UDELAM propone mejoras al Período Asistencial Obligatorio

64

Multas millonarias, destinaciones que fracturan a la familia médica y escasa claridad en cuanto al establecimiento de salud para cumplir la jornada laboral, figuran entre los principales casos atendidos, que motivan una permanente preocupación institucional.

Por Patricio Alegre, periodista FALMED.

La aplicación de multas millonarias, que van desde los $182 a $213 millones, la separación de las familias médicas, cuyos miembros son destinados a distintos puntos del territorio nacional, y la poca claridad respecto del establecimiento en que los facultativos deben desempeñarse, figuran como las principales complicaciones detectadas por la Unidad de Defensa Laboral Médica (UDELAM), para los médicos durante su Periodo Asistencial Obligatorio (PAO) en nuestro país.

Así se desprende del exhaustivo análisis de casos, realizado por UDELAM, entidad encabezada por su Secretario Técnico, Dr. Carlos Becerra, y el Abogado Jefe de UDELAM, Gabriel Nieto.

Por esta razón, en el último tiempo, el equipo de UDELAM ha acompañado técnicamente las negociaciones realizadas entre el Colegio Médico de Chile y las autoridades de salud, logrando importantes avances en relación al PAO.

Cabe destacar que cuando un médico accede a una beca de especialización pagada por el Estado, el Ministerio de Salud (Minsal) establece que “dicho término del periodo de formación implica el compromiso u obligación por parte del becario de efectuar una fase asistencial a continuación del periodo formativo, en calidad de funcionario, en algún establecimiento del Servicio de Salud con el cual adquirió el compromiso y por un lapso igual al doble de la duración de la beca”.

Dr. Carlos Becerra Secretario Técnico de UDELAM

Sin embargo, pese a lo positivo del PAO, que permite contar con especialistas en zonas apartadas del territorio, de acuerdo a los casos atendidos por UDELAM, persisten situaciones anómalas, que dan cuenta de la necesidad de continuar revisando dicho instrumento.

Para ello, según UDELAM, se debieran considerar en el PAO aspectos excepcionales, como los riesgos de ruptura familiar, casos de enfermedades de los hijos y una evaluación monetaria justa de los servicios de salud, que no afecte económicamente a los facultativos ante eventualidades, por citar algunas mejoras.

Anuncio

Ante este escenario, el Secretario Técnico de UDELAM, Dr. Carlos Becerra, anunció que dicha situación requiere analizar la posibilidad de retomar las conversaciones en conjunto con el Colegio Médico y el Minsal, aprovechando el conocimiento de los abogados que han atendido estos casos, y los avances con la autoridad en una mesa de trabajo anterior, instancia que según dijo, “ha permitido establecer una mayor comprensión y flexibilidad de la cartera, frente a las complicaciones que presentan los médicos”, acota.

“Gracias a la tarea emprendida por el Colegio Médico con el apoyo técnico jurídico de UDELAM, se logró una cierta flexibilidad en el Reglamento del PAO, disminuyendo las circunstancias en que existen sanciones. Pese a ello, y ante los casos que nuevamente estamos atendiendo en UDELAM, creemos que es necesario retomar ese análisis con el Colegio Médico y la autoridad en la mesa de trabajo creada para estos fines, instancia que además cuenta con la importante labor de nuestro Presidente de la Unidad de Defensa Laboral (UDEL), el Dr. José Peralta”, afirma el Dr. Carlos Becerra.

Materias

En cuanto a los puntos que serán tratados en dicha instancia, el Dr. Becerra adelantó que según los casos vistos por UDELAM, se hace necesario revisar nuevamente el PAO, su reglamento y dificultades más crecientes, como son en primer término, las multas millonarias involucradas contra los facultativos.

“Pese a los avances obtenidos, las sanciones siguen siendo altas, lo que nos lleva nuevamente a tener que estudiar el reglamento del PAO como UDELAM, en conjunto con el Colegio Médico de Chile y la autoridad”, comenta.

En este sentido, el Dr. Carlos Becerra detalló parte de los cambios que pretenden ser planteados a las autoridades en dicha instancia.

“Necesitamos que exista un sistema de administración de los PAO que sea centralizado, donde se puedan llevar estas situaciones, con capacidad de gestión real sobre los servicios de salud, y que un comité, analice estos casos y se puedan ponderar todas estas problemáticas”, enfatiza.

Problemas

Según el Dr. Becerra, las situaciones de matrimonios de médicos que están cumpliendo el PAO, pero cada uno destinados a extremos distintos de Chile; las dificultades con enfermedades de los hijos, que hacen imposible irse a zonas extremas, son materias recurrentes en las que se requieren cambios urgentes y una solución efectiva.

“El nuevo sistema PAO que estamos proponiendo, debiera tener una instancia de nivel superior que analice los casos, para que sus decisiones sean vinculantes para los servicios de salud, y que no se siga dependiendo de que el servicio quiera o no resolverlo, quedando todo supeditado a la discrecionalidad de la autoridad”, explica.

Multas

Otra materia importante a considerar, es que las escrituras que se firmen, los montos involucrados y las multas, sean adecuadas a los gastos que incurre efectivamente la administración estatal en la formación médica. “Se entiende que el Estado quiera recuperar los recursos que finalmente no terminaron en un especialista donde se quería tener. Pero eso tiene que ser razonable y las multas adecuadas al gasto real que se incurrió”, remarca el Dr. Becerra.

El dirigente manifiesta que, para asesorar técnicamente al gremio médico en conversaciones de alto nivel, UDELAM nuevamente será fundamental en dicha instancia.

Recomendaciones

Asimismo, el Dr. Becerra es enfático en solicitar a los médicos que se informen muy bien de las condiciones antes de suscribir un PAO.

“Ningún colega debiera tomar un cupo de PAO, sin haber leído antes el reglamento, para saber perfectamente en qué se está metiendo. Y posteriormente, cuando vaya a firmar una escritura, también debiera revisar con detenimiento, cuáles son las condiciones que está firmando”, recalca.

El Dr. Becerra ve en el PAO una posibilidad importante para los médicos, pero que debe ser adecuadamente analizada. “Creo que es una decisión que, probablemente, muchos médicos van a tomar igual. Pero es muy distinto cuando el o la colega están informados desde el inicio de cuáles son las condiciones”.

Reglamento PAO

“Es muy frecuente que los colegas se enteren de las condiciones que firmaron cuando entran en conflicto con un servicio de salud, siendo la primera vez que dimensionan la situación y la multa que ello involucra”, comenta.

Por esta razón, el secretario técnico de UDELAM recomienda antes revisar el reglamento del PAO en detalle y conocer el marco legal, que es el Decreto Supremo 507, que aprueba el Reglamento de Becarios de la Ley 15.076, en el Sistema Nacional de Servicios de Salud.

Finalmente, a nivel gremial y a modo de resumen, el Dr. Becerra se manifiesta partidario de discutir “como piso”, la existencia de una instancia de evaluación de casos que sean vinculante, y ciertas limitaciones, para que los montos involucrados en las multas sean razonables.

Gabriel Nieto Abogado Jefe de UDELAM

Problemáticas

El abogado jefe de UDELAM, Gabriel Nieto, observa que “la poca claridad del establecimiento de destino para el cumplimiento del PAO, aparece como el inconveniente inicial más repetitivo, siendo ese el primer escollo a considerar en la relación de los médicos con los servicios de salud”.

El jurista hace hincapié en que, según el análisis jurídico de UDELAM, “la normativa establece que los Servicios de Salud del país tienen la obligación de informar, con seis meses de anticipación dicha destinación, aspecto que jamás se cumple por parte de estas entidades, de acuerdo con los antecedentes a la vista”.

Movilidad

Según el abogado de nuestra Fundación, “la devolución de la beca, en algunos casos, es realizada por los facultativos en uno o más recintos de salud, dentro de su jornada laboral”, panorama que, según el experto, complica aún más la labor de los médicos sujetos a PAO.

“Hay casos donde los médicos deben sortear una permanente movilidad y distancias considerables para responder a esa decisión discrecional, que es establecida por el director del servicio de salud respectivo”.

Dicha atribución, conferida en la ley a los directores de servicios de salud, “permite a la autoridad que dirige cada de servicio de salud, a determinar que los médicos devuelvan sus becas en cualquiera de los establecimientos de dicha red asistencial, dejando poco margen jurídico para modificar esa decisión”, agrega.

“Muchas veces, atendida la geografía que existe en las distintas regiones del país, nos encontramos con el hecho de que los médicos deben cumplir su jornada laboral en diversos establecimientos de una misma red dependiente de un servicio de salud. Esto los obliga a enfrentar largas distancias de desplazamiento por caminos sinuosos, siendo otra de las principales dificultades y complicaciones expuestas por los facultativos que acuden a nuestra unidad, quienes aspiran ojalá a poder trabajar en un solo lugar”, acota el abogado.

Deberes

Otra de las dificultades de los médicos en PAO, es la poca claridad en cuanto a su condición de funcionarios públicos. “Lógicamente los médicos, al iniciar su labor profesional, desconocen la compleja dinámica de su calidad de funcionario público, o la relación jurídica que ellos tienen con la administración del Estado, a lo que se suma la escasa información que poseen respecto de sus derechos y obligaciones”.

Según el abogado Gabriel Nieto, al comenzar el PAO, muchos médicos llegan por primera vez a la administración pública y se enfrentan a un estatuto administrativo rígido, totalmente distinto a lo que todo el mundo conoce en una relación laboral habitual. “En materia de la administración pública, es todo lo opuesto”, recalca.

Funciones

De igual modo, otra de las complicaciones de los médicos en PAO, según el abogado, son las pocas oportunidades para que los médicos puedan cumplir funciones relacionadas con su especialidad. “De la misma manera, vemos constantemente como a su vez los servicios donde los médicos se desempeñan, no tienen las condiciones de infraestructura, materiales o humanas necesarias, para que los médicos puedan desarrollarse plenamente de acuerdo a su especialidad”, explicó el abogado.

De acuerdo a la información recabada por UDELAM, los médicos en PAO sufren una importante problemática a nivel nacional, puesto que cumpliendo los mismos requisitos y condiciones que sus pares, se encuentran recibiendo una menor asignación de estímulo por competencias profesionales.

Devolución

En este sentido, otro problema relevante, según el abogado UDELAM, son las dificultades que se presentan para los médicos para poder devolver su beca en ciertos lugares. De acuerdo con la experiencia, esto afecta el propio panorama familiar de los facultativos, situación en que el PAO puede pugnar o entorpecer ciertas condiciones familiares o de salud de los propios médicos. “Cito como ejemplo, el caso de un médico que debe devolver su beca en una ciudad del extremo sur de Chile. Mientras, su pareja de igual profesión, debe cumplir la misma obligación en Santiago, lo que lógicamente genera una enorme complicación familiar para ambos, situación en que los Servicios de Salud en la mayoría de los casos no actúan con un criterio humanitario”, ejemplificó.

Según Nieto, lo anterior conlleva a no poder cumplir su PAO, “lo que expone a los médicos a una inhabilitación por seis años y al cobro de una multa en garantía en promedio entre 6 mil hasta 7 mil UF (hasta $213 millones), cuyo monto se determina de acuerdo a la Ley y el Reglamento, lo que resulta a todas luces excesivo”, recalcó el abogado jefe de UDELAM.

Consejos

En cuanto a las recomendaciones, el profesional destaca que “se hace necesario que los médicos profundicen durante su formación, no solo en los conocimientos relacionados a su especialidad, sino que también, respecto al régimen jurídico particular que los rige como servidores públicos, estando sujetos a ciertos derechos, deberes y obligaciones muy regulados por la Ley, en donde muchas veces no se admite negociación, siendo bueno conocer esa dinámica de antemano”.

En este sentido el abogado solicitó a los médicos, al momento de postular a un programa de formación, o una beca, tener en consideración el hecho que las condiciones que los propios médicos pactan voluntariamente, son muy difíciles de cambiar posteriormente, dado que una vez estando en el PAO, prácticamente resulta imposible superar las sanciones que el legislador establece.

Decreto

Según UDELAM, una vez revisado el Decreto Supremo 507, que aprueba el Reglamento de Becarios de la Ley 15.076, en el Sistema Nacional de Servicios de Salud, destaca como relevante el Artículo 20, que, de acuerdo al análisis, no está siendo respetado por los Servicios de Salud, respecto del establecimiento en que el médico debe desempeñarse, lo que debe informarse por parte de los servicios de salud con seis meses de antelación.

Otro aspecto relevante del Reglamento, está contenido en Artículo 23, en que se menciona que el médico deberá constituir previamente una garantía millonaria por el total de los gastos para la ejecución del programa, incluyendo matrículas y aranceles.

En este sentido, según el abogado Gabriel Nieto, “cabe destacar que los servicios de salud en el país, optan por proteger el interés público por sobre el particular, estableciendo multas millonarias con el objetivo de obligar al cumplimiento”.

Dicho reglamento no considera en su redacción las causales de incumplimiento por fuerza mayor, como son el fracturamiento familiar de dos médicos que deben cumplir PAO, en distintos puntos geográficos de Chile. Tampoco se hace mención en su contenido, a aspectos tan relevantes, como eventuales problemas en la salud de los hijos, que requieran atención médica permanente, por ejemplo, en un centro especializado de salud, que se ubica, en muchos casos, solo en la Región Metropolitana, por citar algunos de los problemas detectados por UDELAM.