Médicos deben comprobar conocimientos para ejercer

958

En Chile los médicos generales deben rendir el EUNACOM y los especialistas tienen que acreditarse mediante CONACEM. En España se aprueba el MIR para seguir una especialidad. En Estados Unidos se examinan hasta los ramos básicos de los primeros años de carrera, en caso que se reconozca la universidad de origen, además de variadas instancias de evaluación.
La certificación de conocimientos se perfila como una tendencia global.

En Chile, recibir una atención de calidad es un derecho del paciente que el Estado debe asegurar como una garantía a la población que acude a servicios públicos. El paciente debe tener la certeza que el facultativo que está frente a él es el profesional idóneo que tomará la decisión adecuada para resguardar su salud.
Actualmente en Chile, la ley exige aprobar el test teórico-práctico denominado Examen Único Nacional de Conocimientos en Medicina (EUNACOM) para ejercer en el sector público.
En diciembre pasado, 1.488 médicos que estudiaron en Chile rindieron este examen. El 96,57 % aprobó el test. En tanto 2.642 facultativos extranjeros hicieron lo propio, y de ellos reprobó el 73,2 %. La ley conocida como “miscelánea”, dictada en 2015, otorgó plazo hasta el 14 de febrero de 2017 a todos los médicos chilenos y extranjeros –a la fecha 881– para regularizar la situación del EUNACOM. Su efecto inmediato fue que 277 médicos saldrían de hospitales y consultorios porque no aprobaron o no rindieron el examen.
La presidenta de la Agrupación Nacional de Médicos de Atención Primaria, Dra. Inés Guerrero, es tajante: “Las leyes están para cumplirse. Chile es un país serio que debe certificar que los profesionales que están atendiendo a la población son los idóneos. Y si ellos no cumplieron con ese requisito de certificar los conocimientos mínimos para ejercer la medicina en Chile, deben dar un paso al costado”.

“Creo que el país no puede bajar los estándares de calidad”.
Dr. Lorenzo Naranjo, presidente de CONACEM.

El presidente del Colegio Médico de Chile, Dr. Enrique Paris, cree necesario que exista una forma de certificación de conocimientos. “Nosotros pensamos que el EUNACOM tiene que persistir, mantenerse como un examen para médicos que estudian en Chile o el extranjero y quieran ejercer en el sistema público de salud. Es un examen que no es discriminatorio. En el Colegio Médico hemos dictado cursos, en algunos lugares gratuitos, online, en Valparaíso y en la sede central, para que se preparen para rendir el EUNACOM. En los cursos presenciales, que son los más caros, el Colmed paga la mitad del curso a los médicos”.

EL CAMINO DE LOS ESPECIALISTAS
Hasta el 12 de enero pasado ejercer una especialidad en Chile requería de una doble certificación. EUNACOM, primero y ante la Comisión Nacional Certificadora de Especialidades de Medicina (CONACEM), después. Esto cambió. El Dr. Paris explica que “esta ley tuvo el apoyo del Colmed y tiene por finalidad que aquellos médicos que tengan una especialidad rindan el CONACEM y con ello quedan certificados para trabajar. Creo que es un avance importante, le da facilidad al sistema público y a los médicos que hayan estudiado en el extranjero una especialidad para que se incorporen rápidamente al sistema de salud”.

«Nosotros pensamos que el EUNACOM tiene que persistir, mantenerse como un examen para médicos que estudian en Chile o el extranjero».
Dr. Enrique Paris, presidente del Colegio Médico de Chile

La nueva norma permite a médicos especialistas formados en el extranjero contar con un plazo de seis meses para solicitar ante CONACEM fecha de examen. Durante este tiempo y hasta haber rendido el test, pueden continuar en el sistema público.
Esta modificación tiene voces disidentes. El presidente de CONACEM –institución que a la fecha ha certificado a unos 15 mil especialistas en Chile, en una labor que realiza desde 1984–, Dr. Lorenzo Naranjo, dice que su opinión personal “es que es un error. Creo que el país no puede bajar los estándares de calidad. Que un médico no dé EUNACOM significa facilitarle sus requisitos para trabajar en Chile. Van a existir aspectos que no serán evaluados. El especialista debe tener una sólida formación en medicina general. Parece preocupante que el 73 % de extranjeros no apruebe el EUNACOM. Es una diferencia abismante”. Y en relación al examen de especialidad agrega que “sólo el 40% de los médicos con programas de especialidad hechos en el extranjero aprueba el CONACEM. El 60% lo reprueba”.

SERVICIALIDAD VS. CALIDAD
En enero pasado, la ministra (s) de Salud, Gisela Alarcón, explicó que “hemos aumentado no sólo los especialistas sino además el número de médicos trabajando en atención primaria. Nos propusimos tener 1.100 nuevos profesionales y estamos llegando a 1.480. Tenemos mucho interés en las comunas que podrían perder médicos y ahora estamos recibiendo en abril 350 médicos que se incorporan y que vamos a apoyar. Venimos trabajando hace dos años para prevenir una situación de dificultad sanitaria para nuestros pacientes”.
Pero con el paso de los días el Minsal propuso a las SEREMI de Salud del país evaluar “caso a caso”, aclara el seremi del Maule, Rafael Santander. “El principio de servicialidad, que es constitucional y es superior a cualquier ley, incluso que el Código Sanitario, nos obliga a no dejar sin atención médica a la población”, advierte.
Los alcaldes deben acreditar que hicieron los concursos públicos para llenar los cupos vacantes. En caso de declararse desiertos, “nosotros vamos a revisar caso a caso con los plazos que estipulemos, porque a lo mejor hay médicos que tengan el teórico (EUNACOM). Lo importante es que la población nunca va a quedar sin horas de médicos”, expresa Santelices, quien agrega que en esa zona es donde hay más médicos extranjeros, alcanzando los 250 facultativos.
Respecto a cómo llegar a un equilibrio entre el principio de servicialidad y atención de calidad, Santelices explica que en el Maule no hay “problemas de atención con estos médicos. Incluso a la gente les gusta mucho su atención por un trato diferente, son más acogedores. No tenemos denuncias por negligencia, contraindicaciones, ni tratamientos erróneos o consecuencias físicas o de salud en personas atendidas por estos médicos”.

 

«Chile es un país serio que debe certificar que los profesionales que están atendiendo a la población son los idóneos».
Dra. Inés Guerrero, presidenta de la Agrupación de Médicos APS

Los 277 facultativos que eventualmente saldrían del sistema tuvieron cuatro oportunidades para rendir y aprobar el EUNACOM mientras trabajaban en el sistema financiado por todos los chilenos. Ahora, la posibilidad cierta de quedar sin trabajo provocó la inscripción masiva de médicos para rendir EUNACOM en julio próximo, superando la capacidad del organismo. Varios deberán esperar a diciembre para nuevamente probar sus conocimientos técnicos, ya que, si bien las habilidades blandas como una buena atención, ser cordial y otorgar un buen trato son derechos consagrados en la Ley de Deberes y Derechos del Paciente, y que por lo tanto deben cumplir los médicos de todas las nacionalidades, también está consagrado en la norma recibir una atención de calidad y segura. Y es el Estado el principal responsable de que esto se cumpla.