Defensa integral: Cero tolerancia a las agresiones

313

Denuncia-por-agresionEn dos acciones que demuestran su permanente compromiso con la protección de sus afiliados, Falmed se querelló contra los agresores de un médico en Quintero y, sentando un precedente, consiguió una inédita condena a presidio efectivo para el sujeto que golpeó a un facultativo en Coquimbo.

 

La mañana del 17 de febrero de este año, el Dr. Maximiliano Mertens se preparaba para entregar su turno de urgencia de 24 horas en el consultorio del Hospital de Quintero. De improviso, un hombre y una mujer accedieron al box de atención, cerrando la puerta tras ellos y arrinconando al facultativo. Ante esto, el médico les solicitó salir del lugar, pero en ese instante las destempladas amenazas de los atacantes dieron lugar a múltiples golpes en su rostro.

En un intersticio del violento episodio, el Dr. Mertens logró pedir ayuda al personal del recinto de salud y éstos alertaron a Carabineros, quienes detuvieron a los agresores. La grave lesión en el ojo izquierdo del médico y la sensación de inseguridad que se instaló entre los funcionarios del Hospital, motivaron que el Consejo Regional Valparaíso de la Orden y Falmed expresaran de inmediato su apoyo al médico atacado.

Tal y como abordó en profundidad la Revista Falmed Educa en su edición N° 5, una violenta crisis de impaciencia se ha tomado diversos recintos hospitalarios a lo largo del país. La Fundación de Asistencia Legal del Colegio Médico ha establecido un propósito de cero tolerancia ante este tipo de situaciones y, en ese marco, presentó una querella contra los dos agresores del Dr. Maximiliano Mertens.

La acción legal se interpuso el pasado martes 24 de febrero ante el Juzgado de Garantía de Quintero y pretende sancionar el delito de lesiones graves, de acuerdo con lo previsto en el Artículo 397 N°2 del Código Penal. El abogado jefe de Falmed, Juan Carlos Bello, espera que la acción sirva para que “se ejerza todo el peso de la ley contra estos agresores en éste y en todos los casos”.

En tanto, el consejero general del Regional Valparaíso del Colegio Médico, Dr. Hugo Reyes, señala que “son inaceptables las condiciones de inseguridad en que trabajan los equipos de salud, especialmente en algunos recintos de baja complejidad en nuestra región. Las agresiones, no sólo contra los médicos, sino también contra los equipos de salud, se están repitiendo y nos interesa que exista personal e implementación que garantice la seguridad de los trabajadores de la salud”.

Una condena que sienta un precedente

El 14 de noviembre de 2013 en la urgencia del Hospital de Coquimbo, el médico traumatólogo Dr. Hugo Hernández recibió un puñetazo por parte de Francisco Velásquez, de 30 años, quien se ofuscó al no ser atendido por una herida en su pelvis, sin riesgo vital, debido a que justo en ese momento arribó al recinto otro paciente con múltiples lesiones de carácter grave, quien necesitaba ayuda médica con urgencia. El golpe le provocó al Dr. Hernández la rotura de su nariz y una profusa hemorragia, mientras el paciente era retenido por personal de seguridad del recinto y Carabineros.

Este inaceptable hecho gatilló la rápida reacción de los abogados de Falmed Zonal Norte Chico, quienes luego de las acciones legales correspondientes, lograron que el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de La Serena acreditara el delito de lesiones graves contra el médico ya mencionado, y condenara a Velásquez a cumplir una pena de 541 días de presidio efectivo.

“Se logró acreditar que el paciente agredió con un golpe de puño al médico, que le fracturó la nariz y que las lesiones fueron graves, es decir, con un tiempo de sanación de más de 30 días. Nuestro alegato fue muy relevante, pues el Ministerio Público en la réplica se adhirió expresamente a nuestra argumentación, referente al concepto de «enfermedad» del tipo penal en cuestión, y la cita a la doctrina efectuada por el abogado suscrito”, destaca Pablo Martínez, abogado jefe de Falmed en dicha zona.

“Estamos muy satisfechos por el trabajo realizado por la Fundación, que logró por primera vez a nivel nacional que se condene a presidio efectivo al agresor de un médico. Éste no es un hecho menor, ya que sienta un precedente, de ahí su importancia. Hace un año estuvimos acá denunciando este acto gravísimo que como sociedad no podemos dejar impune. Se agredió a un profesional en su lugar de trabajo y se puso en riesgo a pacientes y otros funcionarios del hospital”, puntualiza el presidente del Consejo Regional de La Serena y secretario de la Falmed, Dr. Jaime Bastidas.