Ejecutivo retiró indicaciones al proyecto: ¿Cómo aprovechar esta nueva oportunidad?

129

El pasado 8 de julio, el Presidente de la República, Gabriel Boric, envió a la Cámara de Diputadas y Diputados un oficio en el que solicitó eliminar las indicaciones al proyecto de Ley que modifica que Libro V del Código Sanitario, dando cumplimiento a un compromiso asumido desde el Minsal con los profesionales y técnicos de la salud, con lo que vuelve la posibilidad de generar un proyecto de consenso para regular el ejercicio de las carreras de la salud durante los próximos años.

Por: Daniela Zúñiga Ríos


 

El 22 de mayo se cumplieron 104 años desde la promulgación de la Ley Nº 3.385, que creó el Código Sanitario de Chile. Este texto legal se modificó posteriormente en dos ocasiones, con el DFL Nº 226 de 1931, y luego con el DFL Nº725 de 1968, que rige hasta la actualidad, con 182 artículos y uno transitorio, agrupados en 10 libros.

Casi 50 años después, en 2017, el Ministerio de Salud, en ese entonces liderado por la Dra. Carmen Castillo, convocó a los Colegios Profesionales de la Salud para actualizar disposiciones del Libro V “Del ejercicio de la medicina y profesiones afines”, para incorporar aquellas que no estaban incluidas.

Posteriormente, en diciembre de 2018, el Dr. Emilio Santelices, anunció la conformación una nueva comisión de trabajo, esta vez integrada por representantes de carreras de la salud de distintas universidades, más un comité asesor con representantes de los colegios profesionales –entre ellos el COLMED-, para abordar la actualización de este referente legal, que tenía la tarea de “proponer un nuevo marco regulatorio para el quehacer de las profesiones de la salud, que contenga los desafíos de la práctica de los profesionales de la salud, para garantizar la calidad de la atención y la eficiencia del sistema de salud chileno”. En enero de 2020, la Comisión entregó su informe al ministro de ese entonces, Dr. Jaime Mañalich, el cual, a grandes rasgos, buscaba que todas las profesiones de la salud estuvieran incluías en la Ley.

Luego, el trabajo continuó con el Dr. Enrique Paris, a través de distintas reuniones, por lo que grande fue la sorpresa de los actores involucrados cuando el 9 de agosto de 2021, el Ejecutivo envió una indicación sustitutiva al proyecto de Ley de referencia –que reúne las distintas mociones parlamentarias presentadas sobre la materia-, que desconocía los planteamientos realizados desde las y los funcionarios sanitarios. La reacción por parte de los Colegios Profesionales de la Salud no tardó en esperar y mediante una declaración pública rechazaron la propuesta y solicitaron su retiro.

El abogado Jefe del Colegio Médico, Adelio Misseroni, explica que para el Gremio, los aspectos más negativos de estas indicaciones radicaban en “la liberación de prescripción de medicamentos de los profesionales de la salud, sin un estudio profundo para una medida de esa naturaleza, que significaba modificar, de alguna forma, el acto médico; que reafirmaba la existencia de numerosas vías de habilitación para médicos formados en el extranjero, para poder ejercer la medicina en el país, cuando nosotros creemos que debe haber una vía única, como ocurre en todos los países desarrollados, que debería ser el EUNACOM; y que no modificaba el sistema de control ético de las profesiones, cuando todos los modelos comparados que se tuvieron a la vista lo tienen como eje central”.

¿Qué dicen los involucrados?

Las actividades técnicas y profesionales de salud actualmente recogidas en el Código son: médicos cirujanos, psicólogos, enfermeras, tecnólogos médicos con mención en oftalmología, optómetras con título en el extranjero, cirujanos-dentistas, matronas, químicos-farmacéuticos y farmacéuticos.

Por ello, uno de los primeros consensos alcanzados por los colegios profesionales de la salud es que se debe incorporar a todo el equipo, incluyendo a técnicos en enfermería de nivel superior y auxiliares. Además, se debe establecer la exclusividad universitaria a todas las profesiones de la salud. Igualmente, hay acuerdo en que se deben definir adecuadamente las atribuciones y campos técnicos de las distintas profesiones y que no hay que dejar las descripciones de las profesiones vía reglamento; y en rechazar las autorizaciones especiales vía SEREMI de profesionales titulados en el extranjero.

El Dr. José Miguel Bernucci, en su rol de Secretario Nacional, ha representado al Colegio Médico en las distintas mesas que se han conformado con el Ministerio de Salud y pese a que han cambiado quienes han liderado estas distintas instancias, la solicitud desde el Gremio se ha mantenido. “Nuestro Colegio ha sido un activo partícipe en dichas negociaciones y por eso apenas supimos del envío de las indicaciones, solicitamos su retiro al Gobierno del Presidente Piñera, lo que, lamentablemente, no se concretó. Por eso, apenas comenzó el trabajo en esta materia con la nueva autoridad, le planteamos, junto a los otros colegios profesionales, la necesidad de retirar las actuales indicaciones, por lo que valoramos enormemente que este compromiso se haya cumplido”, señala.

“Esperamos que esta vez podamos llevar una excelente propuesta hacia el Parlamento para que se pueda poner al día la tan ansiada reforma a nuestro libro V”.

Dr. José Miguel Bernucci

Secretario Nacional COLMED

En esta línea, agrega que “esperamos que esta vez podamos llevar una excelente propuesta hacia el Parlamento para que se pueda poner al día la tan ansiada reforma a nuestro libro V”. Sin embargo, es enfático en aclarar que “las modificaciones se deben hacer con mirada sanitaria y no para ampliar el campo laboral de determinadas profesiones o garantizar exclusividad en determinadas áreas, pues eso puede significar mayores costos en salud. El nuevo Código debe responder a las necesidades de la población, no de los colegios ni para regular el ejercicio privado de las carreras de la salud o el exceso de profesionales que existen en nuestro país”.

La Presidenta de la Federación de Colegios Profesionales, Anita Román, agradece también esta iniciativa presidencial, puesto que “teníamos pocas esperanzas, por lo que significa hacer un retiro de indicaciones por parte del Ejecutivo, pero era necesario, ya que iba a estipular un nuevo modelo de salud, que no es para nada el modelo salubrista que hemos tenido históricamente en Chile”.

Y respecto a los errores que no deberían volver a repetirse como resultado de esta nueva mesa de trabajo, la expresidenta del Colegio de Matronas considera que “no debe interpretarse el Código Sanitario como algo que no es. Tiene que ver con los temas sanitarios, que son la base para que el Ministerio de Educación autorice los planes de formación de los profesionales de la salud, pero no es el encargado de hacer los planes educativos. Además, las nuevas indicaciones sustitutivas deben definir las áreas disciplinares de cada una de las personas que trabaja en salud, en términos de lo que le corresponde hacer y que no puede hacer otro profesional. Además, de contener lo que significa la formación de pregrado. No se le pueden dar atribuciones a personas que no tienen la formación de pregrado en algunas áreas”.

“Era necesario este retiro, ya que iba a estipular un nuevo modelo de salud, que no es para nada el modelo salubrista que hemos tenido históricamente en Chile”.

Anita Román

Pdta. Federación Colegios Profesionales

Por su parte, la Dra. Carmen Gloria Aylwin, Presidenta de ASOCIMED, señala que “estamos de acuerdo en que se requiere actualizar y modernizar el código sanitario para mejorar los estándares de salud que se ofrecen a la población. En ese sentido, nos preocupa que se sigan proponiendo cinco vías de validación del título de médico formado en el extranjero para ejercer en Chile, creemos que para eso están EUNACOM o CONACEM, en caso de especialidades. Tampoco se puede dejar a criterio de los SEREMI de Salud, directores de hospitales u otros la potestad de autorizar el ejercicio de la profesión médica si no se han demostrado estándares mínimos de calidad.  No hay duda de que eso pone en riesgo la salud de nuestros pacientes, lo que es nuestra principal preocupación. El nuevo Código Santario debe avanzar en la calidad de la profesión médica, no retroceder”.

“Las competencias de los diferentes integrantes del equipo de salud deben estar delimitadas en sus atribuciones, limitaciones, campos técnicos”.

Dra. Carmen Gloria Aylwin

Presidenta ASOCIMED

Igualmente, coincide en que “las competencias de los diferentes integrantes del equipo de salud deben estar delimitadas en sus atribuciones, limitaciones, campos técnicos, etc. Si se autoriza a un profesional no médico una determinada acción que anteriormente se establecía como propia de la medicina, debe quedar muy bien definido y delimitado, establecer la obligatoriedad de protocolos, las competencias que debe cumplir el profesional, como también mecanismos de control. Por lo mismo es fundamental la formación universitaria para todos los profesionales de la salud”.