Listas de espera: El drama de las atenciones desplazadas en miles de chilenos

449

La postergación de controles médicos en estos casi dos años impactó negativamente en la salud de miles de chilenos quienes sufren de enfermedades crónicas que no han tenido el debido control por la sobrecarga que hubo en el sistema de salud.

Por Natalio Rabinovich

Hace un par de semanas se conoció una cifra que da escalofríos. En Chile, producto de la Pandemia por Covid 19, la lista de espera para consultas de especialidades alcanzó los 2 millones de registros, según información que emanó el ministerio de Salud al Congreso. 2 millones de atenciones que, en el mejor de los escenarios, recién podrán tener una respuesta en 500 días aproximadamente, quizás cuando ya sea lo suficientemente tarde para tener la necesaria atención médica que permita una recuperación.

Como Colegio, en septiembre del año pasado, a través de las páginas del documento de reactivación sanitaria (https://www.colegiomedico.cl/wp-content/uploads/2020/08/reactivacion-sanitaria.pdf) ya dábamos cuenta de miles de atenciones postergadas, tanto en Atención Primaria como a nivel hospitalario. En dichas páginas se reflejó que “tanto los recursos como los procesos irán volviendo progresivamente a como fueron planificados, sin embargo, deberá haber un importante ejercicio de ajuste en relación al escenario sanitario y social actual. Esta tarea se agrega a los habituales desafíos y disyuntivas en el campo de la gestión, el financiamiento y la atención de salud de nuestro sistema”.

“Una de las cosas que señalamos como Colegio Médico a la autoridad fue que el COVID no sólo iba a afectar a las personas contagiadas, sino también a todo lo que dejamos de hacer y eso lo estamos viendo ahora”

Dr. José Miguel Bernucci

Secretario Nacional Colegio Médico de Chile

“Creemos sumamente importante y así se lo hicimos saber al ministro de Salud, que tenemos que tener un plan, que tenga los recursos suficientes y probablemente tener de 2 a 3 años para poder dar respuesta a todas esas personas que se han quedado sin atención”, establece nuestro Secretario Nacional, Dr. José Miguel Bernucci, respecto al plan de acción para las miles de atenciones pendientes.

Los crónicos en problemas

Los resultados a partir de la Encuesta Nacional de Salud muestran que patologías como sobrepeso y obesidad, hipertensión y diabetes mellitus tienen un marcado aumento desde la Encuesta Nacional de Salud de 2010. A ello debemos sumar que el efecto de la pandemia fue muy potente: disminuyó la atención, tanto por restricciones de aforo, de personal por agotamiento y presupuestarias, como también por el miedo de un sector importante de la población que dejó de asistir por temor a contagiarse. Por todo esto, muchas personas han tenido dificultades para seguir recomendaciones y un seguimiento a sus patologías.

El Dr. Bernucci es claro: “Una de las cosas que señalamos como Colegio Médico a la autoridad fue que el COVID no sólo iba a afectar a las personas contagiadas, sino también a todo lo que dejamos de hacer y eso lo estamos viendo ahora”; lo que es refrendado desde nuestro departamento de Trabajo Médico.  “¿Cómo enfrentar lo que viene? Con gobernanza participativa junto a la comunidad y los funcionarios de salud; con gestión de redes integradas y con priorización sanitaria. ¿Cuándo? Debemos priorizar las atenciones esenciales, y, en esta estrategia, la Atención Primaria es un actor relevante e insustituible. Para resolver estos problemas se debe tener un plan de resolución en red, incorporando pautas de priorización basados en criterios conocidos,  estandarizados y transparentes para las personas y comunidades”, establece la presidenta del departamento, dra. Begoña Yarza.

«Para resolver estos problemas se debe tener un plan de resolución en red, incorporando pautas de priorización basados en criterios conocidos y estandarizados»

Dra. Begoña Yarza

Presidenta Departamento Trabajo Médico

Para donde ir

Los recursos son necesarios, la capacidad de planificación es esencial, pero hay un factor relevante que es potenciar estrategias creativas e innovadoras que los territorios, los servicios de salud en conjunto con universidades han desarrollado con éxito.

“La reactivación debe resolver lo que está pendiente pero no debemos perder el énfasis  en generar estrategias de anticipación a los daños donde la atención primaria es  la que debemos potenciar. En el manejo de las atenciones en espera debemos cambiar el foco, de la espera de prestaciones a la gestión de las personas, de forma integral con acompañamiento y con oportunidad”, expresa la Dra. Yarza.

El sistema sanitario deberá hacerse cargo de ambas  pandemias, la de enfermedades crónicas no transmisibles y mantener el control y manejo de la pandemia de SarsCov2. Para aquello se necesitan recursos y un sistema sanitario fuerte, universal  e integrado.

Igualmente, y ante la incertidumbre que tenemos por el comportamiento de la Pandemia, el Dr. Bernucci es claro: “En forma paralela al trabajo que debemos desarrollar para dar respuesta y atención prioritaria a quienes arrastran esas atenciones desplazadas, resulta fundamental mantener bajo control la pandemia, porque lo peor que nos puede pasar es que tengamos un aumento de casos con nuevos desplazamientos que sería el peor escenario de todos”.

Es por eso que desde el Colegio Médico se ha pedido en forma insistente en que no se desmantele a los equipos de salud, ya que pese a la ‘sensación de normalidad’ que se ha tratado de representar desde el Ejecutivo a través del ministerio de Salud, ese recurso humano sería fundamental a la hora de tener profesionales capacitados para hacer frente a patologías que necesitan de una atención urgente como aquellos enfermos de cáncer.

En el presupuesto de Salud, además, no se aumentan los recursos para el GES, pese a que se sabe que hay un número importante de atenciones desplazadas a las que la red pública de salud debe responder. Creemos que la demanda está sobreestimada con lo que el presupuesto no logrará dar cuenta de todas las atenciones que se deberán cubrir durante el 2022; a lo que si sumamos la demanda de patologías no GES nos abre una realidad difícil y poco abordable para los equipos de salud.

Como Colegio vemos con preocupación esta pandemia que nos atacará cuando aún peleamos con la del COVID-19 y que hoy no están las condiciones idóneas para ir bajando las listas de espera. Los pacientes no pueden esperar y, lamentablemente, muchos ya no estarán cuando las condiciones estén dadas para intentar entregarles una solución a sus problemas.