Mejores condiciones laborales para el recurso humano médico

198

En la última Asamblea Nacional desarrollada en la Región de Ñuble, el Departamento de Trabajo Médico, dirigido por la Dra. Alicia Fernández, presentó los lineamientos para lograr el establecimiento de una propuesta de nueva Ley Médica desde la perspectiva del desarrollo de la carrera y de quienes se desempeñan en el sector salud.

Por Patricio Azolas Álvarez


 

Impulsar una Ley Médica Única a nivel nacional, que permita una gestión del recurso humano médico en el país, fue uno de los ejes de trabajo establecidos por la actual Mesa Directiva Nacional, desde que asumieran su primer mandato en 2017, ya que en la actualidad existen diferentes marcos legales para contratos públicos de médicos y médicas, con estímulos diferentes, que dificultan que la carrera esté alineada a objetivos sanitarios.

Es así como en la actualidad la contratación en el sector público se realiza mediante diversas leyes: Estatuto Administrativo 18.834 (Médicos Funcionarios Ministeriales; Médicos de Gendarmería, de COMPIN); Ley 15.076 (Horas nocturnas de los Servicios de Salud, Liberados de Guardia, Becarios, Médicos de las Fuerzas Armadas); Ley Estatuto Municipal de Salud (Médicos APS diurnos) y Ley 19.664 (Médicos Servicios de Salud, EDF artículo 8 (MGZ), EDF artículo 9 (ex integrales) y planta superior.

Esta compleja situación de tener médicos y médicas que se desempeñen en el sector público, contratados mediante distintos cuerpos legales, se puede ejemplificar entre las diferencias de los distintos beneficios que la autoridad ha otorgado principalmente a los contratados mediante la Ley 19.664 y algunos de la Ley 15.076.

Es en estos contrastes en las condiciones laborales, donde se encuentra la dificultad que se ha generado para la contratación y gestión del recurso humano médico en algunas reparticiones públicas, así como tampoco ha favorecido la movilidad dentro del sistema público.

Nuevo impulso a la Ley Médica Única

Uno de los desafíos que se propuso el Departamento de Trabajo Médico, que encabeza la Dra. Alicia Fernández, es reimpulsar esta iniciativa legal y lograr en el plazo de 3 años el establecimiento de una propuesta de nueva Ley Médica, mirada desde la perspectiva del desarrollo de carrera y desde las personas que trabajan en salud, con el objetivo que incentive la incorporación, desarrollo y permanencia de los médicos en el sector público. La idea es contar con un nuevo modelo, secuencial, con principio de carrera funcionaria, que incluya todas las etapas: Desde formación, destinación, termino de la vida laboral, así como los diferentes niveles de atención. “Queremos lograr una propuesta de nueva Ley Médica con una mirada desde el desarrollo de la carrera funcionaria y que se adapte a las necesidades del sistema”, sostiene la doctora.

La presidenta del departamento señala que esta tarea siempre ha presentado dificultades para que se lleve a cabo. “Es un tema que es y ha sido de interés para nuestros colegiados, así como para dirigentes anteriores, pero muy difícil de abordar debido a la gran variedad de normativas y leyes que rigen actualmente el desempeño médico, y que varían mucho entre sí, con poca flexibilidad entre ellas, y que no se ajustan a lo que el actual sistema de salud necesita. Se han hecho muchos intentos de levantar este tema a través de los últimos años, pero ha sido difícil poder concretar en un proyecto único por diferentes motivos”, explica.

Para ello, en la reciente Asamblea de Chillán se sometió a votación la propuesta de retomar el Comité Ejecutivo de la Ley Médica Única, conformado por representantes de distintos departamentos del Colegio y abogados de UDELAM, la cual fue aprobada por 46 votos a favor y dos en contra. La idea presentada por el departamento a los dirigentes fue que este grupo trabaje en el diseño de la metodología y que tome las opiniones de distintos actores involucrados, generando instancias de participación para los colegiados de todo el país.

Además, con el fin de empoderar a las y los médicos en temas laborales y contractuales y fortalecer el conocimiento sobre las normativas que sustentan sus contrataciones en el sector público, el Departamento de Trabajo Médico, en conjunto con la Unidad de Defensa Laboral Médica, UDELAM, comenzaron a impartir en el mes de octubre un curso gratuito y certificado para colegiados y colegiadas sobre “Legislación que regula el trabajo médico”, el cual tendrá 17 módulos en los cuales revisarán y analizarán cada etapa de la carrera funcionaria médica, en forma comparada entre las leyes existentes, incluida las que rigen el área privada, a través de la mirada de distintos expertos. Igualmente, se utilizará el material de este curso como base para el trabajo de elaboración del proyecto de Ley. La convocatoria al curso tuvo gran éxito, copando los cupos en pocos días, demostrando el alto interés de las y los colegiados en la temática.

“Este curso ayudará a difundir y relevar las características y beneficios más importantes de cada una de las leyes que rigen a los médicos, abordando temas transversales como permisos, asignaciones, capacitaciones, cambios de niveles o categorías, procesos de certificación y derechos al momento de jubilar. Así como entregar conocimiento de aspectos generales de las leyes por las cuales puede desempeñarse un médico y saber cómo proceder en determinadas circunstancias; contribuir al análisis comparado de las distintas leyes que regulan la labor médica en cada uno de los procesos, y así facilitar el desarrollo del proyecto de Ley Médica Única, usando la sistematización de la capacitación legislación que regula el trabajo médico como base para sistema de trabajo del Comité Ejecutivo propuesta ley médica Única”, explica la Dra. Fernández.

Asimismo, puntualiza que también se busca “orientar a los profesionales sobre fuentes y canales de información para resolver dudas, especialmente a colegas recién egresados que están comenzando su vida laboral; que están evaluando cambiar lugar de trabajo, que trabajan en más de una modalidad contractual y que tengan dudas personales sobre los beneficios de la ley”.

La idea es que, junto con el diseño de un nuevo modelo, se evalúen también los costos de implementación, además de las vías de financiamiento e impacto en el presupuesto en salud, para incorporarlos en la propuesta que se le entregará a la autoridad, con el fin que pueda iniciar el trabajo parlamentario en algunos años y concretar así este anhelo de largo tiempo de la comunidad médica.