Hacia una política salarial equitativa: Igual Función, Igual Asignación

26

Un total aproximado de 300 médicos a nivel nacional han presentado problemas con sus asignaciones, según arrojó el estudio iniciado a fines de 2020, por la Unidad de Defensa Laboral Médica (UDELAM), de acuerdo con la información aportada por los médicos del país a través de los Consejos Regionales del Colegio Médico de Chile.

Por Patricio Alegre, periodista Falmed.

El abogado de FALMED, Magíster en Gestión en Salud, e integrante de UDELAM, Rodrigo Gaete Véliz, es el profesional que se encuentra a cargo del análisis del problema remuneracional del gremio médico. Afirma que la iniciativa de realizar este seguimiento nació en base a la necesidad detectada por el Dr. José Peralta, presidente de la Unidad de Defensa Laboral (UDEL), en conjunto con el Dr. Carlos Becerra, secretario técnico de UDELAM, con el objetivo de dar apoyo jurídico y resolver las controversias que perjudican en esta materia a todos los médicos colegiados del país.

En el detalle, dicho procedimiento, consistente en una encuesta realizada a los médicos afiliados a FALMED, permitió establecer que en cerca de un 80% de los casos, los problemas en las remuneraciones con las asignaciones afectan a los especialistas durante su Periodo Asistencial Obligatorio (PAO). El 20% restante de los médicos que presentan este problema en el país corresponde a facultativos en Etapa de Destinación y Formación (EDF), quienes también tenían ciertas variaciones en sus asignaciones en relación a la Ley Médica.

Según el análisis, el ítem que presenta mayores variaciones se relaciona con la asignación de estímulo, que es aquella que depende de cada Director de Servicio de Salud, la que se formaliza a través de una resolución fundada dictada por esa autoridad.

“Esa asignación tiene naturaleza transitoria, por lo que puede ir variando en el tiempo. Y en virtud de esas variaciones, se están produciendo diferencias arbitrarias e ilegales, en opinión de la Corte Suprema, de acuerdo con los casos que como FALMED hemos tramitado con UDELAM en tribunales. Dicha instancia también estableció que aquí se produce un fenómeno de inequidad, que ante igual función existe distinta asignación, lo que por ley y lógica laboral, no debiera existir”, manifiesta el abogado.

Estrategia

En cuanto al abordaje de la problemática, el abogado Rodrigo Gaete explica que se estableció una estrategia por etapas, en que FALMED, a través de UDELAM, expone los casos a cada Regional del Colegio Médico, para que sea este quien inicie una mesa de trabajo con el servicio de salud respectivo, siempre con el apoyo jurídico correspondiente de la Fundación.

“Cuando se agota la vía interna, estudiamos la posibilidad de judicializar a través de las Cortes de Apelaciones respectivas, por medio de recursos de protección. Otra de las vías que estamos utilizando es mediante una solicitud de pronunciamiento a la Contraloría General de la República, pero siempre agotando primero el acercamiento con las autoridades, puesto que existe la posibilidad que el resultado final en las conversaciones iniciales, sea más rápido que la tramitación en tribunales o la Contraloría respecto de cada caso”, señala.

Pese a que aún restan reuniones con los Consejos Regionales del COLMED para exponer en detalle esta situación, muchos ya están avanzando en mesas de trabajo con sus respectivos servicios de salud para buscar una solución consensuada en la materia.

Regionales

“Producto de la labor que hemos realizado, los Regionales de Colegio Médico ya han establecido mesas de trabajo con los Servicios de Salud de Maule, Iquique, Talcahuano, Metropolitano Norte, quienes poseen un diagnóstico de varios problemas, en cuyo caso se ha ido moviendo el trabajo de los Regionales del Colegio Médico de Chile por la vía interna con las autoridades, siempre con el apoyo jurídico de FALMED”, comenta Gaete.

Este trabajo ha permitido  tramitar rápidamente diversos recursos de protección en regiones, donde destaca el caso de Iquique, con un resultado favorable en la Corte Suprema para los médicos afectados. Lo anterior se suma a los buenos resultados legales obtenidos en Valparaíso.

 “En nuestra comisión especializada, se ha decidido hacer la evaluación caso a caso, analizando la liquidación de sueldo, que es la que nos muestra la foto laboral del médico y nos permite dar una mejor asesoría”

Rodrigo Gaete

Abogado Unidad de Defensa Laboral Médica UDELAM

En este sentido, el abogado Rodrigo Gaete, adelanta que aún resta conocer los fallos definitivos de las apelaciones correspondientes a dos recursos de protección presentados en la Corte Suprema contra el Servicio de Salud Metropolitano Norte, por casos de médicos que también presentan problemas en sus asignaciones.

Asignaciones

Según lo estudiado por UDELAM, el sistema remuneracional de la Ley Médica 19.664 tiene un carácter excepcional en la administración del Estado. Ello, porque las asignaciones son determinadas por un Director de Servicio de Salud, al contrario de lo que ocurre con los demás funcionarios públicos, cuyas asignaciones están determinadas por ley.

“Aquí la ley faculta a un jefe de servicio para elegir el porcentaje a pagar, lo que la hace muy excepcional y más compleja de entender, por lo que se requiere de abogados especializados. Por eso, lo importante es que el médico afiliado consulte a FALMED y en específico a UDELAM, o a su Consejo Regional respectivo”, recomienda el abogado Gaete.

Para entender las asignaciones médicas, el profesional sugiere tener claro el proceso de formalización. “En primer lugar, existe una resolución fundada dictada por el Director del Servicio de Salud respectivo, donde distingue a cada establecimiento de salud de su red y dentro cada una de esas instalaciones a la especialidad que va a beneficiar con el porcentaje específico que se le otorga. Luego, existe una segunda resolución específica, que es la que le otorga a un médico en particular la asignación, observando la primera resolución genérica del director del servicio de salud, siendo ese el proceso”, explica.

Irregularidades

Según el abogado, en la revisión realizada por FALMED a través de UDELAM, “se han detectado graves errores en la resolución fundada que dictan los distintos directores de servicios de salud, sobre todo en cuanto a la justificación de los porcentajes que se otorgan”, recalca.

“En definitiva, lo que importa son las necesidades que informan los establecimientos de salud que componen la red del citado servicio, para que el director, una vez analizadas, las categorice y asigne un porcentaje específico de asignación, según la prioridad que manifieste”, añade.

Al tratarse de una potestad semi- discrecional de un Director de Servicio de Salud, dicha autoridad debe justificar y motivar su resolución en todos los casos.

¿Discrecionalidad?

Pero eso no siempre se cumple, según ha observado UDELAM en los juicios. “Muchas veces no existe justificación para cada porcentaje asignado, dado que lo los directores, en la mayoría de los casos, solo se limitan a entregar dichos porcentajes de las asignaciones, sin entregar la justificación de esa decisión. Y cuando un Director de Servicio de Salud no motiva su resolución, dicho acto administrativo, como hemos visto en tribunales, termina siendo calificado como arbitrario por la Excelentísima Corte Suprema”, acota.

Según la experiencia de los abogados de UDELAM, los médicos de nuestro país sufren, en general, problemas con varias de sus asignaciones, principalmente en el caso de los facultativos que llevan años trabajando en el sistema público.

“Si nos fijamos en la antigüedad de los médicos, hay muchos a quienes ni siquiera se les reconocen los trienios de servicio público que tienen en su carrera totalmente. Hay médicos que llevan nueve años en el servicio público, pero se les reconoce solo un trienio. Hay otros que pueden optar a pasar al nivel uno de planta superior y tampoco se les reconoce ese derecho, lo que nos motiva a corregir cuanto antes esta situación”, sostiene el especialista legal.

Permanencia

Según UDELAM, otra asignación no reconocida es la permanencia, la cual, por lo general, demora muchos meses en ser corregida por los Directores de los Servicios de Salud. “Para atender esta materia, en nuestra comisión especializada, se ha decidido hacer la evaluación caso a caso, analizando la liquidación de sueldo, que es la que nos muestra la foto laboral del médico y nos permite dar una mejor asesoría”, señala Gaete.

Dada esta situación, cabe destacar que el primer semestre de 2021, la Mesa Directiva del Colegio Médico de Chile sostuvo intensas reuniones con el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Redes Asistenciales, para plantear este tipo de situaciones. Se espera que las autoridades de salud prontamente brinden una solución definitiva al problema.

Sin embargo, luego del análisis realizado por FALMED y UDELAM, se ha logrado establecer que los Servicios de Salud, en la mayoría de los casos, siguen sin cumplir la obligación normativa de evaluar la vigencia de las resoluciones de las asignaciones de los médicos del país cada tres años.

“Lo más relevante es que nuestros y nuestras afiliadas aporten el máximo de información para poder ayudarles a detectar las irregularidades en sus asignaciones”

Madelyn Maluenda

Abogada Unidad de Defensa Laboral Médica UDELAM

Casos

Por citar un ejemplo, y de acuerdo a la información detectada por UDELAM, el Servicio de Salud Metropolitano Norte tiene una resolución vigente desde hace 14 años, lo que claramente excede el plazo legal que señala la normativa.

Lo anterior, a juicio de los expertos de UDELAM, da cuenta de una falta de supervigilancia indirecta que debiera aplicar el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

Cabe precisar que dicha supervigilancia indirecta, se explica porque los Servicios de Salud tienen cierta libertad en la gestión de su recurso humano, lo que no los libera de cumplir tan importante control.

“Sin embargo, el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Redes Asistenciales, debieran tomar nota y verificar que este es el problema real que desencadena las enormes diferencias en los porcentajes de asignación de los facultativos de Chile. Con casos de médicos con igual función, donde uno de ellos gana un 180% y el otro gana el 40%, siendo ese el trabajo que hay que realizar y aclarar”, explica el abogado Rodrigo Gaete.

Según la experiencia adquirida por parte de UDELAM, los Servicios de Salud en general son reticentes a reconocer esta realidad. Esto último, sin considerar que existe además un déficit presupuestario a nivel fiscal con la administración del Estado, lo que perjudica también al sector salud. A ello se suma el desconocimiento de las autoridades acerca de la dotación actualizada de facultativos a nivel país, lo que repercute en la inequidad existente en las remuneraciones y asignaciones de quienes laboran en el sistema público de salud.

Recomendaciones

La abogada de UDELAM y Magíster en Derecho con Mención de Derecho Administrativo, Madelyn Maluenda Pérez, quien recientemente logró un importante triunfo en la Corte Suprema, tras asesorar a dos médicos afectados por sus asignaciones en Iquique, remarca en la importancia de que los facultativos revisen sus planillas de sueldos.

“Lo más relevante es que nuestros médicos afiliados aporten el máximo de información para poder ayudarlos a detectar las irregularidades en sus asignaciones. Y lo primero es que nos hagan llegar a UDELAM sus liquidaciones de sueldo, indicando a que Servicio de Salud pertenecen y también nos manden la copia de la resolución de nombramiento que indica las asignaciones a percibir. En algunos casos, los problemas han sido detectados en las mismas resoluciones evacuadas por los servicios de salud”, afirma.

La abogada Maluenda detalla que de acuerdo a las competencias profesionales y en relación a lo dispuesto por el Reglamento para la Concesión de la Asignación de estímulo, establecida en la Ley 19.664, estas serán desde un 10% hasta un 180%.

“Los Directores de los Servicios de Salud, mediante resolución fundada, reconocerán los puestos de trabajo que sea necesario estimular en razón de la formación, capacitación, especialización o competencias que demande su desempeño y fijarán los porcentajes específicos que se otorgarán por el ejercicio de cada uno de ellos, con sujeción a la disponibilidad de recursos”, cita el documento legal.

La profesional manifiesta que se considerarán dentro de este concepto, entre otros, “los puestos de trabajo que demanden el ejercicio de especialidades que presenten escasez relativa frente a las necesidades del Servicio de Salud y el desarrollo de proyectos específicos o de jefaturas de programas en determinadas secciones, unidades, servicios, departamentos o establecimientos del Servicio de Salud”, enumera.

Del mismo modo, para estos efectos y previo a la dictación de la resolución fundada, la abogada afirma que “los Directores de Servicio de Salud consultarán a los directores de los establecimientos dependientes sobre sus necesidades en relación a la valoración de los puestos de trabajo indicados, informando estos en base a parámetros tales como las capacidades, habilidades o actividades que consideren necesario estimular. Con la información recabada y considerando las pautas generales que entregará el Ministerio de Salud, se elaborará una categorización de los puestos de trabajo que darán origen a la asignación de estímulo por competencias profesionales”, enfatiza.

Según el reglamento de Asignación de Estímulo, en la fijación de los porcentajes específicos para las causales de concesión así determinadas, será deber de los Directores de Servicio velar porque todos los profesionales que desempeñen las mismas funciones en las unidades de trabajo definidas para su otorgamiento en la resolución respectiva, perciban igual porcentaje de asignación. Este último punto, según la profesional de UDELAM, resulta central en la exigencia de este legítimo derecho.