Salud digital: Los desafíos que se vienen con la Receta Médica Electrónica

411

Con miras a dar los primeros pasos en una apropiada transformación digital en Salud, el Colegio Médico se ha propuesto colaborar con la autoridad sanitaria en aquellas iniciativas de alcance nacional que permitan avanzar en esta materia.

Por Natalio Rabinovich Vargas

Cuántas veces, incluso en forma de bullying, hemos escuchado ‘usted tiene letra de doctor’. Sí, porque generalmente a la salida de una cita médica con una receta en la mano a la farmacia con la confianza que el QF sabría dilucidar cuál era el remedio necesario para llevar adelante el tratamiento, en especial si uno no salía con más dudas que certeza de la consulta por los exámenes a realizar y los medicamentos a tomar. Clásico era el, ¿por qué fue al médico? Para así tratar de desenredar el puzzle que venía en la receta en un perfecto jeroglífico, y que cuando nos daban el nombre no entendíamos cómo habían llegado a él.

Pues ahora eso será cosa del pasado. En los próximos días-meses, el Ministerio de Salud lanzará en forma oficial la implementación de la Receta Médica Electrónica y en estas páginas trataremos de entregar las principales novedades de lo que se viene en este importante cambio.

“La Mesa Directiva Nacional mandató apoyar y empujar todas aquellas políticas que permitan avanzar a la transformación digital en salud”.

Dr. Alexander Recabarren, Coordinador Comisión Tecnología y Salud del Colmed

El doctor Alexander Recabarren, Médico Familiar y Coordinador de la Comisión de Tecnología y Salud de la Orden, establece que “la Mesa Directiva Nacional mandató a esta comisión a apoyar y empujar todas aquellas políticas que permitan avanzar a la transformación digital en salud y en eso hemos estado trabajando con personeros del Ministerio”.

La transición de lo análogo a lo electrónico

El origen viene de la receta común, tanto gráfica o electrónica, que es emitida por un personal habilitado esta función, con la prescripción de un tratamiento coherente a los resultados de una apropiada evaluación médica. Sin embargo, hoy se pueden vislumbrar una serie de inconvenientes en su uso y masificación, lo que cambiaría en forma radical con la puesta en marcha del nuevo proyecto.

La Dra. May Chomalí, Médica Salubrista y Directora Ejecutiva del Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud, CENS, es clara al detallar los principales inconvenientes que hay con la receta tradicional y la falta de un sistema que permita un seguimiento en línea que evite una serie de eventos prevenibles. “Cuando un usuario va al servicio de urgencia, a la atención primaria, a una consulta particular, a un laboratorio… ¿Dónde queda el registro de esa atención? Las indicaciones al paciente en ese sentido no se comparten, lo que no permite tener certeza de los tratamientos y redunda en duplicidad de atención y más gasto de bolsillo”, establece Chomalí, quien además reconoce que, al no estar en línea hay pacientes que visitan distintos centros médicos para conseguir recetas de medicamentos que pueden vender a terceros, sin considerar aquellos que se roban talonarios con todos los trastornos administrativos que trae para los médicos y médicas.

La Dra. Begoña Yarza, Presidenta del Departamento de Trabajo Médico del Colmed, analiza el futuro ingreso de la receta electrónica en el impacto que, se espera, genere en la seguridad de los pacientes, considerando que, desde el punto de vista del uso racional de medicamentos, hay espacio para avances trascendentales en el área. “Se habla de fármacos desde la logística, se puede analizar desde el gasto de bolsillo; pero en ningún caso se habla de los errores y los eventos adversos producidos y lo importante que resulta este tema para la seguridad de los pacientes”, comenta la encargada de Trabajo Médico del gremio.

“Las indicaciones al paciente en ese sentido no se comparten, lo que no permite tener certeza de los tratamientos y redunda en duplicidad de atención y más gasto de bolsillo”.

Dra. May Chomalí, Directora Ejecutiva CENS

La doctora Yarza además, se referiere a los errores más normales que se pueden encontrar con la receta tradicional, tales como: “el 50% de los medicamentos que se recetan, se dispensan o se venden de forma inadecuada; el 30% de la población mundial carece de acceso a medicamentos esenciales; y el 50% de los pacientes toma sus medicamentos en forma incorrecta”.

Ahora bien, en el detalle de los errores más comunes que provocan eventos adversos se encuentran que la prescripción médica puede ser verbal, es ilegible, o es incompleta considerando el nombre del remedio, la dosis del mismo, la frecuencia, la vía de administración, la indicación para uso frecuente y la duración, en caso que fuera necesario. Esto sin considerar posibles alergias, dosis inadecuadas o medicamentos contraindicados por otras patologías.

Implementación y regulación

Una de las premisas en este caso es evitar todos los problemas que hubo en la implementación de la Licencia Médica Electrónica. En ese sentido la política de colaboración con el Minsal viene del año pasado. Al respecto, el Dr. Recabarren asegura: “queremos sacar lecciones de los errores del pasado y llevar este proceso en forma gradual, haciendo partícipe a los doctores para que vean todos los beneficios que traerá este cambio”.

Loreto González, Jefa del Departamento de Políticas y Regulaciones Farmacéuticas del Ministerio de Salud, es la responsable de liderar todo este proceso y la encargada de explicar todo el trabajo realizado. “El impacto que tendrá en los distintos recintos de salud la implementación de esta política es enorme. Según estimaciones preliminares significará un ahorro de 200 millones de dólares al año”, explica la representante de la División de Políticas Públicas y Promoción de la cartera.

Anualmente en Chile, considerando el sistema público, hay aproximadamente 100 millones de recetas emitidas por más de 100 mil profesionales autorizados a prescribir por la Superintendencia de Salud (incluyendo a cirujanos dentistas y profesionales de la obstetricia y puericultura). En ese sentido, desde el Minsal el objetivo que se busca es “que la receta se implemente en forma total en todo el país. La idea es que las prescripciones dejen de ser papel y pasen a ser electrónicas, donde hay que hacer muchos cambios, principalmente conductuales”.

“El 50% de los medicamentos que se recetan, se dispensan o se venden de forma inadecuada”.

Dra. Begoña Yarza, Presidenta Departamento Trabajo Médico

La receta está establecida en el Código Sanitario, formulada con la Ley de Fármacos I y hubo un último cambio en la ley 21.267 en septiembre pasado, donde saca de ahí la firma Electrónica avanzada.

¿Cómo operará?

La plataforma va a estar compuesta por un repositorio único, complementado por 4 aplicaciones desarrolladas que permite identificar a todos los profesionales y usuarios que la utilizan en el proceso de preinscripción y dispensación de recetas. En este sentido, Loreto González establece que “no todas las farmacias tenían como ver un archivo PDF, por lo que buscamos un sistema que nos permitiera entregar dicho servicio. Por eso, también, agregamos un código de barra, porque no todos tienen capacidad de leer códigos QR”.

Pronto la receta electrónica será una realidad. Seguiremos entregando herramientas para dar capacitaciones y que el ingreso sea gradual para no cometer errores vistos en el pasado. Es un avance fundamental y como Colegio Médico sabemos de la importancia pensando en los equipos de salud y los propios ciudadanos, quienes se verán realmente favorecidos cuando esto ya se encuentre operativo.