Dra. Inés Guerrero: “En estos años hemos avanzado en la solidaridad entre los médicos y médicas”

289

En su última etapa en el Fondo de Solidaridad Gremial del Colegio Médico, su presidenta destaca que, en estos casi 6 años a cargo, la entidad se ha modernizado, actualizado sus beneficios y auxilios entregados durante la pandemia. Uno de los grandes logros ha sido el avance respecto al cuidado de la salud mental de las y los médicos afiliados.

Por Patricio Azolas A.


Desde que comenzó su trabajo como vicepresidenta primero y luego como presidenta del Fondo de Solidaridad Gremial (FSG), la Dra. Inés Guerrero impulsó junto a los integrantes del FSG, diversos cambios que permitieron entregar más beneficios e incrementar las ayudas a los médicos y médicas afiliados al Fondo.

En una primera etapa, la Mesa Directiva Nacional del COLMED encomendó al Fondo establecer un orden, revisión y cobertura de los beneficios que entrega el FSG, así como actualizar los reglamentos que permiten su correcto funcionamiento. En esta instancia, por ejemplo, se modificó el “Premio a la Solidaridad” que consistía en el sorteo de un vehículo, y que se reemplazó por un apoyo económico de tres viajes de perfeccionamiento en alguna institución sanitaria en el extranjero, con el objetivo de capacitar a los colegiados y colegiadas, o simplemente que conocieran otras culturas.

En este sentido, también se plantearon dos grandes desafíos. Primero, cómo incrementar la ayuda y soporte a los médicos mayores, y abordar el problema de la salud mental. Esto significó la proyección del Fondo de Solidaridad Gremial como una Unidad de Bienestar Integral (UBI) para las y los médicos. “Esto fue determinante, ya que detectamos que muchos colegas mayores no eran evaluados de forma correcta y asistidos en sus diferentes necesidades”, expresó la Dra. Guerrero.

Ayuda en tiempos de Pandemia

La presidenta del FSG destacó que, en estos años, las y los colegiados comprendieron mucho más el valor de la solidaridad entre los pares y que esta característica se puso a prueba con la llegada de la pandemia. “La pandemia del SARS-CoV-2 nos sorprendió a todos por la incertidumbre de lo que significaba en nuestras vidas, llevando la capacidad sanitaria al límite y a todos nosotros a vivir momentos muy críticos en lo personal y profesional”. Agregó la dirigenta que “desde el inicio estuvimos atentos y expectantes sobre la manera en que esta pandemia iba a impactar en nuestras y nuestros colegas. Tristemente fuimos detectando el tremendo impacto sanitario que significaba, por lo que decidimos apoyar a los médicos mayores, suspendiendo tres cuotas de pago de cuota social del FSG y a todos los colegas que lo solicitaron, la postergación de tres meses de las cuotas de préstamos para el final de la deuda”.

Asimismo, se tomaron medidas directas para auxiliar a las y los médicos que se contagiaron con COVID-19, durante los años más críticos de la pandemia. “Constatamos que muchos colegas se enfermaron, algunos de forma leve y otros muy graves; y por ello definimos pagar desde uno a 15 días un subsidio habitual y desde el día 15 al 60 el doble del valor habitual. Además, pensamos siempre en quienes más lo necesitaban y que por razones de edad estuvieron impedidos de trabajar, y generamos un beneficio de $250.000 durante seis meses a médicos mayores de 75 años y en casos calificados por el directorio, se generaron beneficios especiales, independiente de los ya mencionados”.

La Dra. Guerrero describió que mientras avanzaba la pandemia “reflexionamos al interior del directorio sobre la necesidad de desarrollar estrategias que permitieran abordar, desde la promoción y prevención, los problemas que afectaban a las y los colegas, incluyendo el concepto de burnout y la salud mental. Es así como, mientras generábamos un plan concreto, implementamos un beneficio en apoyo a los profesionales con un monto para atenciones de psicólogo y psiquiatra que fue muy bien recibido y también muy ocupado por nuestros afiliados y afiliadas”.

Apoyo en salud mental y seguro complementario

Uno de los compromisos que planteó la actual Mesa Directiva Nacional fue desarrollar un programa integral de cuidado y bienestar, denominado “Cuidarnos para cuidar”, que dentro de sus objetivos buscaba incluir políticas de prevención y pesquisa activa. “Nosotros conformamos un equipo de trabajo liderado por la Dra. Josefina Hunneus a quien se le encomendó generar una propuesta integral de Promoción de Salud y Bienestar para la comunidad de médicos y médicas, que considerara factores individuales y organizacionales. Es así como en diciembre de 2022, la Dra. Huneeus, junto al Dr. Ignacio Méndez y el presidente del Colmed Chillán, Dr. Juan Pedro Andreu, en conjunto con el equipo de comunicaciones, desarrollaron la creación de una marca de este ambicioso programa: “Nos Cuidamos”. En la actualidad, se han realizado alianzas estratégicas, reuniones con las Sociedades Científicas, quienes comprometieron su apoyo y prontamente lo haremos con las mutualidades. El objetivo central es abordar la problemática desde tres miradas: promoción de salud, prevención y gestión del daño”, señala.

Por otra parte, a esta iniciativa se suma la implementación del Seguro Complementario de Salud para las y los colegiados y sus familiares directos. Las negociaciones para este seguro estuvieron a cargo del tesorero del COLMED, Dr. Jaime Sepúlveda, quien realizó todas las gestiones para concretar esta iniciativa. “Otro de nuestros compromisos como Mesa Directiva Nacional y como Fondo de Solidaridad Gremial, era el anhelo de contar con un Seguro Complementario de Salud institucional, que cumpliera con los requerimientos necesarios para nuestros y nuestras colegas y fue así como a partir del 2021, concretamos este objetivo que nos da las ventajas de acceso sin límite de edad hasta los 90 años, ni preexistencias. Este ha sido muy bien recibido por nuestras y nuestros colegas y hoy contamos con 11.369 afiliados al mes de septiembre, si contamos colegiados y colegiadas, además, de sus beneficiarios directos (padres, hijos, esposos, parejas)”, indicó la Dra. Guerrero.

Para la presidenta del Fondo de Solidaridad Gremial estos han sido años de un fuerte trabajo gremial y solidario que ha permitido potenciar los beneficios que entrega el COLMED mediante su Fondo y donde siempre ha destacado que esta entidad es la más antigua a nivel institucional, incluso más que el Colegio Médico. “Desde sus inicios lo que ha pretendido nuestro Fondo de Solidaridad Gremial es que la solidaridad entre pares vaya en ayuda de aquellos médicos y médicas que necesitan un apoyo económico o de otro tipo en alguna etapa de su vida. El FSG es el corazón y alma del Gremio, porque es una parte muy noble que representa la solidaridad entre los y las colegas”, concluyó.