Asesoría comprometida con la buena práctica médica

443

A lo largo de estos 25 años, el equipo jurídico de la Fundación ha tenido un importante camino de aprendizaje basado en la experiencia y orientados a la prevención, dejando marca y sentado precedente en lo que a defensa de médicos se refiere. A continuación, el punto de vista de tres abogados que han realizado parte del recorrido que ha tenido Falmed.

Por Andrés Palacios.

CORALÍ ARAVENA

Abogada Falmed Arica

“La defensa de Falmed se caracteriza por la incesante búsqueda de la atención y asesoría integral al médico”.

¿Cómo era la defensa de Falmed y cómo es ahora?

“En sus inicios se encontraba orientada y destinada a la defensa en juicios por mal praxis médica. Sin embargo, hoy se caracteriza por la incesante búsqueda de la atención y asesoría integral al médico. Las materias de estas asesorías se han ido ampliando a todos los aspectos de la actividad médica y vida del médico, como ha quedado demostrado con las áreas de Asesoría Legal en Otras Materias, Udelam y Falmed Sucesorio”.

¿Qué desafíos ha tenido que enfrentar?

“Entre los más importantes, está la continua preparación y actualización de todos los conocimientos necesarios para asumir esta tarea día a día. Nuestro desafío institucional constante de proporcionar a los médicos charlas de prevención y cursos “Por Una Medicina de Excelencia” y, algunas veces, cumpliendo labores de contención al médico como parte de nuestro trabajo diario y la frecuente utilización de los medios de comunicación, que en algunas oportunidades entregan información y noticias incompletas, aportadas por el paciente o terceros”.


MARCELO VALENZUELA

Abogado Falmed Santiago

“Los abogados de la Fundación han acumulado una experiencia relevante en cada una de las áreas en las que trabaja”.

¿Cuáles cree ud. son los valores agregados del servicio jurídico que entrega Falmed?

 “Ser una defensa integral, ya que podemos abordar todas las contingencias legales que se le pueden presentar a un médico a propósito de un evento adverso. Atención profesional desde el primer momento y sin tener que esperar a que se produzca la contingencia concreta. Muchas veces somos consultados antes que se presente un reclamo o una acción legal y desde ese minuto prestamos asesoría y orientación. Por otro lado, ya en la defensa tenemos la posibilidad de contar con pericias específicas que nos permiten abordar de mejor manera una defensa judicial y ser muy proactivos si el caso lo amerita. Me parece importante destacar que cada uno de los abogados de la Fundación ha acumulado una experiencia legal relevante en cada una de las áreas en las que trabaja, y desde ese punto de vista, cada uno puede ser considerado un especialista en su materia legal específica”.

¿Algo que le llame especialmente la atención y que ha significado un aprendizaje para su trayectoria en Falmed?

“Una de las cosas que más agradezco ha sido la oportunidad de trabajar en equipo con abogados en Santiago y otros colegas en regiones, compartiendo experiencias con Fiscalías y Tribunales en distintas ciudades. He tenido la oportunidad de participar en equipos que hemos formado para enfrentar juicios penales en todo el país, y desde el punto de vista profesional ha sido muy enriquecedor. Además haber incorporado conocimientos en el ámbito sanitario y médico durante todos estos años, ha sido una fortaleza técnica al momento de presentar argumentos de defensa en los juicios en los que me ha correspondido colaborar”.


CÉSAR ESPINOZA

Abogado Falmed Los Ángeles

“El sólo hecho de que el médico se desempeñe en una actividad tan relevante para la sociedad, lo hace un cliente distinto”.

¿Los médicos han cambiado… piden cosas distintas?

“Estamos en presencia de un profesional informado y altamente demandante dada la incidencia social de su actividad. Así como el ejercicio de la medicina dejó de ser una acción paternalista, donde la relación médico-paciente era asimétrica, el médico exige y tiene derecho a una relación simétrica y horizontal con su abogado. Por ello, hoy pide información y atención jurídica oportuna y objetiva; conocer y participar en la elaboración de la teoría del caso; y sobre todo una relación directa y transparente que le permita conocer los efectos y consecuencias jurídicas de la judicialización de su caso”.

Como abogado, ¿qué ha debido aprender durante su trabajo con médicos?

“Dada la naturaleza especial del derecho médico, como abogado necesariamente he debido esforzarme por aprender o al menos comprender conocimientos mínimos de medicina, de lo contrario, es muy difícil establecer la relación simétrica médico-abogado referida precedentemente. Por otro lado, como cualquier ser humano, el médico frente a una denuncia o demanda por supuesta mal praxis, está preocupado, muchas veces irritado y temeroso frente a lo desconocido. De ello, he aprendido que más allá de la solución técnico-jurídica, en las primeras entrevistas, necesita contención e información clara que logre generarle tranquilidad y confianza. Si se logra sintonizar y empatizar con el médico, es más fácil abordar lo netamente jurídico del caso. El sólo hecho de que el médico se desempeñe en una actividad tan relevante para la sociedad, lo hace un cliente distinto”.