Falta de registro e incumplimiento de protocolos: Las debilidades al momento de enfrentar un proceso administrativo en el Servicio Público

140

En este reportaje analizamos las implicancias y recomendaciones que realiza Falmed en relación a investigaciones sumarias y sumarios administrativos por mal praxis médica.

Por Paulo Muñoz, periodista Falmed.


Una de las premisas reiteradas al momento de hablar de un correcto acto médico dice relación con que la medicina exige un alto estándar profesional en lo técnico y humano. De esta forma consensuamos que la mejor defensa de un profesional médico que enfrenta una causa por presunta negligencia, es demostrar que su actuación siempre estuvo conforme a la lex artis médica.

En Falmed Educa hemos abordado los escenarios de judicialización actuales que implican la apertura de un proceso penal, civil o administrativo. Precisamente en este reportaje abordaremos ampliamente las implicancias de los procedimientos abiertos en esta última sede, análisis y orientaciones relacionadas con aristas que complejizan estos casos.

La génesis de un proceso administrativo surge cuando, de estimarse que existen hechos susceptibles de ser sancionados con una medida disciplinaria, se ordena la instrucción de una investigación sumaria o un sumario administrativo, que no debemos entenderlos como sinónimos.

Es decir, dependiendo de la gravedad de los hechos investigados la autoridad respectiva, instruirá investigación sumaria (casos menos graves), o sumario administrativo (hechos de mayor gravedad). Ambos son los medios formales de establecer los hechos sujetos a una investigación y, si estos fueren constitutivos de infracción administrativa, determinar la participación y responsabilidad consiguiente de los funcionarios involucrados, respetando un justo y racional procedimiento.

“Son importantísimas las primeras diligencias, ya que para estos casos generalmente éstas son informes médicos o la declaración propiamente tal. En ese sentido, lo que se informe o declare marca la primera línea de defensa”

María Loreto Bañados

Abogada jefa de ALOM de Falmed

La abogada jefa de la Unidad de Asesoría Legal en Otras Materias de Falmed, ALOM, María Loreto Bañados, explica que el objetivo de una investigación sumaria y de un sumario administrativo “es verificar la existencia de un hecho que implica una infracción a las obligaciones funcionarias, y además la individualización de los responsables. Una vez aceptado el cargo del fiscal, se deben realizar las gestiones correspondientes para la investigación, entre las cuales se encuentran las citaciones a declarar”.

En cuanto a las instancias a las que debe responder un médico o médica a la que se le inicia un proceso como los anteriormente señalados, la abogada Bañados dice que previo a algunas investigaciones y dependiendo de los hechos es posible que se le cite a una auditoría médica o a una reunión de eventos adversos o centinelas.

“El médico como funcionario público debe responder a todas las instancias en las que se le requiera, es así como debe concurrir a declarar y emitir los informes que se le soliciten si el caso así lo amerita.  Por su parte, en el evento de que se formulen cargos, corresponde realizar los descargos, en donde se explica de forma técnica la actuación médica prestada por el médico”, destaca la abogada Bañados.

Basados en la experiencia de Falmed, los facultativos que enfrentan estos casos desconocen la parte formal y etapas del procedimiento. Además, uno de los principales factores que complejizan una investigación para los médicos es la falta de registro o registro incompleto en la ficha clínica del paciente, el incumplimiento de protocolos del establecimiento y no utilizar todos los medios técnicos que existen en el establecimiento de salud al momento de la atención del paciente.

Sin embargo, la abogada jefa de ALOM, agrega que los médicos y médicas tienen mayor conocimiento de la asesoría jurídica de Falmed y uno de los cambios evidenciados es que saben que deben prestar una declaración con posterioridad a la asesoría de los abogados de la Fundación.

Etapas del proceso investigativo

Proceso secreto

Las etapas de un proceso investigativo son seis: instalación de la Fiscalía, indagatoria, acusatoria, informativa al jefe superior, resolutiva y la reclamación. La abogada jefa de ALOM explica que “el procedimiento es secreto hasta la formulación de cargos, en donde el velo del secreto se levanta solamente para el médico a quien se le formuló dicho cargo. En ese contexto, al momento de la declaración y para que la diligencia sea útil, generalmente el fiscal muestra los antecedentes que dicen relación con el hecho investigado, por ejemplo, registro en ficha clínica, resultados de exámenes, etc”.

Sobre este punto, la abogada jefa de ALOM destaca como determinante para alcanzar un resultado favorable para el médico que enfrenta estos procesos, las primeras diligencias encargadas y la preparación de la declaración que debe dar el facultativo.

“Son importantísimas las primeras diligencias, ya que para estos casos generalmente las diligencias son informes médicos o la declaración propiamente tal. En ese sentido, lo que se informe o declare marca la primera línea de defensa”, menciona la abogada Bañados.

En cuanto a la relevancia de los informes periciales como medios probatorios, se destaca que, al momento de analizar los hechos y los elementos probatorios disponibles, se evalúa la posibilidad de solicitar informes periciales con la idea de acreditar que la actuación del médico se realizó conforme a la lex artis, por lo que inmediatamente se solicita a la Unidad de Peritajes de Falmed el apoyo correspondiente.

La abogada Bañados enfatiza que “una cuestión que siempre recalcamos en Falmed y que es de suma importancia no solo para los sumarios, es la relevancia de la ficha clínica, de un registro completo y claro, y, por cierto, el conocimiento y cumplimiento de los protocolos institucionales”.

¿Criterios comunes?

Actualmente existe un proyecto de ley que modifica la Ley N°18.834 sobre estatuto administrativo para disponer la procedencia de una investigación sumaria ante reclamos por hechos que significaren un daño causado a raíz de una eventual negligencia médica.

Sobre este proyecto la abogada Bañados manifiesta que “hoy al momento de recibir un reclamo y evidenciar una eventual infracción a las obligaciones funcionarias se instruye un sumario o una investigación sumaria, por lo que en estricto rigor no hay nada nuevo, ahora bien, de prosperar la modificación, podría existir en un comienzo un aumento importante de investigaciones con el fin de dar cumplimiento a la normativa”.

Finalmente, sobre la existencia de criterios comunes entre los fiscales que encabezan estos procedimientos administrativos, desde ALOM destacan que los fiscales al realizar la investigación generalmente están apoyados por el Departamento Jurídico de la institución, por lo que existen menos errores formales. Asimismo, son muy acuciosos al momento de revisar la ficha clínica, lo que ha significado una alerta respecto a la necesidad de registro completo de las actuaciones médicas.

“Con la entrada en vigencia de la ley Consultorio Seguro que entregó mejores herramientas jurídicas para sancionar estos hechos, hemos visto un aumento en la siniestralidad de este tipo de casos”

Nicolás Sanhueza

Abogado Falmed

Agresiones: Aumenta siniestralidad y funas

Lejos de significar una disminución en los hechos de violencia, la entrada en vigencia de la Ley “Consultorio Seguro”, ha revelado un incremento de agresiones verbales, agresiones físicas e incluso la proliferación de funas en redes sociales contra médicos y médicas.

El abogado de Falmed, Nicolás Sanhueza explica que “sin lugar a dudas las agresiones al personal sanitario han ido en aumento durante los últimos años al punto que según cifras del MINSAL, el año 2022 se registraron 6.691 agresiones y a julio del 2023 se han registrado un total de 4.502 eventos violentos. Con la entrada en vigencia de la Ley Consultorio Seguro que entregó mejores herramientas jurídicas para sancionar estos hechos, hemos visto desde la unidad un aumento también en la siniestralidad de este tipo de casos”.

El abogado de Falmed agrega que “a las clásicas agresiones física y amenazas al personal sanitario, en el último tiempo hemos visto el aumento de una moderna forma de agresión como lo son las “Funas” por redes sociales, en que pacientes y familiares exponen en forma pública una denuncia generalmente con contenido odioso y utilizando la imagen y datos personales del médico sin su consentimiento. Ante estos hechos es posible generar acciones judiciales con el objetivo de dar de baja las publicaciones e imponer sanciones”.

Junto a la labor defensiva hay una permanente capacitación que realizan los abogados dando charlas y cursos sobre agresiones.

Sobre este punto el abogado de Falmed destaca que “creemos que la educación al personal sanitario en torno a protocolos de acción y prevención de hechos agresivos es sumamente importante.  En charlas y cursos que realizamos tanto en Hospitales como en centros de atención primaria de salud a lo largo del país, informamos y entregamos herramientas útiles para actuar en caso de un hecho agresivo, lo que en particular genera un interés transversal de los centros asistenciales”.

Finalmente, desde Falmed se enfatiza un llamado a no normalizar las agresiones, pues se trata de hechos repudiables que merecen ser sancionados, y la única forma de poder hacerlo es denunciando, tanto en sede administrativa, con el objeto de mejorar las condiciones de trabajo; y judicial, para la aplicación de sanciones efectivas en contra del agresor.