Recomendaciones para conformar una sociedad médica

622

Conversamos con la abogada Katherine Berríos de la Unidad de Defensa de Medicina Privada de FALMED, para saber cómo constituir una sociedad médica de forma ordenada, capaz de proteger el patrimonio personal.

Por Alejandra Moreira, periodista FALMED.

¿Cuáles son las ventajas de la conformación de sociedades médicas?

Cada persona va a constituir sociedades con fines diferentes. Sin embargo, las ventajas que podemos apreciar son, primero, la separación de patrimonio que se va a producir entre el patrimonio de los médicos y los propios de la sociedad. Es una forma de proteger el patrimonio personal de cada persona. En segundo lugar, las licitaciones públicas a las que se puede acceder como persona jurídica. En tercer término, mejor acceso a créditos bancarios y la obtención de subsidios estatales. También hay clínicas que para trabajar con ciertos profesionales médicos y hacer contratos, exigen sociedad. Otra de las ventajas es el poder asociarse con otro profesional, establecerse y crear su propio centro médico.

Katherine Berríos Abogada Unidad de Defensa Medicina Privada, UDMP

¿Y cuáles son los riesgos?

Diría que más que riesgos, para la conformación de una sociedad médica, hay que tener en vista las responsabilidades que se generan una vez creada la sociedad, en el sentido que uno se tiene que hacer cargo de un RUT diferente de una persona natural y hay que preocuparse de llevar una administración separada, de tener cuentas corrientes separadas y todas las obligaciones que traen aparejadas las sociedades, como por ejemplo, pagar patente.

¿Cómo crear una sociedad médica?

Se puede hacer de dos formas, a través del registro de sociedades del Ministerio de Economía, que se denomina Empresa en Un Día, o por la vía tradicional con la escrituración, la inscripción y la publicación en el Diario Oficial de la escritura pública. Todo dependerá de las necesidades de cada grupo de médicos, por lo que siempre se recomienda asesorarse por la Unidad de Defensa de Medicina Privada de FALMED, donde le podremos indicar qué tipo de sociedad se adecúa a las necesidades que tenga la sociedad a conformar.

¿Cómo tributan las sociedades médicas?

Aquí también hay que diferenciar el tipo de sociedad de la que estamos hablando. Se puede constituir o tributar en Segunda Categoría, como las sociedades de profesionales; o en Primera Categoría, todas las otras sociedades que tenga más bien un giro comercial. Es decir, un grupo de médicos que tiene una sociedad

profesional solo para ejercer la medicina, tributaría en Segunda Categoría, pero si más adelante, quiere formar una clínica, o hacer inversiones, entonces inmediatamente pasa a tributar como Primera Categoría, que son las rentas de capital.

¿Qué fines tienen las sociedades médicas?

El principal fin que debería tener la creación de una sociedad médica es mantener un orden. Busca organizarse, tener separado lo que se produce por la actividad de lo que es el patrimonio personal y su administración. Puede tener la necesidad de contratar trabajadores, y esa planilla de trabajadores es mejor tenerlos bajo un RUT de empresa, a tenerlos directamente como persona natural que además no me trae ningún beneficio tributario, pues voy a mezclar y confundir mis patrimonios.

¿Cuáles son las principales asesorías que FALMED presta en estas materias?

En la Unidad orientamos a los médicos sobre qué tipo de sociedad se adecúa más a sus necesidades, si es una sociedad limitada, una SPA o una EIRL. Tomada la decisión, lo acompañamos hasta el proceso de entregársela constituida legalmente para que inicie las actividades ante el Servicio de Impuestos Internos. En caso de que ya tenga alguna sociedad, podemos asesorar cuando necesite cualquier modificación de la escritura social. También asesoramos en la venta de los derechos sociales, en el caso de las Sociedades Limitadas; o acciones, en el caso de las Sociedades por Acciones. Brindamos asesoría cuando algún médico se quiere retirar o incorporar otro socio, o cuando quiere disolver, vender o liquidar una sociedad. Y asesoramos en casos de reorganización por insolvencia y reemprendimiento.

¿Qué recomendaría a quien esté pensando en formar una sociedad? 

Es muy importante asesorarse con un abogado antes de constituir una sociedad. Muchos llegan con la sociedad hecha, sin haber hecho las preguntas pertinentes. Luego de recibir la asesoría legal, lo que se debe hacer es buscar un contador, se recomienda que no traten de llevar ellos la contabilidad de las empresas, porque es complejo y ahí es donde caen en los problemas con el SII, con la Tesorería o con los mismos proveedores.