Calidad funcionaria: un gran tema pendiente

416

A pesar de las diversas reuniones realizadas durante el año 2016 entre Colegio Médico y ministerio de Salud, la autoridad ha respondido parcialmente a las peticiones que buscan mejorar las condiciones laborales de los residentes.

La respuesta entregada a la fecha por el ministerio de Salud, es que no estaría dispuesto a conceder a todos los becarios la calidad de funcionarios públicos, porque el Minsal desea mantener la figura del artículo 43 de la Ley 15.076 que asigna estas becas, pues entrega una flexibilidad presupuestaria que se perdería, si todos los residentes son funcionarios públicos y forman parte de la dotación, ya que con esta flexibilidad la Cartera de Salud puede aumentar las becas con cierta discrecionalidad.
El Dr. Luis Velozo, secretario general de Colegio Médico, expresó que ante esta preocupación del Minsal, se deberían buscar mecanismos que mantengan esta flexibilidad, pero que se les debe reconocer como funcionarios públicos, ya que están cumpliendo una función, y tienen obligación de devolución.
Asimismo el presidente de Residentes Chile, Dr. Eugenio Grasset, destacó que aún persisten elementos en los cuales el ministerio de Salud no ha dado soluciones concretas como es la calificación del trabajo que realizan los residentes, ya que para el Minsal es solo un proceso de formación.
“Las condiciones entre el becario y un funcionario público se han ido igualando respecto a los derechos que poseen, y que si bien es cierto se ha avanzado bastante en sala cuna y conmutación de turnos, hay aspectos que son exclusivos a un funcionario público porque el estatuto administrativo así lo considera. Por ejemplo, desde el punto de vista pecuniario, de la labor que realiza el becario durante el período de formación, para el ministerio no es un trabajo ni un servicio otorgado, sino que se considera dentro de su proceso de formación. Es decir, significa que si por distinto motivos, los colegas tienen que renunciar o son expulsados de su programa de formación, tienen que devolver la totalidad de los dineros que les cancelaron como honorarios porque en realidad no fue por servicio entregado, sino que simplemente eran platas de mantención, pues nuevamente el ministerio entiende que la labor que está haciendo el residente no es un trabajo o servicio, es solamente parte de su formación como especialista”, señaló.
El Dr. Grasset manifestó también que existe una falta de protección ante los abusos laborales y acoso sexual durante la residencia, ya que “hay una situación de desprotección, desde el punto de vista administrativo, pues el becario al no ser un funcionario público, no puede solicitar un sumario frente a condiciones de abusos laboral o acoso sexual por parte de otro colega o funcionario del servicio de salud. Entonces desde lo administrativo, al becario le caben sólo responsabilidades, pero no los mismos derechos que a otro a funcionario público. Por tanto, lo que dice la ministra es parcialmente correcto”.
Además el presidente de Residentes Chile expresó, respecto a la flexibilidad que otorga el artículo 43, que “no nos parece condición suficiente para que justifique que los residentes no sean funcionarios, ya que al crear un cargo de becario, obligatoriamente se crea un cargo funcionario para el Período Asistencial Obligatorio, por lo que no convence que haya un motivo más que político para mantener a los médicos residentes como becarios”, concluyó.

Ministra de Salud responde
Luego que el Colegio Médico enviara una carta en el mes de noviembre a la titular de Salud, Dra. Carmen Castillo, donde se solicita responder oficialmente a diversas demandas gremiales que han sido planteadas por la Orden en reiteradas ocasiones como la calidad de funcionario para los médicos becados, la creación de una instancia de resolución de solicitudes de cambio de lugar de cumplimiento del Período Asistencial Obligatorio (PAO) entre otros temas; la ministra Castillo señaló en su misiva que respecto al reconocimiento de la calidad de funcionarios públicos a los becarios regulados por el Decreto con Fuerza de Ley Nº 1 del año 2001, “hemos avanzado en otorgar los mismos derechos a todos los profesionales en su período formativo, independiente del estado contractual en el que se encuentre. Lo que se traduce en acceso a sala cuna, reconocimiento del tiempo servido como becario y cómputo de los turnos realizados en la beca para ser considerado en el tiempo exigido en la liberación de guardias nocturnas”.
Sin embargo, la ministra de Salud, agrega sobre el otorgamiento de la calidad de funcionarios públicos, es pertinente señalar que el Protocolo de Acuerdo suscrito en el 2016, señala que “en materia de perfeccionamiento de la carrera médica se realizará una evaluación diagnóstica que permitirá el diseño de un nuevo trato que incentive el ingreso y permanencia, cuyo plazo termina el 2017”.
Asimismo respecto a establecer una instancia de apelación o resolución de las solicitudes de cambio de lugar de cumplimiento del período de Práctica Asistencial Obligatorio (PAO); la Dra. Castillo indica que debido a una importante carga legislativa que se materializó en relevantes acuerdos sectoriales en materias de condiciones laborales del personal de salud, “no fue posible en este período legislativo, proponer una disposición legal que le otorgue a la subsecretaría de Redes Asistenciales un rol en la definición del lugar de cumplimiento del período de práctica asistencial obligatorio en aquellos casos que tenga motivos justificados para modificar el comprometido originalmente”. Y agrega que esta solicitud será propuesta al Gobierno para este año 2017.