Paro de médicos de Salud Primaria de Viña del Mar: una dura y extensa movilización por mejoras laborales

327

valpo-aps-2“La salud no tiene Festival” rezaba un cartel en la Gala de la última versión de Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Se trataba de uno de los lienzos con que se manifestaban los médicos de Atención Primaria de los 14 consultorios de la Ciudad Jardín, quienes se encontraban en paro indefinido en demanda por mejoras laborales.

Por: Sandra Valenzuela, periodista Consejo Regional Valparaíso

 

L a paralización tenía su origen en el incumplimiento de la Corporación Municipal al acuerdo sostenido con los médicos en junio de 2014 –resultado de la primera paralización del gremio APS– en el que se establecía un incentivo a la permanencia de 350 mil pesos y seis meses para evaluar conjuntamente las condiciones que originaban este pago. Si bien el bono fue entregado, pasado los seis meses convenidos, la Corporación decidió arbitraria y unilateralmente eliminar el pago, sin la evaluación pactada con los médicos.

Así lo explica la presidenta del Capítulo Médico de Atención Primaria de Viña del Mar, Dra. Laura Hernández, quien justificó la movilización por el incumplimiento de la autoridad comunal al acuerdo señalado. “El incentivo a la permanencia se mantuvo hasta diciembre del año pasado, mes en que se evaluarían los resultados por ambas partes. Pero observamos con sorpresa que se nos excluyó de este proceso”, manifiesta.

Pero la restitución de este incentivo no era la única demanda de los facultativos, quienes también pedían que se retomara la iniciativa de establecer una mesa de trabajo que permitiera implementar un Programa Anual de Capacitaciones –con tiempos y reemplazos necesarios para acudir a capacitarse– instancia que estaba contemplada en el acuerdo de 2014 y que el municipio viñamarino tampoco materializó.

Tras el cese del pago del bono y luego de casi tres meses de múltiples intentos por conversar con la gerencia de la Corporación Municipal, las representantes de los médicos en paro finalmente fueron recibidas –en marzo pasado y gracias a la intervención del Regional Valparaíso–, pero sólo para recibir una total negativa a su demanda de continuar con la entrega del bono.

Las autoridades municipales argüían que las condiciones que habían originado la entrega del incentivo ya no existían, por lo que no se justificaba continuar otorgándolo. A esto, la Dra. Hernández respondía con la analogía del paciente descompensado: “Le damos medicinas para que se compense y cuando está compensado se las retiramos. Es absurdo. Aquí vemos que si (el incentivo) no es algo permanente nuevamente volvemos a lo mismo y otra vez vamos a tener brecha de profesionales en los consultorios”. Además, con la renuncia de 24 profesionales que se iban a cursar sus becas de especialidad la dotación de médicos APS en Viña del Mar se vería nuevamente disminuida, sobrecargando a los médicos que se quedan y deteriorando la calidad de la atención para los usuarios.

Finalmente, tras 23 días de paralización y después de evaluar propuestas y contrapropuestas, las partes lograron consensuar posiciones. La Dra. Hernández explicó que si bien no consiguieron el pago del incentivo, sí acordaron trabajar durante este año “para ir evaluando en conjunto nuestras rentas y para ver la posibilidad de una mejora en la carrera funcionaria, ojalá a partir del 2016”.

En ese sentido, se constituirá una mesa de trabajo que mes a mes evaluará la carga laboral de los médicos de la comuna y, de confirmarse carencia de profesionales, situación que podría acarrear una sobrecarga laboral, los médicos podrían acceder a una compensación económica, que consistiría en la reasignación solidaria de la brecha médica. De este modo, se posibilita la permanencia de los médicos en los centros de atención y disminuye la rotación de profesionales.

“Sacamos un acuerdo que para nosotros es bien satisfactorio. Como directiva estamos conformes y contentos porque finalmente hubo voluntades de ambas partes para que coincidieran en la necesidad de nuestras mejoras laborales”, manifestó la dirigenta.

El nuevo pacto firmado entre la Corporación Municipal de Viña del Mar y los médicos de Atención Primaria también contempla un amplio plan de capacitación y desarrollo profesional que también mejora las condiciones de la práctica clínica. Éste era un punto fundamental que demandaban los médicos, por cuanto la actualización y perfeccionamiento les permite entregar una atención de mejor calidad a sus pacientes.

Cabe destacar que durante toda la paralización los médicos de la Salud Primaria de Viña del Mar mantuvieron una asamblea permanente en el auditorio del Regional Valparaíso. Al final de este proceso, los profesionales movilizados manifestaron su agradecimiento a los dirigentes, asesores y personal del Regional, tanto por el espacio y la atención brindada como por el apoyo y orientación –legal y gremial– recibida en esta dura y extensa lucha en demanda por mejoras laborales.