Ética como pilar de la profesión y guía del trabajo gremial

323

Lo que nos diferencia de otras asociaciones gremiales es que mantenemos nuestro espíritu de colegio profesional. Por eso, durante estos tres años de gestión, hemos continuado los esfuerzos de recuperar la tuición ética de la profesión, que nos permita un efectivo control entre pares y sancionar a los colegas que cometen malas prácticas, que ponen en riesgo el prestigio de nuestra profesión y del contrato social que tenemos con la sociedad.

Así es como al poco tiempo de asumir en el cargo, la directiva sostuvo reuniones con la, en ese entonces, Presidenta de la República, Dra. Michelle Bachelet, y con el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, para solicitar reimpulsar el proyecto de ley sobre Tuición Ética que se encuentra en el Congreso, en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados y que entre otras materias, busca crear tribunales que sancionen éticamente a los profesionales que cometan faltas en el ejercicio de sus funciones y reintegrar atribuciones a las entidades gremiales.

Durante 2018, el secretario nacional de la Orden, Dr. José Miguel Bernucci junto a dirigentes de los otros colegios profesionales, se reunieron con el Jefe de Gabinete del Ministro Secretario General de la Presidencia, Julio Isamit.

Asimismo, en el mes de mayo del 2019, el vicepresidente nacional, Dr. Patricio Meza, participó en la reunión junto a representantes de la Federación de Colegios Profesionales Universitarios con el entonces ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, y el subsecretario de la cartera, Claudio Alvarado, donde solicitaron al Ejecutivo colocar urgencia al antes mencionado proyecto de ley.

En esta misma línea y para avanzar en este propósito, se realizó en paralelo un trabajo conjunto con la Federación de Colegios Profesionales, tarea que estuvo a cargo de la Prosecretaria Nacional, Dra. Inés Guerrero, con el fin de unir fuerzas en torno a este anhelo en común, el cual, por causa del poco apoyo por parte de las autoridades de Gobierno, continúa siendo un desafío.

Hoy, ad portas de un posible cambio constitucional, tenemos la oportunidad de que la recuperación de la tuición ética sea contemplada en nuestra Carta Fundamental.


Y para fortalecer nuestra propia institucionalidad, en 2019 se renovó el Tribunal Nacional de Ética y junto al Departamento de Ética, se realizó un proceso de actualización del Código deontológico de la Orden. En definitiva, como resultado de este trabajo de revisión, se propusieron modificaciones a disposiciones contenidas en el Título II, (“Deberes generales del médico”); Título III (“De las relaciones del médico con sus pacientes”); Título IV (“De la publicidad profesional y de la información al público”), y en el Título V (“De las relaciones con empresas de productos clínicos y farmacéuticos”).

Las modificaciones propuestas por nuestro Departamento de Ética fueron sometidas a consulta durante varias semanas entre los médicos pertenecientes a nuestra institución, recibiendo importantes aportes que fueron analizados acuciosamente. Sin embargo, muchas de las modificaciones del Título V propuestas por el Departamento de Ética no obtuvieron el quorum necesario de aprobación en nuestro H. Consejo Nacional, por lo que fueron, en definitiva, desestimadas. Creemos que en materia de conflictos de intereses tenemos aún un camino que recorrer, pues tanto las normas suelen ser cada vez más estrictas en esta materia y, conductas que hasta hace algún tiempo eran usuales o permitidas, hoy son consideradas contrarias a la ética profesional.


En materia ética, otro de los énfasis de esta Mesa Directiva ha apuntado a separar el ejercicio profesional de los conflictos de interés. Para ello, se ha limitado la relación con la industria farmacéutica, por lo que ninguna actividad organizada por el Colegio Médico de Chile recibe financiamiento de la misma. Igualmente, en cuanto a sociedades médicas, se ha manifestado la disposición de un trabajo conjunto con el Ministerio de Salud para regular esta materia y evitar posibles conflictos de intereses en su uso.