Salud mental y ampliación del beneficio de natalidad: Permanente protección a la colegiada, colegiado y su familia

117

El FSG ha estado siempre al lado de sus afiliados y afiliadas con distintas iniciativas para ir en apoyo en diversas áreas, tanto en salud como financiera, así como de la modernización de sus reglamentos para ampliar el abanico de los beneficios.

Por Patricio Azolas Álvarez


 

Respondiendo al espíritu de su creación, el directorio de nuestro Fondo de Solidaridad Gremial siempre está pendiente de ver cómo mejorar los beneficios que se entregan a sus afiliados y afiliadas a lo largo del país. A modo de ejemplo, en el contexto de la pandemia implementó rápidamente algunos beneficios económicos temporales y también en atención de salud mental.

La presidenta del FSG, Dra. Inés Guerrero, explica que “una de las situaciones que más preocupó al Gremio fueron los problemas derivados de la salud mental, específicamente, trastornos del sueño, crisis de angustia e, incluso, médicos que tomaron decisiones más drásticas y que lamentablemente se quitaron la vida por el agotamiento, por el estrés o por la pandemia misma. “En este contexto decidimos junto a nuestra secretaria técnica, la psiquiatra infanto- juvenil, Dra. Josefina Huneeus, desarrollar un beneficio para abordar esta temática. Es así como se creó un apoyo para el pago de la ayuda psicológica o psiquiátrica que requiera él o la colega, con plazos y ciertos límites, pero siempre promoviendo esta ayuda”, señala la dirigenta.

Asimismo, enfatiza que esta iniciativa fue muy bien acogida por los médicos y médicas. “El 31 de diciembre del 2021 hicimos una evaluación, donde definimos terminar con los beneficios económicos especiales que se crearon al inicio de la pandemia, porque la mayoría ya no eran solicitados, pero definimos la continuidad del apoyo en salud mental. Además, se generó la idea de contar con un ente más robusto para ir en auxilio de los colegas, no sólo por la contingencia del COVID-19, sino para ayudar en todo lo que puede significar en el autocuidado del médico en su ejercicio profesional. Es así como se decidió extender el beneficio hasta la próxima Asamblea Nacional de septiembre y presentar ahí el proyecto de Unidad de Salud Mental”.

Ampliación del beneficio de natalidad

Ajustándose a los nuevos tiempos, el directorio del FSG analizó y acogió una solicitud presentada por el Departamento de Género y Salud, que encabeza la Dra. Valentina Pantoja, en la que se requirió extender de manera explícita en el reglamento el beneficio de natalidad a las familias lesbomaternales y homorarentales.

“Una de las colegiadas, que forma parte de una familia lesbomaternal, nos consultó sobre esta asignación. Ahí nos dimos cuenta que debería existir una política interna para los colegiados y colegiadas, entendiendo las barreras que pudiesen tener. Si bien el Fondo siempre ha estado abierto a no discriminar a nadie, de todos modos era necesaria una política específica, para no dejar al arbitrio de las personas esta asignación”, explica la Dra. Pantoja.

En la sesión de directorio del FSG del 16 de Noviembre de 2021, se aprobó el Acuerdo N° 3-11, que señala “De conformidad al artículo 53 del Reglamento del Departamento de Solidaridad Gremial y Bienestar (en adelante, por sus siglas FSG) la Comisión Directiva acuerda actualizar los requisitos para el otorgamiento del beneficio de natalidad, a fin de reconocer y dar apoyo a las familias lesbomaternales y homoparentales” y desde ahí comenzó el trabajo con los abogados para realizar la modificación al reglamento.

Desde el Departamento de Género y Salud destacan este cambio, entendiendo que el ordenamiento jurídico chileno restringe el actual estatuto filiativo a las familias heterosexuales o a personas solteras, sin permitir el reconocimiento de la maternidad o paternidad compartida en el caso de madres lesbianas o padres homosexuales. “Ésta era la barrera que teníamos que lograr superar. Esta ayuda se ha concretado, ya hay un caso emblemático que recibió esta asignación por un criterio que se agregó y la verdad es que ha sido un avance, y un mensaje para todos los médicos y médicas que deben recibir el mismo trato. Es relevante en materia de derechos humanos y me parece importante que sigamos avanzando en esta línea como Colegio Médico”, señala la Dra. Pantoja.

Asimismo, la presidenta del FSG señala que este cambio marca un punto de inflexión “porque más allá del discurso, tenemos que hacer gestos concretos de apoyo real, de un Colegio Médico reflexivo, diverso y que concreta esta iniciativa. Nos muestra cómo estamos evolucionando como Gremio”.