estos temas. Formamos 7 zonales de Falmed que cuentan con equipos multidisciplinarios y especializados para responder las necesidades de los 20 regionales de Colegio Médico en los que tenemos oficina. En la asesoría laboral, creamos la UDELAM, Unidad de Defensa Laboral Médica, con abogados que se están especializando solamente en los temas laborales de los médicos. En todas estas labores buscamos integrarnos con Colegio Médico y que participen activamente nuestros colegas.

¿Son valorados por los médicos estos logros?
Creemos que esto ha aumentado la satisfacción de los médicos, que nos han respondido con un aumento al triple de colegiatura de lo que teníamos al principio del período, y con muchas menos renuncias que antes. Además hay que destacar como Colegio Médico, uno de los mayores aciertos y logros ha sido obviamente la concreción de las leyes de asignaciones e incentivo al retiro, que van a tener un gran impacto en el trabajo médico.

¿Cuál es su evaluación como tesorero de la Mesa Directiva del Colegio Médico?
Destaco un ordenamiento de la parte administrativa, económica del Colegio Médico. Hemos incorporado los indicadores de gestión a nivel regional, cada regional mide sus indicadores de gestión, de reafiliación, de morosidad, de inscripción al fondo, del porcentaje de inscripción a Falmed. Éstos son informados sistemáticamente todos los meses a los tesoreros y presidentes regionales, con capacitación reiterada al ámbito administrativo en el Colmed, parte central y en la parte interna. Todo eso ha contribuido a un Colegio Médico mucho más fuerte. Hoy día el Colegio Médico es mucho más que antes, pero más pequeño que mañana.

¿Qué es lo negativo de esta gestión, lo que habría que criticar? ¿Qué aprendizaje han tomado de lo que no ha sido siempre tan positivo?
Siempre es bueno hacerse la autocrítica. Uno de los temas que a mi me preocupan es que en Santiago creemos que nos falta acercarnos más a los médicos. No olvidemos que cada hospital en Santiago tiene 400 o 500 médicos, o sea prácticamente cada hospital es un regional aparte. Es tan grande Santiago que tenemos que disponer de muchos más recursos, y usarlos mejor para atender las necesidades de los santiaguinos.
Otro tema es que tenemos que acercarnos más a la academia, tenemos que estar más unidos a la academia. Necesitamos una mirada holística, país, de estado, para ver cuál es la verdadera necesidad del país para resolver los problemas de la salud de nuestros compatriotas.

Nuevas leyes médicas
¿Qué ha hecho el Colegio Médico para abordar el delicado estado en que se encuentra la salud pública?
Hace muchos años que el Colegio Médico está preocupado por el despoblamiento de médicos, especialmente especialistas, en el sistema público de salud. En ese sentido se empezó una discusión con el Ministerio de Salud de cómo podíamos abordar los incentivos económicos y no económicos para resolver este tema. Así empezamos a debatir sobre dos leyes. La primera tiene que ver con asignaciones, que tiende a premiar a los especialistas con más tiempo para que no se fueran. Esos incentivos se concretaron ya y hay una sensación de satisfacción por parte de los médicos que ya recibió a estas alturas el pago de forma retroactiva. Esto va a significar en la práctica un aumento de un 25% – 30% de aumento de sueldo de los médicos diurnos especialistas.
Esa ley también tiene incentivos no económicos, o reconocimientos que tienen que ver con, por ejemplo, la portabilidad al nivel de acreditación que mide la experiencia calificada. El sistema diurno tiene dos etapas, la etapa de destinación y formación y la etapa superior. La etapa superior tiene tres etapas, que va premiando y reconociendo la experiencia de ese médico cada 9 años y resulta que un médico que se ganaba una experiencia calificada en un determinado lugar, si se cambiaba, la perdía. Esto se regularizó para que cada médico pueda portar su experiencia calificada en cualquier parte de Chile si está en cualquier servicio de salud. Esto motiva a que se reconozca la experiencia calificada de los médicos y se puedan mover dentro del sistema, irse a regiones, con su reconocimiento de la experiencia que tiene y el grado de especialización.
Además la ley establece beneficios para los médicos jóvenes y becarios, a propósito de que no tienen calidad de funcionarios aún, y tenemos que avanzar en ese reconocimiento. Pero se consiguió una asignación especial para ellos, para que tuvieran un aporte para poder almorzar, no tenían derecho a almuerzo, que se les reconozcan las licencias maternales, que se reconociera sus turnos de becas para efectos del artículo 44 por ejemplo y además aumento de asignación de reforzamiento profesional diurno para mejorarles el sueldo. Por tanto, esta ley tiende a incentivar, dar estímulo económico a la permanencia en el sector público y a la especialización.

¿No es contradictorio plantear que estas leyes incentivan la permanencia en el sector público cuando una de las leyes es precisamente un incentivo al retiro?
Podría sonar contradictorio, pero lo vemos de otro punto de vista: hoy un médico va a tender a quedarse en el sistema, tiene diez años por delante para planificar su retiro y sabe que al final de su carrera tiene un incentivo, que no es despreciable, son 11 sueldos, más cerca de 300 UF, dependiendo el tipo de contrato. También va directamente proporcional a la cantidad de años que uno tenga en el sistema público y la cantidad de horas que uno tenga contratado en el sistema, por lo que se incentiva la carrera.

¿Cómo califica estas nuevas leyes que ha negociado el Colegio Médico? ¿Son suficientes?
Estas dos leyes tienden en general a incentivar a los médicos que se queden en el sistema público, es un logro histórico para el Colegio Médico y para los colegas, pero no es suficiente. Este incentivo tiene que ir acompañado de una política de inversión para dotar a los hospitales de recursos para que los médicos puedan desarrollar sus especialidades. ese es otro tema que estábamos viendo y pedimos en esta misma negociación que se haga una ley especial para que se creen instancias de evaluación de dónde los médicos esten ejerciendo su especialidad. La práctica de atención obligatoria, los PAO, sean concordantes con el nivel de recursos y de desarrollo profesional que tienen que tener los médicos en sus respectivas regiones. Lamentablemente muchas veces hemos visto que médicos altamente preparados llegan a un lugar dónde no pueden ejercer su especialidad.
También estamos trabajando en reevaluar la carrera funcionaria, llegando a que los médicos residentes sean reconocidos como médicos funcionarios. Estamos reevaluando los sistemas de recertificación de especialidad, un tema contemplado en la reforma de salud, los temas y estándares de calidad. Además hay una comisión trabajando en dotar de formación y carrera funcionaria a los médicos que están en la atención primaria, que estamos trabajando en los reconocimientos y derechos que ya tienen, que muchas veces no son ejercidos por desconocimiento o de los mismos médicos o de las autoridades municipales. Hay mucho por hacer.

“Una mística de trabajo simplemente admirable”

Dr. Fernando Heredia J. Vicepresidente Falmed Consejero general por Concepción y representante del Consejo General en Falmed.

¿Cuál es la evaluación que usted tiene de los últimos seis años de la Fundación?
Ha sido un período de grandes logros, se ha incorporado un número creciente de afiliados. Se ha consolidado la razón de ser de la Fundación, vale decir lo jurídico, en lo relacionado con la defensa, asesoría y seguro de los médicos frente a los procesos judiciales a que se ven sometidos.
En mi condición de miembro del Directorio de Falmed los últimos seis años he podido conocer su funcionamiento por dentro, lo que me ha permitido cerciorarme que se trata de una institución muy seria, de una funcionamiento ejemplar y con una mística de trabajo simplemente admirable. Esto ha permitido un aumento de servicios muy importante.

¿Qué gestiones considera más positivas?
Yo estimo que todos los nuevos proyectos son de gran utilidad para los médicos. Sólo comentaré uno y será Pre Falmed, que incorpora a los internos de la mayoría de las Facultades de Medicina del país, ofreciéndoles un seguro gratuito y asesoría jurídica para los dos años de internado, lo que hemos estimado de gran interés para que ellos conozcan el Colegio antes de titularse e incentivar su colegiatura posterior.
Dentro de este programa sin duda lo más relevante es que nos ha permitido como Colegio y Fundación incorporarnos a la academia impartiendo docencia en varias Facultades de Medicina con contenidos de información y, sobre todo, de prevención de la judicialización, entregados en forma de asignaturas electivas en algunas, y en otras ya en la malla curricular.

¿Cómo evalúa la estrategia educativa de Falmed?
Un elemento estratégico prioritario ha sido orientar nuestra acción hacia la prevención y la desjudicialización o el antejuicio, lo que hemos enfocado desde varios ángulos y pensamos que ha tenido un efecto pues se aprecia una disminución de los juicios a pesar del gran aumento de afiliados, bajando significativamente la tasa de siniestralidad, que pasó de 3,65 en 2009 a 1,47 en 2016.
Dentro de este objetivo debemos mencionar varias actividades. Se ha realizado un número creciente de charlas en hospitales y clínicas del país, se ha marcado presencia en los principales congresos y cursos de todas las especialidades a donde son invitados nuestros abogados. Hemos desarrollado un curso denominado “Por una Medicina de Excelencia”, destinado especialmente a los regionales más siniestrosos, desarrollado por los miembros de la Fundación y con una importante afluencia de médicos. También hemos privilegiado las mediaciones como un elemento de alto valor de desjudicialización como lo demuestran las cifras.

¿Qué es lo que podríamos mejorar?
Siempre hay aspectos que se pueden mejorar y quizás habría que responder que la prioridad actual es consolidar todos y cada uno de los nuevos servicios a los médicos que se han agregado en estos seis años.

“Asesoría Siempre”

Dr. Luis Velozo P. Tesorero Falmed Secretario general del Colegio Médico representante de la Mesa Directiva Nacional en la Fundación.

Como tesorero de Falmed, ¿qué balance hace del último período directivo?
Tenemos cuentas ordenadas, entre el seguro, salarios y operaciones, conservamos un balance claro. El crecimiento de la Fundación ha permitido contar con recursos disponibles para aumentar nuestros servicios. La principal inversión que hemos realizado con las posibilidades que nos ha dado este crecimiento, ha sido la educación y la prevención. En ese sentido, un hito relevante ha sido Pre Falmed. El acercamiento con los jóvenes es una inversión en futuro del Colegio Médico.

Además, en un contexto del crecimiento, la Fundación ha incorporado nuevos servicios, ¿cómo ve este aumento?
Esto es hacer realidad esto que hemos dicho en Falmed de ser “Más que un Seguro”. Y también me gustarían otros lemas como “Asesoría Siempre”. A los médicos siempre nos toca hablar de “consuelo y apoyo siempre”. Curar, cuando se pueda, no podemos curarlo todo. Pero consolar y apoyar siempre. Así mismo, Falmed entrega su “Asesoría Siempre”. La Fundación tiene un profesionalismo en distintos ámbitos. Apoyamos a los médicos de Masvida y los defendemos férreamente, dando asesoría en los temas que nos han consultado. Un médico que se informa a través de nosotros, tiene mayores certezas.

¿Cómo evalúa la integración entre Falmed y el Colegio Médico?
Falmed y Colmed trabajan cada vez más juntos. Es una impronta que se ha acentuado en estos períodos. Y se ha acentuado porque cada vez que un médico tiene un problema, no es algo individual, sino un problema del gremio médico. Queremos que cada trabajador, que cada funcionario, sepa que tiene un gremio que lo respalda.

Falmed ha buscado incorporarse más al quehacer gremial.
Falmed es dirigido por médicos y lo que ha pasado es que ha ampliado el número de médicos, su experticia, la participación de médicos en todos sus ámbitos. En su área de estudios, en la Unidad de Defensa Laboral, en Comunicaciones, en Jurídica. Este grupo ha ido adquieriendo un gran expertizaje que ha fortalecido el apoyo que damos a los médicos afiliados a la Fundación.

Usted ha sido representante de Colmed en CONFEMEL y la Asociación Médica Mundial, ¿cómo ve nuestra experiencia en ese concierto?
Lo primero es agradecer a la Mesa Directiva Nacional que me ha dado esa gran responsabilidad, lo cual me llena de satisfacción. Ahí represento al Colegio Médico y a Chile, por lo cual es importante participar con el peso de la historia del gremio y de la medicina chilena, que es muy notable. Tenemos mucho que decir afuera, hablar de un modelo de salud pública señero, como fue el Servicio Nacional de Salud, fundado en 1952 con unos éxitos sanitarios que perduran hasta hoy, indicadores, programas de atención, inmunizaciones, alimentación complementaria. El Colegio Médico de Chile ha sido parte de esta historia de éxitos sanitarios.
Cuando hablamos de Falmed a nivel internacional, de la capacidad de respuesta que tenemos, nuestra experiencia es tremendamente enriquecedora. Lo que hemos hecho para enfrentar las agresiones contra médicos ha sido fundamental. Cuando hablamos de esto e informamos que tenemos una política de cero tolerancia, que tenemos un instructivo ante las agresiones, son experiencias muy bien valoradas y admiradas.

Crecimiento que mantiene la calidad

Dr. Jaime Bastidas A. Secretario de Falmed Presidente del Consejo Regional La Serena y representante de los presidentes de los Consejos Regionales.

¿Cuál es la evaluación que ud. tiene de los últimos 6 años de la Fundación?
La experiencia de trabajar en esta institución ha sido muy positiva. Nos hemos puesto metas ambiciosas año a año y se han cumplido con creces. Es muy agradable trabajar en un ambiente profesional, comprometido y altamente eficiente.

¿Cómo ha cambiado la Fundación en este período?
Falmed ha crecido en todos sus aspectos. Cumplimos la mayoría de edad y se ha notado. Tenemos nuevos beneficios para adultos mayores y, sobre todo, para las mujeres. Se crearon nuevas unidades que se han ido especializando en áreas específicas. Se amplió la cartera de atención hacia ámbitos diferentes a las relacionadas con la mala praxis.

¿Qué gestiones considera más positivas?
Lo más positivo es ver como la Fundación ha crecido en número de afiliados y en carteras de atención, manteniendo la calidad en sus prestaciones. Hay un desarrollo y trabajo excelente del área administrativa, comunicaciones y sobre todo legal.

¿Qué estrategia considera más exitosa?
Creo que el Pre Falmed ha sido muy interesante y con una mirada a futuro muy importante. UDELAM también ha sido una gran idea y esta dando muchas atenciones y su potencial de crecimiento es enorme

Frente a este crecimiento, ¿cómo se abordaron las tareas sin descuidar la calidad?
Cuando partimos, una de nuestras metas fue tratar de disminuir la siniestralidad a través de educación continua. Se confeccionó un curso “Por una Medicina de Excelencia”, que se ha ido replicando por todas las regiones y hospitales, y hemos logrado revertir cifras en regiones emblemáticas por la alta siniestralidad

¿Cómo se abordó la relación con Colmed estos últimos 6 años?
La relación con Colmed se ha ido normalizando en ambos lados. Se ha logrado realizar un trabajo en conjunto y se ha entendido que aunando esfuerzos se logra una sinergia que ha permitido el crecimiento de ambos. Pero debemos reconocer que los ritmos de ambas instituciones son diferentes y es algo que se debe aceptar y entender para no generar problemas.

¿Cuáles desafíos y mejoramientos debiesen ser abordados por la Fundación en el futuro?
Creo que se debe optimizar lo que se tiene por el momento, viene un cambio en la directiva de Colmed y Falmed. Esto siempre trae tiempos de ajustes y acomodos. Se debe aprovechar este período para trabajar y consolidar lo que se tiene y darse un tiempo para ver hacia dónde se debe crecer. La idea es que se mantengan los altos estándares que siempre hemos tenido.

¿Le gustaría destacar algo más como evaluación de este período?
Aprovecho de agradecer a todos los funcionarios por que el trabajo ha sido muy agradable y gratificador, porque hemos crecido en muchos ámbitos y hemos cumplido con una atención de excelencia.

“La cobertura comunicacional ha sido pilar fundamental”

Dr. Eduardo Welch W. Director de Falmed Representante del presidente del Colegio Médico en Falmed.

¿Cuál es la evaluación que usted tiene de los últimos 6 años de la Fundación?
Encuentro que es muy positiva: de análisis, estudio, esfuerzo y proyección, con la claridad de que no nos debemos dormir en los laureles.

¿Cómo ha cambiado la Fundación en este período?
Ha iniciado nuevos planes para los afiliados, por ejemplo, FATMED, UDELAM, Sucesorio, 3.0, entre otros servicios, y ha incorporado a los internos de 6° y 7° de Medicina al alero de la Fundación a través de Pre Falmed.

¿Cuáles han sido los principales proyectos y desafíos abordados?
La mayor territorialidad de nuestros equipos, la expansión a todo Chile y la descentralización.

¿Qué estrategia considera más exitosa?
Creo que va todo en un solo paquete y caminando junto: lo educativo, lo comunicacional, lo administrativo, la ventanilla única que es muy importante. Va todo en el mismo carril y son todos súper importantes. La cobertura comunicacional ha sido el pilar fundamental en ir a todo el país y en concierto pleno con el Colegio Médico.

Frente al gran crecimiento que ha tenido la Fundación, ¿cómo se abordaron las tareas sin descuidar la calidad?
Cantidad y calidad han ido al mismo nivel, gracias al esfuerzo de todos los equipos sin distinción alguna, en un esfuerzo pleno compartido.

¿Qué hito destacaría especialmente y por qué?
Para los médicos, el impacto es que Falmed sigue una línea victoriosa en todos los juicios, demandas y en la defensa de los médicos y de la salud en general.

¿Cómo se abordó la relación con Colmed estos últimos 6 años?
Fue consolidándose paulatinamente y hoy estamos en una relación normal, mirando en conjunto los intereses del gremio, en un esfuerzo que ha sido recíproco.

¿Qué es lo que podríamos mejorar?
Aumentar la cobertura llegando a la totalidad de los médicos y, en Pre Falmed, insistir con las universidades que están reticentes a este beneficio gratuito para sus educandos.

¿Cuáles desafíos debiesen abordarse por la Fundación?
Proyectarnos en todo el gremio, a todos los médicos colegiados, insistir en que se colegien y se inscriban en Falmed.

¿Cuáles son los proyectos para el futuro de la Fundación?
Las mejoras posibles del seguro, que incluyan a todo el grupo familiar médico, por ejemplo.

En síntesis: ¿cómo es Falmed hoy?, ¿en qué pie está?
Estamos en buen pie, es una institución respetada y considerada como un faro de luz en el quehacer médico y ante eventuales problemas en el ejercicio diario de la profesión.

¿Qué más le gustaría destacar como evaluación de este período?
La calidad y calidez humana de todos los que trabajan en Falmed.