COLMED recuerda a médicos y médicas fallecidos por COVID-19: Bosque de la memoria

1524

Durante el mes de septiembre, el Colegio Médico realizó un acto conmemorativo a los 34 profesionales que murieron durante la pandemia y que en muchos casos se contagiaron en el ejercicio de su profesión, ayudando a los pacientes a enfrentar este virus que afectó al planeta.

Por Patricio Azolas A.


En una ceremonia emotiva y sencilla, que se realizó en las instalaciones del Club Médico, la Directiva Nacional del Colegio Médico, rindió un sentido homenaje a los médicos y médicas que fallecieron durante la pandemia. En la jornada también estuvieron presentes los familiares de los profesionales homenajeados junto a las y los miembros del Consejo Nacional del COLMED provenientes de todas las regiones del país.

En el Club Médico, los directivos junto a los familiares plantaron un árbol en recuerdo de cada uno de los médicos y médicas fallecidas, inaugurando así el “Bosque de la Memoria”. Espacio que busca transformarse en un lugar de recogimiento y encuentro para las familias.

Esta ceremonia de inauguración estuvo encabezada por el presidente, Dr. Patricio Meza, y la vicepresidenta del COLMED, Dra. Inés Guerrero, que agradecieron y resaltaron la vocación y compromiso de los médicos y médicas quienes no dudaron en enfrentar la pandemia, a pesar de los altos contagios y mortalidad de este virus que en ese momento no contaba con vacuna.

“Queremos compartir con las familias el dolor, pero también, de aquí a futuro compartir las alegrías del legado que nos dejaron nuestros colegas”.

Dr. Patricio Meza

Presidente Colegio Médico de Chile

“Esta situación fue muy grave y dolorosa, porque no solamente tuvimos la pérdida de nuestros familiares, de seres queridos, de amistades, compañeros de trabajo, sino que, además, a muchos de ellos tuvimos que despedirlos en condiciones a las cuales no estábamos acostumbrados. Muchas veces no pudimos vestir a nuestros familiares que fallecieron, no los pudimos acompañar, no pudimos ser acompañados en los cementerios o en los funerales, por las restricciones que había. Por lo tanto, eso intensificó aún más el dolor que cada uno de nosotros vivió con la muerte de un familiar”, indicó el Dr. Meza.

En la misma línea, agregó que “queremos compartir con las familias el dolor, pero también, de aquí a futuro compartir las alegrías del legado que nos dejaron nuestros colegas. Por eso, nosotros en un acto tan sencillo y humilde, pero – a su vez- tan significativo como éste, queremos que todo ese dolor que vivimos como consecuencia de la pandemia se transforme en un espacio de reflexión y de memoria, para todas nuestras médicas y médicos, de tal modo que no los olvidemos nunca”, concluyó el presidente del COLMED.

Asimismo, la vicepresidenta, Dra. Inés Guerrero, dio lectura a una carta enviada por la ministra de Salud, Dra. Ximena Aguilera, quien no pudo asistir a la ceremonia. En la misiva la autoridad sanitaria agradeció que durante la pandemia los médicos y el personal de salud hayan sido fieles a su vocación, venciendo el miedo y el deseo natural de evitar riesgos. “Dejo mis saludos a aquellos que nos cuidaron durante la pandemia y sacrificaron su vida en ello”, mencionó la Dra. Aguilera.

“Dejo mis saludos a aquellos que nos cuidaron durante la pandemia y sacrificaron su vida en ello”.

Dra. Ximena Aguilera

Ministra de Salud

Una ceremonia testimonial

La creación del “Bosque de la Memoria” fue valorado por los familiares que asistieron a este homenaje y donde destacaron que son pocas las instancias en que los mismos médicos y médicas reconocen a sus pares. En este sentido, Paula Sánchez, hija del Dr. René Sánchez Bascuñán, médico internista, gastroenterólogo, de gran trayectoria en la Salud Pública nacional y quien, lamentablemente, fue el primer galeno que falleció debido al COVID-19, expresó su agradecimiento al Colegio Médico por esta instancia que permite recordar a quienes se entregaron por completo al cuidado de los pacientes, enfrentando con  altruismo la posibilidad de contraer el virus, que en esos momentos mantenía una alta letalidad.

“Para nosotros fue bastante emotivo. Cuando murió mi papá nos dijeron que se iba a hacer este homenaje. Y por diversas razones se postergó, pero fue muy emocionante cuando nos llamaron para que asistiéramos.  Es emocionante poder ver reflejado en algo material, como un árbol, que además tiene vida y que va a crecer y dar frutos… Es como ver la huella de enseñanza de mi papá”, indicó Paula.

Asimismo, Paula Sánchez, agregó que “para mí es bien evocativo todo esto, porque él fue el primero en fallecer. Por lo mismo, es una forma de perpetuar toda su vocación, todo el amor que tenía por la profesión, por el servicio hacia los demás. En ese sentido, es un símbolo súper precioso en sí”.

Finalmente, destacó que su padre era un hombre “silencioso, humilde y muy trabajador. Diría que fue brillante, tanto intelectualmente como en sus relaciones sociales. La gente que lo conocía lo estimaba mucho. Era capaz de generar lazos de amistad muy profundos; era una persona muy tranquila y bondadosa. Él emitía mucha paz. Sin ser de piel era muy cariñoso. Me gustaría que lo recordaran como una gran persona y, por ende, un gran médico. A él siempre le gustó trabajar en el servicio público, estuvo por más de 30 años en el Hospital Dr. Sótero del Río”, reflexiona.

El segundo médico que falleció en estas instancias fue el Dr. Guillermo Solar Oyanedel, reconocido por su importante aporte como coordinador nacional de la Compin en la década del ‘90 y su trabajo en el Servicio de Salud Metropolitano Occidente. Su hija, Cecilia Solar, calificó a su padre como un héroe por entregar su vida por sus pacientes. Sobre la ceremonia que efectuó el Colegio Médico, declaró que “para mí fue fuerte la verdad. Fue un acto que me hizo falta durante mucho tiempo. Yo soy su única hija, la relación que tenía con mi papá era muy particular, porque éramos amigos. Era un pilar fundamental en mi vida. Fue doloroso haber vivido su muerte sin nadie y sin nada, porque mi papá fue el segundo médico que murió. Yo estuve sola. No pude verlo, no pude tocarlo, no pude cerciorarme de que era mi papá. Me hicieron firmar un recibo conforme”, recuerda.

“Creo que este homenaje a una le da más tranquilidad. Es como decir, hizo lo que tenía que hacer y lo reconocen por esto. O sea, no evita que uno diga pucha, ¿por qué no dejó de trabajar?, ¿por qué tuvo que exponerse así?, ¿por qué? Y claro, finalmente te hace ver que en realidad lo hizo por su vocación y que también hay otra gente que así lo recuerda y así lo agradece. Eso a uno le da un poco de paz. Este homenaje fue como haber tenido finalmente un entierro, un funeral”, sostuvo la hija del Dr. Solar.

Para Cecilia, esta ceremonia fue más que un tema simbólico.“Ha permitido cerrar ese círculo, pues no solamente se transformó en un acto de sanar el dolor. Por mi parte, siempre estaré orgullosa de quién es mi papá, de quien fue mi papá y de todos los médicos. Él es un héroe”, acotó.

En el caso del geriatra, Dr. Luis Guillermo Voigt, se destaca su preocupación incondicional por sus pacientes mayores y por su “familia hípica”. Su hijo Hans manifestó que “para nuestra familia ha sido muy significativo el homenaje que el COLMED ha realizado en memoria de los médicos caídos durante la pandemia, destacando muy profundamente el sentido de responsabilidad, servicio y amor a los demás que se asoma tras el sacrificio de cada uno de ellos. Ha sido especialmente emocionante encontrarnos con otras familias, con quienes hemos tenido la oportunidad de compartir un momento de comunión espiritual en el recuerdo de nuestros seres queridos”.

Respecto de la forma cómo le gustaría que fuese recordar su padre, sin pensarlo, señala que “recordar su maravillosa generosidad y entrega a los demás, manifestada diariamente en el infinito amor que profesaba a sus pacientes, quienes le reconocieron con muestras de cariño y agradecimiento durante toda su vida profesional. Fue un médico a la antigua, el médico del barrio Independencia y de sus jubilados del Hipódromo. Atendía gratis si era necesario y siempre estaba disponible para quien lo requería. Nuestro recuerdo está lleno de orgullo y admiración por su calidad humana y profesional, pero, sobre todo, inundado de amor profundo por un papá que siempre estuvo para nosotros y lo seguirá estando. Esperamos que aquel Peumo, su árbol, sea un recuerdo que celebre la vida. La misma que dedicaron hasta el último aliento por sus pacientes”. Concluyó Hans Voigt.

Cabe recordar, que esta pandemia cobró la vida de más de 61 mil compatriotas, desde que se identificó en Chile el primer caso el 3 de marzo de 2020. Recién tres años después, la ministra de Salud, Dra. Ximena Aguilera, informó el 9 de mayo del 2023, que no se registraron fallecidos por causas asociadas al virus SARS-CoV-2 en el territorio nacional.

En recuerdo de los 34 profesionales que fallecieron en pandemia

Dr. René Sánchez Bascuñán

Dr. Guillermo Solar Oyanedel

Dr. Pablo Frindt Franco

Dr. Juan Carlos Carvajal Flores

Dr. Patricio Morales González

Dr. Guillermo Merino Hinrichsen

Dr. Ernesto Vergara Lamas

Dr. Hernán Cabello Pacheco

Dr. Ricardo Tobar Herrera

Dr. Edmundo Rangel Farías

Dr. Cristhian Balladares Holguín

Dr. Miguel Viso González

Dr. Luis Guillermo Voigt Julio

Dr. Winston Robertson Craig-Christie

Dr. René Panozo Villarroel

Dr. Duval Aguirre Guzmán

Dr. José Daniel Pantoja Rivera

Dra. Carol Ortiz Gutiérrez

Dr. Rodrigo Figueroa Madariaga

Dr. Jesús Enrique Quintero Cartalla

Dr. Andrés Boltansky Brenner

Dr. Pedro Mendoza Gonzáles

Dr. Carlos Grant del Río

Dr. Hans Harbst Arriagada

Dr. Isauro Suárez Cardemil

Dr. Francisco Briceño Núñez

Dr. Leopoldo Manríquez Silva

Dr. Iván Nazarala Rodríguez

Dra. Claudia López Díaz

Dra. Alicia Canales Villegas

Dr. Eugenio Fuenzalida Labarca

Dr. Jaime Ulloa García

Dr. Hernán Álvarez Adriazola

Dr. Héctor Olguín Álvarez