Nueva Directiva MGZ: “Debemos seguir fortaleciendo una agrupación con 63 años de historia”

398

Después de 15 años, la organización que reúne a los médicos en etapa de destinación y formación a lo largo del país, vuelve a contar con una mujer en la presidencia. Entre sus principales metas, los dirigentes buscan profundizar los mecanismos que permitan asegurar la continuidad de los profesionales en el sistema público.

Por: Daniela Zúñiga R.

Luego de tres meses de transición, el pasado 1 de enero de 2019 asumió oficialmente la nueva Directiva de la Agrupación de Médicos Generales de Zona, integrada por la Dra. Carol Muñoz Quinteros, del Servicio de Salud O’Higgins, en la presidencia; el Dr. Sebastián Glaría Grego, del SS O’Higgins, en la vicepresidencia; el Dr. Nicolás López Irribarra, del SS Coquimbo, como secretario; el Dr. Francisco Águila Tapia, del SS Osorno, como tesorero; y la Dra. Gisela Viveros Moncada, del SS Biobío, como prosecretaria.

Todos ellos habían participado en la agrupación como delegados de los capítulos regionales o en la directiva saliente y quisieron profundizar este trabajo desde la dirigencia nacional, ya que ésta es una plataforma desde la cual se puede aportar en el desarrollo de políticas públicas, con una mirada transversal del sistema. “Como médicos jóvenes, estamos llamados a ocupar todos los espacios donde podamos incidir, con el respaldo de un gremio potente como es el Colegio Médico, complementado con la visión que te entrega el trabajo con el Chile real”, afirman.

¿Cuáles son sus principales metas y proyectos para su mandato?

Seguir fortaleciendo una agrupación con 63 años de historia, que ha trabajado por la consolidación y mantención del generalato de zona como política de dotación de recurso humano médico al sistema de salud. Queremos que se perfeccionen los mecanismos que aseguren la continuidad de los médicos EDF en el sistema público. Para ello es necesario un aumento en los cupos de especialización y el trabajo con las universidades, para regular la habilitación para el ingreso a la especialidad. Además, este año participaremos en la implementación del primer concurso de Ingreso a Planta Superior, un proceso histórico que creemos que es la vía para retener a nuestros especialistas, por lo que debemos avanzar en un marco regulatorio asegure su permanencia en el tiempo. Otro eje central son las agresiones hacia los trabajadores de los establecimientos de salud. Son hechos intolerables y gravísimos, que lamentablemente ocurren de forma rutinaria en diferentes regiones del país. Si bien se han concretado avances, como el proyecto de ley que aumenta las sanciones contra los agresores, aún queda bastante por hacer en cuanto a medidas preventivas junto a las comunidades. Hoy tenemos a diferentes delegados de nuestra agrupación en mesas de trabajo junto a los gobiernos regionales, para buscar estrategias locales contra esta problemática y seguiremos impulsando iniciativas que aseguren la integridad en el trabajo diario de nuestros colegas.

¿Qué medidas esperan que tomen las autoridades para fortalecer la salud pública y al sector que ustedes representan?

Esperamos que el Gobierno siga potenciando la llegada de más médicos a la atención primaria del país, con más y mejores mecanismos de retención para los especialistas que se encuentran en formación en estos momentos. Es fundamental que la autoridad reconozca la relevancia del sistema de salud, dando prioridad a este ministerio, con mayor inyección de recursos e interés por sus problemáticas, garantizando espacios de trabajo libres de violencia, fortaleciendo la atención primaria y disminuyendo las brechas de especialistas. Sobre este punto, valoramos el gran paso que esta administración ha concretado al comprometer el concurso para la contratación de especialistas que terminan su etapa de formación. Estos son los mecanismos que permiten mantener a estos profesionales dentro del sistema público y se pueden profundizar aún más, para resguardar la continuidad de la carrera médica en el sistema público.

En la última Asamblea General se acordó devolver el derecho a voz y voto de la Agrupación, ¿cuál es la importancia de este cambio para ustedes?

Los Médicos Generales de Zona tenemos una larga trayectoria de trabajo gremial. Recuperar el voto, por lo tanto, significa respaldar el trabajo que hemos levantando como organización a lo largo de nuestra historia. Para nosotros es de vital importancia que los médicos que representamos estén a su vez representados al interior del Consejo Nacional y la Asamblea, ya que como generales de zona tenemos particularidades que nos unen e intereses que se ven reflejados por la Agrupación.

Después de casi 15 años, vuelven a contar con una presidenta mujer. ¿Cuál es la importancia de que mujeres ocupen espacios de liderazgo, particularmente en el gremio médico?

Chile ha tenido un cambio exponencial y necesario durante los últimos años, alcanzando su cúspide con el movimiento feminista que explotó el año pasado. Su relevancia mediática no es gratuita, sino que debe su apogeo al espacio que han logrado ocupar las mujeres, posicionando sus demandas de equidad de género. Pero hemos visto en particular en el gremio médico, que aún tenemos una deuda pendiente en construir este espacio de desarrollo, donde tanto mujeres como hombres puedan desenvolverse con equidad y respeto. La elección de la doctora Izkia Siches como primera mujer presidenta del Colegio Médico, el año 2017, vino a revolucionar nuestra mirada tanto gremial como en la práctica profesional, haciendo relevantes temas como la maternidad, el acoso sexual, la atención integral de la mujer y el respeto de sus derechos, como determinante de salud pública. Hoy, logramos ponernos a tono con este empoderamiento de mujeres en espacios de liderazgo. Esto también responde a un diagnóstico que la Agrupación ha identificado como una necesidad y corona el trabajo realizado por colegas dirigentas que han compuesto la organización durante los últimos años. Además, son las mujeres las llamadas a participar en el diseño de políticas públicas, para que se incluya la mirada de quienes viven las desigualdades, tanto como pacientes y en la práctica médica.

¿Qué mensaje entregarían a sus colegas más jóvenes, para que opten por ser Generales de Zona y ser parte de la agrupación?

Ser Médico General de Zona es mucho más que atender pacientes, llegar a diagnósticos y tratar enfermedades. Significa formar parte de la comunidad donde trabajan, llevar equidad en salud a los diferentes rincones de Chile, tanto rural como urbano; mejorar el acceso, la calidad y continuidad de atención en centros donde los colegas pueden llegar incluso a ser el único recurso médico disponible. Esto nos permite desarrollar juntos mejoras sustanciales para la población con menos acceso a la salud. Es ser motores de cambios positivos, dentro y fuera de los establecimientos asistenciales, crear lazos y colaboraciones con los distintos actores locales, con una mirada de una salud más integral, más justa, de mejor calidad y a la que todos puedan acceder. Ésta es una de las mejores experiencias que pueden tener como médicos en el servicio público y marcará un sello en su quehacer profesional por el resto de sus vidas.